23 julio, 2021

El cuestionado paso de la multinacional Cemex por el Cesar

La multinacional Cemex ha estado al frente de proyectos de viviendas de interés social en más de cuatro municipios del Cesar, en los cuales se ha presentado tardanza en la construcción de algunos complejos habitacionales.

La constructora de origen mexicano ha liderado proyectos de viviendas en más de cinco municipios del Cesar. 

FOTO: CORTESÍA.

Un alto porcentaje de beneficiados de los programas de vivienda de Interés Social Prioritario para Ahorradores, VIPA, en el departamento del Cesar han denunciado en los últimos años las malas condiciones en las infraestructuras de las casas que les fueron entregadas por medio de dicho programa. En casos más lamentables como en el municipio de Gamarra, 86 familias beneficiadas con el subsidio denunciaron que desde el 2014 están esperando la construcción de sus casas.

Estos programas fueron implementados en los municipios de San Alberto, Gamarra, Aguachica, Curumaní, Becerril, Astrea y San Diego para la construcción de 2.861 casas que prometían subsanar las necesidades de vivienda propia de las poblaciones vulnerables. En ese sentido, las familias podían adquirir las viviendas sin comprometer más del 30 % de sus ingresos en el pago de las cuotas del crédito que se les otorgaron para comprar sus casas.

Debido a lo ambicioso del programa, la inversión ascendía a más de $2 billones, sin embargo, la ejecución de estos proyectos habitacionales por medio de uniones temporales tuvo retrasos de uno a seis años por inconvenientes relacionados con el terreno donde se construirían y por la falta de aprobación jurídica de algunos proyectos que presentaron dificultades.

Uno de ellos fue el proyecto Nuevo Amanecer I y II en el municipio de Aguachica, el cual fue liderado por Cemex Colombia que contempló la construcción de 840 casas por un valor de $20.080 millones. En ese sentido, en julio del 2018, el exgobernador del Cesar, Franco Ovalle; el exalcalde de Aguachica, Henry Alí Montes; y los contratistas de Cemex inauguraron la obra a pesar de que el entonces secretario de Planeación Municipal, Roberto Lince, y varios expertos aseguraron que las casas se inundarían ante una fuerte precipitación.

La apreciación de Lince fue comprobada cuando a finales de marzo del 2019 una lluvia torrencial de más de dos horas provocó la inundación de las viviendas hasta el extremo de que el agua entró a los hogares de los ciudadanos. De acuerdo con Lince, las casas no estaban preparadas para las lluvias, por lo que desde el punto de vista profesional no hubiese recibido las viviendas, pero ya no era secretario de Planeación Municipal para ese entonces. 

Según conocedores del proyecto, antes de la entrega de las viviendas ya se contemplaba la inundación de las casas porque en abril del 2018, cuatro meses antes de ser habitadas, se presentaron lluvias que evidenciaron la ausencia de un adecuado drenaje urbano.

ESTUDIOS QUE ADVIRTIERON

El exsecretario de Planeación Municipal, Roberto Lince, envío un acta al arquitecto de Cemex Colombia S.A.S en la que relató que no se debían expedir los certificados de ocupación de 456 casas de 19 manzanas de la urbanización Nuevo Amanecer por estar construidas debajo de la vía y presentar irregularidades en su edificación.

En una revisión se determinó que más de 100 viviendas registraban fisuras en el piso y alrededor de 25 casas de tres manzanas presentaban un alto riesgo de inundación. De acuerdo con los beneficiarios de las viviendas, algunas fueron construidas con redes subterráneas deficientes.

Por otro lado, en el municipio de Gamarra las 10 hectáreas destinadas para la construcción de 416 casas de la urbanización Divino Niño también tuvieron inconvenientes.  En ese orden de ideas, en febrero de 2015, Cemex Colombia le presentó a Findeter modificaciones al proyecto de vivienda debido a que en el terreno destinado para la urbanización encontraron hallazgos geológicos desfavorables. Dicha propuesta no fue aprobada por el comité técnico, según la Corte Suprema de Justicia.

Sin embargo, se inició la construcción de las 416 viviendas, de las cuales 86 quedaron por fuera porque el terreno no era el más adecuado para la totalidad del proyecto; así lo aseguró Sandra Eljach, personera de Gamarra. Para subsanar ese error, el municipio cedió un nuevo lote ubicado en las inmediaciones de la urbanización Villa Molina, en el cual se llevaría la construcción de las casas, pero hasta la fecha ese proyecto no ha iniciado.

VOZ DEL DEPARTAMENTO

Al respecto, la secretaria de Infraestructura del Cesar, Esther Mendoza, comentó que el pasado 15 de julio Cemex Colombia les entregó los planos urbanísticos que están en proceso de revisión. Explicó que el Ministerio lo revisará y luego Findeter hará el proceso de aprobación para que sean suministrados los recursos y se proceda a la construcción de las casas.

SILENCIO DE CEMEX

El diario EL PILÓN intentó comunicarse con Cemex Colombia para conocer si la constructora tiene conocimiento de las denuncias de los beneficiados, pero resultó infructuoso. 

POR: Namieh Baute Barrios / EL PILÓN.