Publicidad
Económicas - 18 agosto, 2022

Contexto mundial sobre la energía nuclear ¿pondrá en jaque al carbón colombiano? 

La Universidad de Cambridge público el estudio científico que nos explica el fundamentalismo como una suma de “memoria pobre”, “lentitud para procesar el cambio” y “tendencia a la impulsividad”. Fuente: ‘Extremistas’, de Ricardo Silva

Economías del mundo, decisiones sobre el uso de la energía nuclear.
Economías del mundo, decisiones sobre el uso de la energía nuclear.
Juan Daniel Angulo Argote.

Euronews anuncia: Alemania | Frente al chantaje ruso, el Gobierno reabre sus centrales nucleares, 29 de julio de 2022. Central nuclear alemana, que continuará abierta para frenar el chantaje de Rusia de reducir su suministro de gas. 

Ahora nos trasladamos al gigante asiático; China. Es la economía más productora y consumidora de carbón térmico de todo el planeta, y dentro de su agenda política de corto plazo, es aumentar la participación energética de la energía nuclear en su matriz. 

En 30 años, pasó de ser un principiante nuclear a potencia mundial, y aún no se detiene, ese es el pragmatismo del que tanto hablo. Hoy, ocupa el primer puesto en expansión nuclear de todas las economías del orbe. China sigue pisando el acelerador, poco a poco elimina toneladas del carbón de Australia y del resto del mundo.

Revisemos el panorama mundial sobre las decisiones actuales y futuras de la energía nuclear. (Ver Fotografía 1).

¿POR QUÉ?

Analicemos cuatros aspectos claves de la seguridad energética sustentable, entre ellas tenemos la energía nuclear: desde lo ambiental, social, económico y rol de los países que suministran las fuentes radioactivas.

  1. Ambiente: reducción del colapso climático

¿Cuántas toneladas de CO2 se emiten al producir un GWh de electricidad con diferentes fuentes de energía?

Carbón 820, gas natural 490, hidroeléctricas 34, solar 5, eólica 4 y energía nuclear 3.

Como vemos, la fuente de menor impacto ambiental es la energía nuclear. China ha multiplicado por más de diez su número de reactores desde el 2000 (existen 436 reactores operando en el mundo, distribuidos así: Asia con 144, África 2, Este de Europa y Rusia 53, América del Norte 113, América del Sur 5, Oeste y Europa Central 119). 

Las economías con mayores reactores en funcionamiento son: EE.UU., Francia, Japón y China. Los reactores nucleares generaron un total de 2653 TWh en 2021, 100 TWh más que los 2533 TWh en 2020. 

Actualmente existen diez inicios de construcción y seis reactores conectados a la red, el número total de unidades en construcción a finales de 2021 era de 53, cuatro más que a finales de 2020, distribuidas así: Asia (36), Este de Europa y Rusia (7), Norte América (2), Sur América (2), Oeste y Europa central (6). Fuente: World Nuclear Association, 2022. 

Y dentro de la taxonomía que planea el parlamento europeo, los científicos (un gremio decisivo en la toma de decisiones de las economías desarrolladas, en Colombia no se tiene presente a este gremio). Proponen la energía nuclear y gas como alternativas eco amigables “verdes”.

Estos científicos han demostrado las bondades ambientales, sociales, económicas y geopolíticas de la energía nuclear frente a los combustibles fósiles. La directriz de Europa es clara: tenemos que acelerar la descarbonización lo antes posible, lo de ahora es coyuntural, y estamos aunando todo lo necesario para lograrlo, y vamos activar los reactores nucleares existentes, y en plan de construir los necesarios para lograr la cero neutralidad de carbono.

  1. Social: preocupación por los efectos psicológicos que ha ocasionado la energía nuclear históricamente y el reciclaje de sus residuos

¿Cuántas muertes generan las diferentes fuentes de energía (por polución o accidentes) por cada TWh generado?

Carbón 32.7, petróleo 18.43, gas natural 2.82, hidroeléctrica 1.3, eólica 0.04, energía nuclear 0.03 y solar 0.02. Estos datos incluyen los accidentes de Fukushima y Chernóbil.

Todos recordamos la siguiente pregunta: ¿cuál es el medio de transporte más seguro? La respuesta no se hace esperar; el avión. Tiene la menor probabilidad de ocurrencia de un accidente respecto a sus competidores (siendo así, existe parte de la población fundamentalista que, por tabú y temores heredados, se niega a usarlo). Esto mismo le sucede a la energía nuclear, hoy se ha desarrollado de tal tamaño que, desde el manejo en la cadena de suministro casi cerrada, gracias a las sorprendentes inversiones I&D de las economías más poderosas. 

Las cifras e indicadores la ubican como la fuente de energía de menor riesgo social (accidente y polución), sicológico y almacenamiento de sus residuos. 

