Publicidad
Categorías
Categorías
General - 30 marzo, 2020

Con aeronaves de la Policía controlan incendios forestales en la Sierra Nevada

Las conflagraciones son fraccionadas en dos sectores: norte, que comprende el corregimiento de Sabana Crespo, el que tienen controlado en un 80 %; y sur, por la vereda Sábana Crespo, que solo lleva un 20 % de control.

La logística aérea ha permitido en las primeras 48 horas de trabajo sofocar dos frentes de incendios que amenazaban comunidades indígenas, así como flora y fauna nativa de la región.
La logística aérea ha permitido en las primeras 48 horas de trabajo sofocar dos frentes de incendios que amenazaban comunidades indígenas, así como flora y fauna nativa de la región.

Ante los incendios forestales registrados en las estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta, que por su topografía inclinada no han podido ser controlados por los organismos de socorro de la región, la Policía Nacional dispuso dos aeronaves del servicio aéreo de la Dirección Antinarcóticos.

Se trata de dos aviones cisterna AT-802, con una capacidad de recarga de 800 galones de agua cada uno, que se encuentran en el aeropuerto Alfonso López de Valledupar y que fueron enviados por el general Oscar Atehortúa, director General de la Policía.

De acuerdo al coronel Jesús Manuel de los Reyes Valencia, comandante del Departamento de Policía Cesar, desde el momento en que llegaron las aeronaves iniciaron las acciones de extinción de las llamas en coordinación con el personal de Bomberos Voluntarios de Valledupar, Defensa Civil, Gestión del Riesgo departamental y municipal, lo cual ha permitido en las primeras 48 horas de trabajo sofocar dos frentes de incendios que amenazaban comunidades indígenas, así como flora y fauna nativa de la región.

Las dos aeronaves continuarán trabajando para atacar los puntos más difíciles de las conflagraciones en la sierra, con lo cual buscamos salvar la flora y fauna y proteger a las comunidades que allí habitan”, señaló.

 Por su parte, el comandante de Brigada Forestal de los Bomberos, sargento Ariel Romero Mejía, explicó que serealiza abastecimiento en el aeropuerto Alfonso López con dos máquinas de Bomberos (uno de Valledupar y otra aeronáutica).  Romero Mejía se refirió al tiempo de respuesta y la efectividad de la operación: “En ir y volver desde el punto de los incendios hasta el aeropuerto tardamos 10 minutos, por lo que la frecuencia de ‘ataque’ con agua es de cinco minutos entre uno y otro. Desde hace dos días que se realiza el proceso se han hecho 24 descargas, de las cuales solo una resultó fallida y el resto efectivas”.

SECTORES DEL CESAR

Las quemas son fraccionadas en dos sectores: norte, que comprende el corregimiento de Sabana Crespo, el que tienen controlado en un 80 % según información de los pilotos y lo que el Cuerpo de Bomberos Voluntarios ha divisado en terreno; y sur, por la vereda Sábana Crespo, que solo lleva un 20 %  de control. Aquí ha incidido la topografía porque algunas zonas son rocosas.

Nos quedan dos focos de incendios por Cominos de Tamacal, ubicado en inmediaciones del corregimiento Azúcar Buena, donde esperamos se puedan hacer ‘ataques’ de agua. Las operaciones de ayer se vieron interrumpidas porque los vientos están muy fuertes y han puesto en riesgo las maniobras de las avionetas y de los pilotos. Estuvimos en terreno cerca de 20 personas. La parte logística ha sido posible gracias a las oficinas de Gestión del Riesgo municipal y departamental, así como la fundación Riqueza Natural”, puntualizó  Romero Mejía.

ANNELISE BARRIGA RAMÍREZ/EL PILÓN

General
30 marzo, 2020

Con aeronaves de la Policía controlan incendios forestales en la Sierra Nevada

Las conflagraciones son fraccionadas en dos sectores: norte, que comprende el corregimiento de Sabana Crespo, el que tienen controlado en un 80 %; y sur, por la vereda Sábana Crespo, que solo lleva un 20 % de control.


La logística aérea ha permitido en las primeras 48 horas de trabajo sofocar dos frentes de incendios que amenazaban comunidades indígenas, así como flora y fauna nativa de la región.
La logística aérea ha permitido en las primeras 48 horas de trabajo sofocar dos frentes de incendios que amenazaban comunidades indígenas, así como flora y fauna nativa de la región.

Ante los incendios forestales registrados en las estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta, que por su topografía inclinada no han podido ser controlados por los organismos de socorro de la región, la Policía Nacional dispuso dos aeronaves del servicio aéreo de la Dirección Antinarcóticos.

Se trata de dos aviones cisterna AT-802, con una capacidad de recarga de 800 galones de agua cada uno, que se encuentran en el aeropuerto Alfonso López de Valledupar y que fueron enviados por el general Oscar Atehortúa, director General de la Policía.

De acuerdo al coronel Jesús Manuel de los Reyes Valencia, comandante del Departamento de Policía Cesar, desde el momento en que llegaron las aeronaves iniciaron las acciones de extinción de las llamas en coordinación con el personal de Bomberos Voluntarios de Valledupar, Defensa Civil, Gestión del Riesgo departamental y municipal, lo cual ha permitido en las primeras 48 horas de trabajo sofocar dos frentes de incendios que amenazaban comunidades indígenas, así como flora y fauna nativa de la región.

Las dos aeronaves continuarán trabajando para atacar los puntos más difíciles de las conflagraciones en la sierra, con lo cual buscamos salvar la flora y fauna y proteger a las comunidades que allí habitan”, señaló.

 Por su parte, el comandante de Brigada Forestal de los Bomberos, sargento Ariel Romero Mejía, explicó que serealiza abastecimiento en el aeropuerto Alfonso López con dos máquinas de Bomberos (uno de Valledupar y otra aeronáutica).  Romero Mejía se refirió al tiempo de respuesta y la efectividad de la operación: “En ir y volver desde el punto de los incendios hasta el aeropuerto tardamos 10 minutos, por lo que la frecuencia de ‘ataque’ con agua es de cinco minutos entre uno y otro. Desde hace dos días que se realiza el proceso se han hecho 24 descargas, de las cuales solo una resultó fallida y el resto efectivas”.

SECTORES DEL CESAR

Las quemas son fraccionadas en dos sectores: norte, que comprende el corregimiento de Sabana Crespo, el que tienen controlado en un 80 % según información de los pilotos y lo que el Cuerpo de Bomberos Voluntarios ha divisado en terreno; y sur, por la vereda Sábana Crespo, que solo lleva un 20 %  de control. Aquí ha incidido la topografía porque algunas zonas son rocosas.

Nos quedan dos focos de incendios por Cominos de Tamacal, ubicado en inmediaciones del corregimiento Azúcar Buena, donde esperamos se puedan hacer ‘ataques’ de agua. Las operaciones de ayer se vieron interrumpidas porque los vientos están muy fuertes y han puesto en riesgo las maniobras de las avionetas y de los pilotos. Estuvimos en terreno cerca de 20 personas. La parte logística ha sido posible gracias a las oficinas de Gestión del Riesgo municipal y departamental, así como la fundación Riqueza Natural”, puntualizó  Romero Mejía.

ANNELISE BARRIGA RAMÍREZ/EL PILÓN