28 mayo, 2020

¿Crear la Oficina del río Guatapurí? Ingenieros lanzan propuesta para salvar el afluente

¿Cuáles serían sus funciones? El primer objetivo sería garantizar la conservación y sostenimiento del río Guatapurí desde su nacimiento en la laguna Curigua hasta el tramo ubicado en el sector del vivero municipal.

El río Guatapurí es el principal afluente de la ciudad. 

FOTO/JOAQUÍN RAMÍREZ.

Un grupo de profesionales presentaron ante las autoridades locales el ‘Plan de Acción Integral de Recuperación y Conservación del río Guatapurícon el fin de recuperar la principal fuente hídrica de la ciudad, su dinámica fluvial y su régimen hídrico.

Lee también: ¿Llegó el final del río Guatapurí?

Dentro del plan incluyeron varias propuestas, una de ellas fue la creación de la Oficina local del río Guatapurí. La idea es que esta oficina, pública y centralizada,  maneje únicamente programas o proyectos relacionados con la conservación y sostenimiento del tramo turístico del afluente más importante de la ciudad.

¿Cuáles serían sus funciones? El primer objetivo sería garantizar la conservación y sostenimiento del río Guatapurí desde su nacimiento en la laguna Curigua en la Sierra Nevada de Santa Marta sobre los 4.400 metros sobre el nivel del mar, hasta el tramo ubicado en el sector del vivero municipal.

La Oficina supervisará y realizará seguimiento a todos los temas exclusivos de la conservación del río Guatapurí en toda la zona delimitada que cruza el río en el municipio de Valledupar.  Además de eso deberá garantizar toda la gestión turística y comercial en la zona donde se ejerce turismo en el río”, explicó Luis Morales, quien es ingeniero Ambiental de la Universidad Popular del Cesar y  director del Equipo por un Ambiente Sano.

No dejes de leer: Río Guatapurí después de la pandemia

En ese sentido, otra de las funciones de esa Oficina seríagestionar ante el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo    la certificación turística del río Guatapurí para el sector que va desde el puente Hurtado hasta playa Maravilla, garantizando con esto inversión financiera nacional e internacional en el futuro.

FALTA DE LLUVIA Y CULTURA

Pero todo nace porque como en cada verano, a comienzos de este año la Empresa de Servicios Públicos de Valledupar, Emdupar,  decretó la alerta amarilla por el bajo nivel del cauce y la fuertes sequías que se presentaron en la cuenca alta y media del río Guatapurí, a esto se le debe sumar, explica el informe, el inminente descuido por parte de las autoridades en algunos tramos correspondientes al río Guatapurí donde la socavación, la erosión, sedimentación, deforestación, la quema indiscriminada en los márgenes y el uso irracional del agua ponen en riesgo su sostenibilidad.

Pero como todo empieza por la cultura, se incluyó dentro de las propuestas establecer un programa de comunicación, educación y cultura ambiental dirigido a la población del casco urbano y rural, pequeñas, medianas y grandes empresas e instituciones públicas y privadas con el fin de cumplir los objetivos para el cuidado del río.

Pero, ¿cómo se financiarían todas estas actividades que buscan la sostenibilidad del río? Según el Plan de Acción  Integral de Recuperación y Conservación del río Guatapurí su materialización depende de la financiación de las empresas privadas locales, regionales, nacionales y multinacionales que están obligadas por su responsabilidad social y ambiental a invertir en proyectos de control, conservación y recuperación de recursos naturales. Por supuesto, esto sumado al apoyo de la institucionalidad que tiene responsabilidad sobre el río.

Te puede interesar: “Dentro de dos años no se podrá obtener agua del río Guatapurí”: Miguel Ángel Sierra

¿QUÉ DICE LA ADMINISTRACIÓN?

Ante la propuesta presentada por los profesionales, la administración municipal, en este caso la Oficina de Planeación, aseguró que se revisaría la propuesta  considerando su viabilidad y elegibilidad financiera, y sería llevado a un primer comité de priorización donde se evaluaría su posible ejecución en favor de la conservación y recuperación del río Guatapurí.

POR: DEIVIS CARO/ EL PILÓN