29 agosto, 2018

Congreso debe elegir magistrados del CNE

Este miércoles el Congreso deberá elegir a los magistrados del Consejo Nacional Electoral, CNE, para el periodo 2018 - 2022.

Este miércoles el Congreso deberá elegir a los magistrados del Consejo Nacional Electoral, CNE, para el periodo 2018 – 2022. El viernes 31 de agosto, los 9 integrantes del CNE terminaran su mandato por lo que el Congreso de la República en pleno, Senado y Cámara, en sesión conjunta elegirá los reemplazos para los próximos 4 años.

El artículo 264 de la Constitución Política señala que el Consejo Nacional Electoral se compondrá de nueve miembros, elegidos por el Congreso de la República en pleno, para un período institucional de cuatro años, mediante el sistema de cifra repartidora, previa postulación de los partidos o movimientos políticos con personería jurídica o por coaliciones entre ellos y tendrán las mismas calidades, inhabilidades, incompatibilidades y derechos de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia.

A propósito, el diario Semana señaló que la elección se realiza a través de un cociente electoral, es decir, cifra que resulta de dividir el total de curules, o votos, en el Congreso por el número de cargos a proveer. La adjudicación de magistrados a cada partido resulta del número de veces que quepa el cociente en el número de votos que tenga cada partido.

Por su parte, El Tiempo, califico a las cuentas  de “más o menos claras”.  Según este diario la repartición va así: dos magistrados para los liberales, dos para el Centro Democrático y uno para los conservadores. Se cocinaba una coalición entre Cambio Radical y “la U” para tener tres entre ambos. El último cupo sería para la oposición.

Aspirantes

Centro Democrático junto a Colombia Justa Libres y Mira: Pedro Felipe Gutiérrez y Renato Contreras.

Cambio Radical: Jorge Rozo, y Virgilio Almanza.

La U: Hernán Penagos.

Conservadores: Heriberto Sanabria.

Partido Liberal: tres aspirantes para los dos cupos: Juan Antonio Nieto, César Abreo y Doris Méndez.

Oposición: discordias entre Pedro Mestre y Liliana Caballero.

Malos procedimientos en el proceso

Diversos medios de comunicación han manifestado que organizaciones encabezadas por la Misión de Observación Electoral, MOE, integradas en el “Grupo de Interés en la Reforma Política (GIREPO)”, han cuestionado “los malos procedimientos en este proceso”.

La MOE, asegura que mientras en Colombia se pide transparencia, el Congreso va a elegir los magistrados del CNE sin mínimos de información pública. Señalan que hay inconsistencias en la divulgación de las hojas de vida de los candidatos y que “es la primera vez en 12 años en que la elección de magistrados del CNE se realiza con tanta opacidad” por parte del Congreso de la República.

Según Radio Santa Fe, la MOE sintetiza así su posición frente a la elección del nuevo Consejo Nacional Electoral:

  1. La reforma política del “Equilibrio de Poderes” modificó el artículo 126 de la Constitución y estableció que la elección de los altos cargos del Estado por parte de corporaciones públicas como el Congreso debe ser a través de un proceso de convocatoria pública y meritocracia.
  2. La Ley 1904 de 2018 estableció que, mientras el Congreso de la República regula el procedimiento para elegir a los demás altos dignatarios, deberá aplicar por analogía, los mismos parámetros utilizados para la elección del Contralor General de la República.
  3. El Congreso deberá aplicar los principios de concurso público y meritocracia que ya fueron establecidos en la elección del contralor general, pero, al parecer, la metodología será otra.
  4. El Congreso realizará la elección como se efectuaba antes de conocerse la Ley 1904: cada Partido propone una plancha con sus candidatos y se eligen los nueve magistrados del CNE a través del mecanismo de cifra repartidora, sin aplicar concurso de méritos.
  5. Inconsistencias en la divulgación de las hojas de vida de los candidatos.
  6. El GIREPO solicitó a la Mesa Directiva del Congreso la realización de una audiencia pública televisada, previa a la elección de los magistrados del CNE y previo conocimiento de los candidatos y sus hojas de vida.

Mientras tanto, en Colombia, paradójicamente los jueces de los partidos son escogidos por ellos mismos. El Tribunal se mantiene agitado y los políticos angustiados en espera de los resultados.