Publicidad
Comunidad - 24 enero, 2023

Denuncian presuntas irregularidades en obras de remodelación de plaza en La Paz

En redes sociales los comentarios de decenas de habitantes de La Paz dejan entrever la preocupación por la forma en que se están administrando los recursos y desarrollando las obras en la localidad.

Plaza Olaya Herrera, de La Paz, Cesar. FOTO: CORTESÍA.
Plaza Olaya Herrera, de La Paz, Cesar. FOTO: CORTESÍA.

Semanas después de haberse entregado la obra correspondiente a la adecuación de la plaza Olaya Herrera y remodelación de la tarima Jorge Oñate por parte de la actual administración del municipio de La Paz, habitantes denuncian, a través de redes sociales, el estado deficiente en que se encuentran varios de los materiales utilizados para la infraestructura del lugar, entre ellos la cubierta de la tarima. 

El valor inicial de esta licitación de obra pública, adjudicada en marzo de 2022, superó los 1.100 millones de pesos y posteriormente tuvo una adición de 250 millones de pesos, según la Secretaría de Planeación.

El secretario de Planeación Municipal, Franklin Torres, sostuvo a EL PILÓN que: “El tema de la lámina que se levantó es porque hacía falta un tornillo que habría sido desajustado por las brisas fuertes que pegan aquí. Ya eso se corrigió. Se trajo a la empresa contratista, que es de Barranquilla, que había instalado eso para que corrigiera el levantamiento de la cubierta de la tarima”.

En la red social Facebook, los comentarios de decenas de habitantes de La Paz dejan entrever la preocupación por la forma en que se están administrando los recursos y desarrollando las obras en la localidad. Algunos recalcan que es una problemática histórica. 

“Han pasado muchas irregularidades en nuestro pueblo y no es desde ahora. Hoy el nuevo millonario es el mandatario de turno. Demos a conocer el detrimento existente en la obra de la plaza ante los ojos del alcalde, para que se haga efectiva la póliza y se puedan arreglar los daños. Todo contrato tiene una póliza que responde por los riesgos y esta tiene un tiempo de ejecución después de terminado el contrato. Si el alcalde omite el detrimento, ahí sí cabe una demanda, comenta el ciudadano Marino Zuleta. 

A su vez el habitante Alex Calderón, dijo: “Pintaron las barandas y ya están peladas; quiere decir que no las lijaron y no les echaron anticorrosivo. Sacaron muchos árboles que sombreaban las sillas para descansar, mismas que también se llevaron. Casi la totalidad del piso quedó y cambiaron los tablones por unos pálidos que no le dan vistosidad y armonía a la plazoleta. Las rampas quedaron sin presencia, más parecen los hormigones de una rústica carretera. Esa obra no tiene vida, está en blanco y negro”, indicó Calderón. 

Finalmente, Diomar Gutiérrez, escribió: “Ni un mes de entregada la obra de la plaza y miren el estado del techo, más de mil millones para quedar esto así. ¿Dónde está la veeduría de esta obra? ¿Dónde están los señores entes de control? Hay que averiguar la calidad de estos materiales”.

ALEXANDER GUTIÉRREZ/ EL PILÓN