7 febrero, 2020

El Cesar está libre de fiebre aftosa con vacunación

El pasado jueves la Organización Mundial de Sanidad Animal informó al ministro de Agricultura, Andrés Valencia Pinzón, que Colombia recuperó nuevamente su estatus sanitario de país libre de fiebre aftosa con vacunación.

FOTO/ARCHIVO.

Este jueves la Organización Mundial de Sanidad Animal informó al ministro de Agricultura, Andrés Valencia Pinzón, que Colombia recuperó nuevamente su estatus sanitario de país libre de fiebre aftosa con vacunación.

Dicha noticia fue dada a la opinión pública por el ministro en compañía del presidente de la República, Iván Duque, desde el municipio de El Paujil, en el departamento del Caquetá.

Pinzón señaló que ahora que el país contaba con la documentación pertinente que demostraba que estaba libre de la fiebre aftosa, las exportaciones del campo de la ganadería aumentarán y se hará una promoción por los países del mundo para ofertar la carne colombiana para expandir el comercio internacional y recuperar el flujo económico en este sector, que desde el 2018 disminuyó cuando la OIE suspendió el estatus ese año a raíz del hallazgo de brotes de la enfermedad en fincas de Sogamoso, Boyacá; San Diego, Cesar, Maicao, y La Guajira.

Oscar Daza Laverde, presidente de la junta directiva de Fedegán, comentó que llena de alegría y satisfacción a los ganaderos del departamento que se haya recuperado el estatus sanitario libre de aftosa porque les permite acceder en corto tiempo a los mercados internacionales, porque junto con el departamento de Córdoba, Sucre y Magdalena exportan una amplia cantidad de animales que producen ganancias para los trabajadores de la región.

El directivo asegura que el Cesar se encuentra entre el quinto y sexto puesto en el inventario ganadero de la nación lo cual expone que el departamento es de gran importancia en el mercado agropecuario del país.

Comenta que en un corto tiempo se podrán recuperar los precios justos para la comercialización de estos animales porque actualmente son bajos a raíz de la poca demanda de los productos cárnicos por los problemas sanitarios que se presentaron en los últimos años.

Hace seis meses el kilo de carne de res ofertado en las fincas de la región tenía un precio de entre $ 4.500 y $ 4.300, pero estos valores han disminuido considerablemente según Daza. Actualmente el kilo cuesta entre $ 3.900 y $ 4.000, debido a la baja demanda.

El presidente de Fedegán asegura que con la recuperación del estatuto sanitario es posible que los precios se recuperen, aumente la venta de la carne y los ganaderos puedan volver a trabajar productivamente obteniendo el recurso económico justo por su trabajo.

POR: NAMIEH BAUTE BARRIOS / EL PILÓN
NAMIEHDAYANA@GMAIL.COM