Publicidad
Cultura - 28 julio, 2022

Duque en Patillal: además de exaltar artistas, presentó informe y cantó ‘La Patillalera’ 

La visita presidencial a Patillal no pasó desapercibida a nivel nacional -y en redes- por cuenta del atrevimiento del presidente Duque de cantar 'La Patillalera’, junto a los homenajeados

DUQUE se dejó contagiar del acordeón de Granados y terminó cantando ‘La Patillalera’ junto a Rafael Manjarrez, Iván Villazón y Silvio Brito.  Las imágenes se viralizaron en redes y surgió la polémica./ FOTO: JOAQUÍN RAMÍREZ.
DUQUE se dejó contagiar del acordeón de Granados y terminó cantando ‘La Patillalera’ junto a Rafael Manjarrez, Iván Villazón y Silvio Brito. Las imágenes se viralizaron en redes y surgió la polémica./ FOTO: JOAQUÍN RAMÍREZ.

A las seis de la tarde del miércoles pasado arribó el presidente Iván Duque a la plaza de Patillal, ‘Tierra de compositores’, cuna de creadores de la música vallenata como el maestro Escalona.

El mandatario de los colombianos llegó a este corregimiento de Valledupar con el fin de homenajear a los principales cantautores y juglares de la música vallenata, además de presentar, junto a Mincultura, el Informe de ‘Caracterización del Sector Vallenato en Colombia’.

Al acto asistió, acompañado en tarima, de la ministra de Cultura Angélica Mayolo, el alcalde de Valledupar Mello Castro González y el gobernador del Cesar Andrés Meza con el propósito de exaltar a varios de los más representativos exponentes y a quienes trabajan por impulsar este género.

La introducción musical estuvo a cargo de la Escuela Talento Vallenato ‘Rafael Escalona’, que dio apertura al acto entonando el himno nacional y también interpretó el paseo ‘El pollo vallenato’.

La primera en hablar fue la ministra de Cultura, quien presentó el Informe de Caracterización del Sector Vallenato en Colombia, “un diagnóstico del ecosistema de la música vallenata, en el que se definen políticas públicas locales, regionales y nacionales para avanzar en el fortalecimiento de esta expresión musical”.

Luego, empezaron los reconocimientos.  El primero en recibir de parte de Duque la Orden Nacional al Mérito, en el grado de Gran Oficial por su trayectoria musical, fue el maestro y compositor Gustavo Gutiérrez.  En su orden siguieron Marciano Martínez, Beto Murgas, Iván Ovalle, Jose Alfonso ‘Chiche’ Maestre y Rafael Manjarrez, en la categoría de creadores musicales.

Seguidamente, recibieron la exaltación: Iván Villazón, Jorge Celedón y  Silvio Brito.   También: Gerardo Rodríguez ‘Jerau’ y Juan Manuel Pérez ‘El catedrático’. 

Me alegra estar acá con un todo equipo de gobierno para honrar a la música vallenata como patrimonio de la humanidad, como patrimonio de la cultura y demostrando que fue en nuestro gobierno donde la ciudad de Valledupar se elevó a la categoría de ciudad global creativa de la música, para ponerla en los ojos del mundo entero”, manifestó Duque en un discurso cuyo final fue aplaudido por los asistentes a la plaza Fredy Molina.

El acordeón del vigente Rey de Reyes, Almes Granados, le puso la nota musical final al evento con la interpretación de varios éxitos del folclor en la voz de cantantes y compositores. ‘No voy a Patillal’ y ‘Recuerdos de mi tierra’, hicieron parte del improvisado repertorio.      

DUQUE HOMENAJEÓ en Patillal a los principales cantautores y juglares de la música vallenata. El maestro Gustavo Gutiérrez fue el primer exaltado./ FOTO: JOAQUÍN RAMÍREZ.

EL POLÉMICO CANTO DE DUQUE

Al final del acto, surgiría el episodio que generaría polémica a nivel nacional, sobre todo en redes sociales. Los artistas vallenatos convencieron al presidente Duque -que se mostró renuente al principio- de unirse a cantar uno de los éxitos más representativos de la región, La Patillalera de Rafael Escalona.

Sin embargo, cedió al furor del acordeón de Granados y terminó entonando el icónico tema junto a Rafael Manjarrez, Iván Villazón y compañía.

La jornada de Duque en Patillal terminó con una señal de parte de su equipo de seguridad que significaba que debía salir del corregimiento para dirigirse a la capital del Cesar donde lo esperaba la cúpula policial. 

POR JOSÉ ALEJANDRO MARTÍNEZ / EL PILÓN