Publicidad
Historias - 9 febrero, 2022

Día del Periodista en Colombia: Momento para reflexionar sobre el futuro de este oficio

Es la fecha para hacer un cordial llamado a la unidad, al final, todos hacemos parte de un gremio que buscará no sucumbir a los desafíos de la modernidad.

Los periodistas celebran su día el 9 de febrero, a pesar de que esa fecha fue modificada por la Ley 918 de 2004 y en consecuencia se estableció el 4 de agosto.
Los periodistas celebran su día el 9 de febrero, a pesar de que esa fecha fue modificada por la Ley 918 de 2004 y en consecuencia se estableció el 4 de agosto.

Desde que empecé a interesarme por el tema de las comunicaciones en general, y fue mucho después de oír como todas las mañanas mi señor padre, Darío Alfonso Leguízamo Royeth, dedicaba un comentario en voz alta a las noticias que emitía un señor de nombre Yamid Amat, a través de Caracol Radio, me convenzo cada día más que el papel de los periodistas y comunicadores sociales en el trabajo coyuntural de construir Nación ha perdido vigencia.

Empiezo por decir que la mayoría, y allí por supuesto me incluyo, nos dejamos absorber por la eterna discusión de si la fecha tradicional de la celebración de nuestro día debe mantenerse en el 9 de Febrero, o debemos aceptar la impuesta por la Ley 918 de 2004, o sea, el 4 de Agosto, aprobada por el Congreso de la República y donde se especifica que la misma fue hecha “con meros propósitos declarativos, para la protección laboral y social de la actividad periodística y de comunicación, a fin de garantizar su libertad e independencia profesional”.

Particularmente, estoy convencido que el momento histórico del surgimiento de la fecha tradicional reviste un momento cumbre de nuestra historia, cuando el 9 de febrero de 1791 salió a la opinión pública el periódico de la ciudad capital, Papel Periódico de Santa Fe de Bogotá, dirigido en ese momento por el literato cubano Manuel del Socorro Rodríguez.  

¿EN CUÁL FECHA DEBEMOS CELEBRAR?

Con el pasar de los años, y tomando como ejemplo las innumerables celebraciones que se mantienen el día 9 de febrero, podemos deducir que la nueva fecha impuesta por la Ley 918 de 2004 no ha sido aceptada por los gremios y demás organizaciones de la comunicación en Colombia, pero como vivimos y tratamos de convivir en un País lleno de leyes obsoletas, muchos estamentos del sector oficial insisten en darle rimbombancia a la celebración del día 4 de Agosto.   

Sin buscarle muchos argumentos a una ‘Verdad Verdadera’, siempre he percibido que la mayoría de colegas y personas de diversas profesiones vinculadas al gremio de las comunicaciones, se sienten más a gusto con la fecha de febrero, y con mayor razón en un año como el que está corriendo (2022), porque los ‘Paladines de la Democracia’, entiéndase, aspirantes al Congreso de la República, harán hasta lo indecible para atender a los trabajadores y obreros de la comunicación en la citada fecha.

Casi dieciocho años han pasado desde la promulgación de la Ley 918 de 2004, sancionada un 15 de diciembre del citado año por un mandatario que puso de moda un concepto de ‘Seguridad Democrática’, que hoy todavía suscita unas fuertes discusiones por parte de los diversos sectores del pensamiento político en Colombia. Dieciocho años durante los cuales la brecha entre diversos sectores de la comunicación se ha convertido en un abismo que cada día es más difícil de intentar unir.

Retos de los periodistas y comunicadores en Colombia 

Al margen de una realidad que lamentablemente nos muestra como muchos de los colegas y las colegas, comunicadores y comunicadoras, padecen situaciones de desidia y falta de solidaridad en sus últimos momentos, pienso que la nueva Ley del Periodismo en Colombia sirvió para hacer más profundas unas brechas que ya existían, pero a las que nadie les dedicaba algo de su valioso tiempo.

Celebro que la actividad de la comunicación, la información, el diseño de estrategias y muchas otras ramas más que nacieron de la actividad periodística, hayan servido para que muchos y muchas colegas hayan pasado de las cabinas de radio, salas de redacción y sets de televisión, a las embajadas, consulados y hasta oficinas de asesores del Alto Gobierno. Que no se diga después, que “todo buen obrero no es digno de su salario”. 

Hoy, 9 de Febrero, fecha tradicional del Día del Periodista en Colombia, no me resta más que hacer un cordial llamado a la unidad, al final, todos y todas hacemos parte de un gremio que buscará no sucumbir a los desafíos de la modernidad, la desaparición de los medios tradicionales y el aumento progresivo de una modernidad informativa que cada día necesitará menos de las personas a quienes nos gusta la objetividad, el arte de escudriñar e informar sobre situaciones concretas de nuestro diario acontecer. 

Por Richard Leguízamo Peñate

Fiscal – Periodistas Asociados del Cesar – PAC