27 junio, 2019

Director de Invías llegó a La Guajira y busca ‘conjurar’ el paro

Doce puntos de la vía Riohacha - Valledupar continúan bloqueados en el tercer día del paro cívico de transportadores.

El director nacional de Invías, Juan Esteban Gil, mantiene un encuentro con los transportadores en Fonseca, quienes completan tres días de paro cívico por el mal estado de la carretera, por lo que esta permanece cerrada en 12 puntos del sur y centro de La Guajira.

A su llegada a uno de los puntos de bloqueo y antes de dirigirse a la sede de la Universidad de La Guajira en Fonseca, donde se llevan a cabo las reuniones, el funcionario dialogó con un grupo de manifestantes y les expresó su voluntad de encontrar solución a los problemas que se viene presentando en el departamento desde hace varios años.

“Queremos y es el propósito mío mejorar la vía, créanme que tengo un compromiso absoluto. Yo tengo que responder por lo que he recibido de la entidad. Sé que durante un tiempo no le han hecho inversiones a la vía y que la carretera está llena de huecos, nos estamos poniendo en riesgo, hemos perdido varias vidas humanas y no podemos seguir así. Es el propósito mío y el compromiso mío”, expresó el funcionario.

Agregó que en julio espera adjudicar el primer contrato para garantizar que la vía no tenga más huecos.

“Podemos hacer dos cosas: tapar los huecos o hacer un arreglo estructural y eso es lo que vamos a hacer, porque queremos que sea algo durable y que en primera instancia garantice que la vía está buena. Por eso, con recursos de este año y los del otro año queremos garantizar que la vía esté en buen estado”, dijo.

En cuanto al tema del peaje de San Juan el director explicó que el 13 de marzo se comprometió con bajar la tarifa del peaje y lo cumplió de acuerdo a lo que le permite la ley, causando el reproche de los manifestantes, quienes alegan que el costo sigue siendo elevado y no se han invertido esos recursos para el mejoramiento de la carretera.

Entre tanto, los transportadores exigen que se hagan el reemplazo de toda la malla vial y que no se solucione con arreglos a corto plazo.

“La carretera no aguanta un parche más, queremos que se haga todo el levantamiento de la vía y la banca también. Son 120 kilómetros de carretera que hay que mejorar”, dijo uno de los líderes de la protesta.