13 julio, 2020

Compleja reapertura de hoteles, restaurantes y gimnasios en Valledupar

Aunque Valledupar no es municipio de baja afectación de la covid-19, los propietarios de estos sectores económicos consideran que los planes pilotos para su activación se darán en un tiempo cercano.

El Decreto 990 de 2020 donde el Gobierno nacional imparte instrucciones para la reactivación de hoteles, restaurantes y gimnasios, siempre y cuando se encuentren ubicados en municipios no covid o de baja afectación y se realicen los protocolos necesarios para el desarrollo de planes pilotos, mantiene a la expectativa a los propietarios de estos sectores en Valledupar porque consideran que es el inicio para que en un futuro hagan lo mismo en localidades como esta.

La presidenta de la Asociación Hotelera y Turística de Colombia, Cotelco, capítulo Cesar, Dora Jazmín Pérez Páez, asegura que los hoteles de la región se preparan con los protocolos de bioseguridad de la llegada, estancia y salida del huésped como desinfección de pies y de manos, toma de temperatura, limpieza de ascensor por aspersión, el modo de recibir a las personas que será con distanciamiento, donde el botones no podrá llevarlas a las habitaciones.

Lee aquí también: SOS de hoteles y restaurantes en Valledupar

Tuvimos una reunión con el alcalde Mello Castro, donde nos escuchó y puso a disposición al ente encargado para las visitas y constatar que empecemos a aperturar de una manera responsable para los sectores que se están abriendo (construcción, manufacturero y salud después que tengan los permisos para el desplazamiento). Los hoteles no los han cerrado, solo que no pueden atender piscinas, saunas, gimnasios y eventos”, aseguró.

Pérez Páez enfatizó que esta decisión del gobierno central es una luz para todos los hoteles, argumentando: “Valledupar no está determinado como municipio no covid, pero hay que empezar a reactivar la economía y los hoteles dentro de los decretos que ha sacado el presidente; siempre hemos estado abiertos para el tema de prevención y mitigación de la enfermedad. Con base a eso queda por parte de la alcaldía el tema de vigilancia, que los establecimientos como los hoteles se puedan reactivar, pero de una manera responsable”.

RESTAURANTES A LA CARTA

ParaAlejandro Guerra, propietario de un negocio de comidas rápidas en un centro comercial de la ciudad, es una decisión acertada que ayudaría a la reactivación de la economía y al desarrollo normal de las actividades en la comunidad; sin embargo, se deben implementar protocolos rigurosos y tener el mismo cuidado que en cualquier zona afectada, puesto que no tomar las precauciones necesarias es muy riesgoso.

Tenemos diseñado un protocolo estricto que nos ayudará a prevenir, mitigar y controlar los riesgos biológicos asociados a la propagación del covid-19. Estas medidas comienzan antes de que los empleados lleguen a laborar; antes de salir de su casa los empleados deben verificar su estado de salud y responder un cuestionario que nos ayuda a identificar de forma temprana cualquier potencial caso positivo. Una vez en el restaurante hemos implementando medidas estrictas para desinfectar los utensilios y elementos usados en la elaboración de los alimentos.  También modificamos nuestro proceso para evitar que los clientes interactúen estrechamente con los empleados y hemos dispuesto de puntos para el lavado y desinfección de los clientes”.

Lina Castelar, copropietaria de un restaurante en el Parque de la Provincia, considera que el anuncio de este decreto es una buena noticia, teniendo en cuenta que el sector gastronómico ha sufrido grandes pérdidas. “Para nosotros es como una luz al final del túnel reabrir nuestros locales y que la gente vaya hasta el lugar, en especial en Valledupar donde la gente es de salir, disfrutar y compartir, por lo que el tema de los domicilios no es muy rentable; en nuestro caso las ventas han bajado un 80 %”, manifestó.

