21 agosto, 2019

“Considero que hemos impactado en la calidad educativa”: secretario de Educación

Luis Carlos Matute De la Rosa, secretario de Educación de Valledupar, hace balance a cuatro meses de acabar el periodo del actual gobierno local. Reconoce avances pero también que las condiciones económicas no han permitido avanzar más.

Foto: Joaquín Ramírez

A cuatro meses y algunos días de acabar el periodo de gobierno de Augusto Ramírez Uhía como alcalde de Valledupar, el secretario de Educación, Luis Carlos Matute, hace balance de lo que su sectorial ha logrado en materia de infraestructura educativa.

El economista reconoce que ha impactado en la educación del municipio no de la manera que quisiera y que pese a los miles de millones invertidos aún falta mucho por hacer. Con el tiempo que le queda, Matute expone sus logros en la materia: las baterías sanitarias, aulas en mejores condiciones climáticas y otros aspectos como la tecnología fueron algunos de sus hechos positivos. Esto manifestó en entrevista con EL PILÓN sobre la deserción escolar, las pruebas Saber y el analfabetismo, entre otros temas.

¿Cómo encontró la infraestructura educativa de Valledupar?

Nosotros encontramos una infraestructura educativa muy deteriorada de las diferentes instituciones educativas, son 182 establecimientos educativos que tenemos en el municipio de Valledupar, de los cuales 69 se encuentran localizados en el sector urbano y 112 en el sector rural. Son 41 instituciones educativas de las cuales tres en concesión con la Diócesis de Valledupar y una especial que es la Policía. Es decir, nosotros administrando directamente las instituciones educativas tenemos 37 instituciones educativas en el municipio.

¿Cuántas han intervenido?

Hemos intervenido 41 establecimientos educativos hasta lo trascurrido de la fecha.

¿Generalmente qué tipo de necesidades de infraestructura encuentra?

Uno de los grandes problemas que nosotros encontramos en los establecimientos educativos son las baterías sanitarias. Con mucha dificultad, muy deterioradas, hacía 30 años no se le hacía una inversión. Eso nos llevó como administración a orientar inversiones como la que hoy se ha hecho en cada una de estos 41 establecimientos educativos, orientados a mejorar la calidad de la educación. Es decir, dignificando al estudiante y al docente.

Son alrededor de 23 mil millones de pesos que se han destinado para ellos donde hemos encontrado también la cooperación del Gobierno nacional una de ellas a través del fondo de financiación de inversión educativa en donde se priorizaron cinco establecimientos educativos de cinco corregimientos que cambiaron totalmente la infraestructura como son los de Guaimaral, Los Venaos, Caracolí, Aguas Blancas y Patillal.

Esas cinco instituciones no tienen nada que envidiar una vez termine todo el proceso. Ya tres están terminadas, dos están por el proceso de construcción de adecuación totalmente, nada que envidiarle a las instituciones educativas privadas que existen en el municipio de Valledupar. Esto también ha permitido cerrar la brecha entre el sector urbano y el sector rural. Consideramos pertinentes que se haya hecho esta inversión en el sector rural que no se había hecho en otras administraciones.

Son 23 mil millones de pesos, dice usted, de inversión de infraestructura educativa en este periodo. ¿De esos 23 mil, cuántos dio el Gobierno nacional?

El Gobierno nacional ha aportado 11 mil millones de pesos dentro de los que lleva para la financiación de inversiones en estas cinco instituciones, que solo las cinco se llevan alrededor de los 15 a 16 mil millones de pesos.

¿Y los otros son recursos propios?

Naturalmente ha sido un esfuerzo que ha hecho nuestro alcalde Augusto Ramírez Uhía dentro de las dificultades que tiene el municipio. Hemos buscado y hemos gestionado recursos para que podamos intervenir instituciones esta como la que hoy estamos. Que está alrededor de los 600 millones que se invirtieron en donde transformó totalmente el establecimiento educativo San Joaquín. Así como esta hemos invertido en el colegio Inspecam, Casimiro Maestre, sede Daniel Tapias Pico, Eduardo Suárez Orcasita, Consuelo Araujonoguera, Herazo Palmera.
Son 41 establecimientos educativos que hoy se han beneficiado y no paramos ahí, seguimos gestionando recursos. Tuvimos la posibilidad de participar en la convocatoria del Plan de Desarrollo que se hizo con enfoque territorial, porque Valledupar está incurso en esas subregiones, son 70 de las cuales nosotros hacemos parte y logramos que 25 establecimientos educativos del sector rural sean intervenidos con 1.250 millones de pesos, 50 millones que se van a invertir en arreglos de baterías sanitarias de estos 25 establecimientos educativos.
Estos 23 mil millones no están incluidos en los PDET.

¿Qué tanto incide la obra de infraestructura en la calidad educativa?

Nosotros consideramos que la calidad educativa no solamente se da a través de los resultados de las pruebas Saber del grado 11 como usualmente tratan de establecerlo. La educación es un derecho y por ser un derecho está el Estado obligado a darlo. Desafortunadamente no están dadas las condiciones económicas para para atender a toda la población y ahí es donde participa el sector privado.