  1. Económico: manejo eficiente en el transporte, menos volúmenes requeridos, de lejos frente a otras fuentes para producir energía. 

Por ejemplo: la cantidad de uranio necesario para producir energía en un hogar durante un año, solo se requiere 20 gramos (el equivalente al tamaño de una batería AA), con el carbón 400 kilogramos, petróleo 410 litros y gas natural 350 cm3. Desde la institucionalidad colombiana, la academia, empresas y gremios, los combustibles fósiles les urge una estrategia capaz de reducir volúmenes por unidad de energía. ¿Existe en Colombia alguna Universidad desarrollando algo similar? ¿Dentro de las regalías del carbón, lo han pensado?

Se requiere enlazar a todos los actores alrededor del carbón.
  1. ROL DE LOS PAÍSES QUE SUMINISTRAN LAS FUENTES RADIOACTIVAS “URANIO”.

La producción de uranio “mineral radiactivo” en el 2021 fue de 48,3 toneladas. Y de mayor a menor en producción tenemos: Kazajistán, Canadá, Sudáfrica, Brasil, China, Ucrania, Tanzania, Uzbekistán, Mongolia y Rusia. Y ahora, los más grandes proveedores de las centrales en porcentaje de producción: Kazajistán (41%), Australia (13%), Namibia (11%), Canadá (8%), Uzbekistán (7%), Níger (6%), Rusia (6%), China (4%), Ucrania (2%) e India (1%). Fuente: World Nuclear Association (2021)

Cabe anotar que, este recurso energético se encuentra en todos los continentes, lo que nos hace pensar en no repetir la dependencia y condicionamiento como lo está haciendo Rusia con Europa respecto al gas. 

Se avecina un giro a la búsqueda y producción exhaustiva de uranio u otros minerales radiactivos, la ciencia sigue demostrando su versatilidad en lo ambiental, social, y económico. Soy un convencido que será un actor que va apalancar la transición energética de manera más amigable, mientras que el carbón, busca soluciones y se diversifican sus usos. Para esto, se necesita de gobiernos sabios que sean capaces de transformar los millones de recursos y convertirlos en reservas.

¿QUÉ DEBE HACER COLOMBIA RESPECTO A ESTE SUSTITUTO?

En el último Foro de carbón, presente y futuro, organizado por el periódico El Pilón de Valledupar, 26 de Julio de 2022. El presidente de la compañía Drummond (mayor exportador de carbón térmico de América Latina y el Caribe por sexto año consecutivo), expresó: la compañía tiene más de 1.200 millones de toneladas de reservas de carbón, donde el año pasado se exportaron 32.1 millones de toneladas a más de 22 países. Si hacemos cálculos a ese ritmo de producción, hablamos de 37 años más de operación.

Además, se le preguntó al presidente de Drummond lo siguiente: ¿cuántos años de mercado tiene el carbón de la empresa? donde responde: lo que queda de este año (2022) y parte del 2023. Ahora, si son reservas como mencionó al inicio del Foro, debería tener un mercado a largo plazo. Me inclino más por recursos que reservas. Es claro que el panorama del mercado a corto y mediano plazo, caso Europa, y Asia (por la ubicación geográfica) es muy incierto “en estos momentos se disfrutan las mieles de los precios actuales”. Turquía es el lugar donde más exporta carbón Drummond, ellos iniciaron la construcción de un reactor el 10 de marzo del 2021 para generar 1114 MWh.

ESTRATEGIA INMEDIATA PARA EL CARBÓN TÉRMICO COLOMBIANO COMO POLÍTICA PÚBLICA

  1. No dar más espera. Se necesita comunicar el carbón del norte de Colombia con el Pacífico (existen precios elevados y se debe aprovechar). Esto facilita reducir la distancia hacia los mercados emergentes de mayor crecimiento económico (Asia). Lugar donde la transición energética le requiere mayor tiempo.
  2. Crear la Misión Lavoisier para el carbón, para mañana es tarde (leer: Al carbón colombiano le urge la misión Lavoisier. De recursos a reservas).
  3. Revisar modelo de regalías actual en Colombia “el mundo cambia, cambia el mundo”. Tomar partida de las regalías generadas por los insumos “minerales” (propongo un tercio de ellas), para direccionarlas a la productividad y desarrollo tecnológico, el camino hacia la sustentabilidad.
  4. Enlazar a todos los actores alrededor del carbón. Desde las comunidades, academia, gobierno e industria.

Para finalizar, tal vez veo con mucha resignación, aquellos que aún piensan que, son dueños en lo absoluto de una de las cinco fuerzas de Michael Porter “poder de negociación” y que el carbón colombiano seguirá condicionando al mundo para no dejarlo de consumir. Amanecerá y veremos. 

POR JUAN DANIEL ANGULO ARGOTE/ESPECIAL PARA EL PILÓN