16 diciembre, 2020

Delincuencia y drogadicción se apoderan del parque ‘Semilleros de Paz’ en Valledupar

El espacio de recreación y deportes que beneficiaría a más de 7.000 personas, como ocurre con la mayoría de parques en la ciudad, es visitado constantemente por consumidores de estupefacientes.

El parque 'Semilleros de Paz' fue inaugurado el 15 de noviembre del año en curso.

FOTO/CORTESÍA.

Lo que parecía ser la solución a los problemas de delincuencia y mal uso del tiempo libre por los jóvenes en el sector del Nando Marín tras la construcción del parque ‘Semilleros de Paz’, se convirtió en un dolor de cabeza, según señalan los habitantes y visitantes.

Lee también: ¿Es posible construir un nuevo mercado público para Valledupar?

A poco más de un mes de su inauguración el espacio recreodeportivo lentamente se ha convertido en “expendio de alucinógenos”. Además, el irrespeto a quienes llegan a disfrutar de los escenarios deportivos y los juegos lúdicos va en aumento.

Es increíble que apenas en un mes el parque ya esté convertido en centro de reunión para los delincuentes. No pensamos que con la construcción del parque las cosas iban a empeorar porque realmente no están valorando lo que se les entrega; no se ha podido erradicar esa cultura de atentar contra los espacios de recreación”, comentó Durleys Cotes, habitante del barrio Chiriquí.

EL DEPORTE PIERDE TERRENO

El entrenador de fútbol, Amed Flores, aseguró que en ocasiones, al llegar a entrenar, se encontraba con colillas de cigarrillos y envolturas de sustancias alucinógenas, situación que lo obligó a tomar la decisión de suspender los entrenamientos con los menores de edad hasta que la situación en el parque mejore.

Cuando pusieron la primera piedra en el parque de Nando Marín dije que prestaran más atención a la situación del ‘Semilleros de Paz’, puesto que los problemas sociales se veían venir, pero no pasó nada y ahora la comunidad es la más afectada por causa de esos muchachos que no llegan a jugar sino a consumir drogas”, dijo el entrenador.

Por último, el entrenador y líder deportivo del sector hizo un llamado a las autoridades para que realicen el acompañamiento al cuidado de este escenario recreo deportivo. “En el evento de Nando Marín (puesta de la primera piedra del polideportivo) el alcalde Mello Castro habló de reforzar la seguridad  y el secretario de Gobierno dijo que estarían pendiente de los llamados que realice la comunidad. Vemos que el tiempo ha pasado y si, entregaron el parque, pero debe existir un acompañamiento de la fuerza pública o por lo menos hacer rondas como sucede en otros escenarios de la ciudad”.

No dejes de leer: No hubo acuerdo: bomberos de Valledupar continuarán con el plantón

Entre tanto, el teniente coronel Miguel Carvajal, comandante operativo de Policía Cesar, señaló: “La Policía Nacional siempre hace presencia en los parques y zonas comunes de la ciudad”. Así mismo, agregó que se mantienen las reacciones policiales en estos lugares,  así como diferentes apoyos tanto con personal administrativo como con auxiliares de policía.

Este proyecto, considerado de alto impacto para la comunidad de la zona sur de Valledupar, tuvo una inversión superior a los 974 millones de pesos para beneficio de por lo menos 7.600 habitantes de Nando Marín, Chiriquí, Lorenzo Morales y otros sectores aledaños.

POR: ROBERT CADAVID / EL PILÓN
Cadavidrobert31@gmail.com