Tenemos que atender que para dar una calidad educativa tenemos que empezar mejorando las condiciones de las infraestructuras educativas y la dotación para que el docente tenga la capacidad de estar en el ambiente indicado y de desarrollar toda su capacidad intelectual y el estudiante poder también asimilar todo ese conocimiento que le trasmite al estudiante.
En la medida en que el docente esté en estas condiciones óptimas, puede dar un buen resultado y el estudiante adquirir el conocimiento que necesitamos para la trasformación de nuestro municipio, del departamento y del país.

Se está acabando ya el periodo en el que usted es secretario municipal, ¿qué considera que le hace falta, qué no alcanzó a dejar?

Nosotros hemos diseñado unas acciones a través de la Secretaría de Educación que nos ha permitido impactar en la calidad educativa. Entre lo referente en la infraestructura, aspiramos en que el Gobierno continúe con estas mismas iniciativas que hemos tomado nosotros para intervenir otras instituciones educativas.

Sabemos que en los cuatro años es probable que no se alcancen hacer los 181 establecimientos de los cuales nosotros intervenimos en 41, quedan 140, pero seguimos apuntándole a ello.

De otra parte, nosotros hemos logrado a través de la administración ampliar la cobertura educativa que fue una gran iniciativa que se propuso Augusto Ramírez Uhía y es así como hemos pasado de 77.605 estudiantes en el año 2015, que recibimos nosotros, a 83.839 estudiantes, es decir, 6.189 estudiantes nuevos ingresaron durante nuestra administración, es como haber construido siente megacolegios.

Eso significa que hoy se está creyendo en la educación pública, pero no solamente en el crecimiento de esa cobertura seda dentro de unas condiciones específicas, sino que también hemos impactado en lo que también en la inclusión educativa. Y es así como de 5.968 estudiantes en condición vulnerable que encontramos nosotros cursando estudios, hoy son 7.517.

En lo que tiene que ver con estudiantes discapacitados, nosotros recibimos 848 estudiantes y hoy cursan 1.455 estudiantes.

Estudiantes afectados por la violencia encontramos 4.028 y hoy son 5.946 estudiantes (en las aulas). Es decir, una verdadera inclusión en el sector educativo que le permite a toda la comunidad acceder a la educación.

¿Cuántos niños en Valledupar consideran ustedes que no están escolarizados, que siguen fuera de las aulas?

Nosotros encontramos en el 2015 una cobertura bruta de 87.24 %, hoy en el 2019 tenemos una cobertura del 90.91 %. Un crecimiento importante de 3.7 en los tres años que llevamos de administración con base a información que tenemos del ministerio de Educación que nos registra esta información en cobertura a nivel nacional como fuente primaria.

Tenemos una deficiencia o una verdadera dificultad en la que tiene que ver con la transición, que es el 65.4 % de la cobertura bruta. Es decir, de los niños que están esa edad escolar para asistir a los establecimientos educativos. Vamos a trabajar y vamos a seguir buscando estrategias que nos permita ampliar esta cobertura en este nivel que es uno de los niveles que tenemos bajo, al igual que el de la media, que está en el 46.5.

Nosotros estamos buscando una estrategia a la cual hemos denominado ‘Legalízate ya’, vamos a buscar y aspiramos que en el próximo gobierno quede esta iniciativa de poder encontrar aquellos establecimientos que se encuentran en diferentes barrios y que todavía no se han legalizado en lo que tienen que ver con el año de transición que hacen los niños, el año de prescolar y eso es necesario hacerlo.

¿Cree que la ciudadanía conoce su gestión? ¿Qué le ha faltado en ese sentido?

Es importante que la ciudadanía conozca lo que hemos hecho también para disminuir el analfabetismo en Valledupar y vamos a lograr que Valledupar sea declarado una ciudad libre de analfabetismo de 4.17 a 3.7. Ya estamos para declararlo. Aspiramos formalizar esto con el Ministerio de Educación que un logro importante de esta administración es una parte de aumentar la cobertura, disminuir el analfabetismo en el municipio de Valledupar hasta lograr declararla como libre de analfabetismo.

En lo que tiene que ver con las pruebas Saber también hicimos un aporte importante y es haber logrado que el promedio de las pruebas Saber en Valledupar ya estén al mismo nivel del promedio en Colombia.

Nosotros recibimos 2,51 en el año 2015 y lo elevamos a 2,58. En el año 2015 el promedio era de 2,51 en las pruebas Saber era de 2,55, estábamos debajo de cuatro puntos y en el 2018 estamos en 2,58 a nivel nacional.

También logramos pasar en el sector oficial de 2,45 que teníamos en el año 2015, logramos llevarlo a 2,49, mientras que en la nación que estaba en 2,49 pasó a 2,50.

Es decir, mientras que Colombia creció 1 punto, Valledupar creció cuatro puntos en lo que tiene que ver con las pruebas saber en el sector oficial.

Ha habido una dedicación por directivos y docentes. También bajamos la deserción escolar de 4,19 a 2,9. Hoy se están quedando mucho más estudiantes en los establecimientos educativos a como la recibimos en las administraciones anteriores.

POR: EDUCACIÓN / EL PILÓN