Espera que la prueba piloto dé buenos resultados en los municipios no covid para que luego pase a los municipios donde hay menos contagio, consciente que todos necesitan aportar para que este virus no se propague más en el país y los intereses económicos no pueden estar por encima de la salud del país.

Nos preparamos con las medidas de bioseguridad en las preparaciones, aseo e higiene en la manipulación de alimentos, empaque y envío con desinfección antes de ser entregados y estamos adquiriendo elementos como los tapetes son la solución para los pies, geles antibacteriales y alcohol para las mesas para cuando nos llegue la buena noticia de la reapertura”, acotó Castellar.

VOZ DE GIMNASIOS   

Para Marcolino Sierra, propietario de un gimnasio en el barrio Novalito, el problema es que aún no han autorizado ningún protocolo, pero considera que con el anuncio de esos planes pilotos se va poder organizar porque no pueden hacer nada sin esos lineamientos.

Lee aquí también: Pandemia, desempleo y propuestas para la reactivación económica de Valledupar

La verdad estoy preocupado. Tenemos muchas cosas en contra: el pico y cédula de la ciudad. Nosotros somos negocios de volumen y con esa restricción la gente no va a poder ir libremente a los gimnasios; el miedo al contagio, no sabemos cómo va a responder la población a la apertura de los gimnasios debido a que están categorizados como de alto riesgo; en los borradores que tenemos de los protocolos el aforo es del 30 % de la capacidad del gimnasio.  Es imposible sostenernos con un porcentaje tan bajo.  Abriremos con más deudas que teníamos cuando cerramos y no sabemos en qué tiempo las vamos a poder pagar o si en realidad vamos a poder hacerlo. Estos puntos hace que abrir sea una lotería”, sustentó.

Manuel Mancilla, propietario de un negocio similar en Valledupar, manifestó que la ciudad está en el riesgo medio, por lo que esos planes no aplican para la ciudad; sin embargo, es un indicio a futuro como a mediados de agosto o principio de septiembre donde podamos abrir las puertas. “Ya tenemos unos registros de otras ciudades de los requisitos que solicitan, pero es algo que ninguno cumple. Como empresas pagamos Cámara de Comercio e impuesto de Industria y Comercio, pero piden estudio de suelo, Sayco y Acimpro, salud ocupacional y  Sistema General de Riesgos”, agregó.

Otro punto que sacó a la luz es el reajuste en lo que respecta a tarifas y protocolos supuestos porque saben que lo previsto es un aforo del 30 a 35 %, de acuerdo a la capacidad instalada del gimnasio o área en metros cuadrados, por lo que va a entrar menos personal, y aumentarán los gastos en lo que respecta a insumos de aseo y equipos de bioseguridad, pero los gastos de servicios domiciliarios y personal que trabaja será el mismo, por lo que se verán obligados a subir las mensualidades para ser rentables.

Pormenores del decreto

Para el caso de los municipios ‘no Covid’ o de ‘baja afectación de  Covid’        podrán solicitar al Ministerio del Interior el levantamiento de la medida de aislamiento preventivo obligatorio en su territorio, pero para esto el Ministerio de Salud y Protección Social deberá haber informado la condición de municipio sin afectación de covid-19 con anterioridad.

Los municipios ‘no Covid’ o de ‘baja afectación’, con el cumplimiento obligatorio de los protocolos de bioseguridad, pueden aplicar para una paulatina apertura e implementación de pilotos en los sectores que complementan el sector turismo como lo son los restaurantes, los zoológicos o los parques temáticos.  En el caso de los municipios de ‘alta o mediana afectación’ los alcaldes también tienen la posibilidad de activar pilotos para restaurantes con servicio a la mesa, siguiendo así el camino hacia la reactivación”, apuntó el ministro de Comercio, Industria y Turismo, José Manuel Restrepo.

Por: ANNELISE BARRIGA RAMÍREZ/EL PILÓN annelise.barriga@elpilon.com.co