19 diciembre, 2019

Ciénaga de Zapatosa declarada área protegida

La ciénaga podrá ser disfrutada como sitio turístico al mismo tiempo que mantendrán su preservación.

Ciénaga de la Zapatosa, Cesar.

Ubicada entre los municipios de Chimichagua, Curumaní, Tamalameque, y el banco de Magdalena, La ciénaga de Zapatosa en un humedal de vida que alimenta al ecosistema latinoamericano, por sus riquezas naturales que ahí albergan, es por eso que las orporaciones autónomas del Cesar y del Magdalena han decidido declarar 140 mil hectáreas del complejo Zapatosa área protegida.

El director de la Corporación Autónoma Regional del Cesar- Corpocesar, Julio Suárez expresó que dedicaron el 60 % de las metas a la región Caribe. Esta acción la catalogó de “histórica” en todo el país, y es responsabilidad de los directores entrantes hacer el plan de manejo: “Para solucionar todas aquellas dificultades que se crean con la declaratoria de área protegida, porque se tiene entendido en el colectivo que es prohibir los usos y desarrollo económico en ella, y no es así. Ahora viene el plan de manejo que nos va a decir que tenemos que hacer, qué actividades debemos desarrollar en ella para mantener los ecosistemas estratégicos que hemos identificado en esta área protegida”.

El término protegido alude a un cuidado especial del área debido a su relevancia, y lo que ella produce, en ese sentido el director de Corpocesar dijo: “Es el espejo de agua dulce más grande de Latinoamérica, entonces eso marca una importancia no para Colombia, sino para América Latina”.

En el 2018 La ciénaga de Zapatosa fue declarada sitio Ramsal, siendo así reconocida como un humedal de importancia internacional. Los científicos e investigadores que participaron en este trabajo identificaron más de 35 ecosistemas en el complejo natural.

Luis Santana, director de la Corporación Autónoma Regional del Magdalena, Corpamag, mencionó que este trabajo hoy consolidado tiene dos años de trabajo. Desde 2017 se firmó el convenio entre Corpamag y Corpocesar, ese mismo año La Universidad del Magdalena entró al proyecto mediante un convenio con Corpamag y de esta manera ejecutar el plan de acción.

Wilson Márquez, profesional universitario de la Universidad del Magdalena, comunicó que se va a conjugar la preservación con el uso sostenible del área “ya que hay mucha actividad antrópica, mucha actividad productiva, palmeros, ganaderos, arroceros, entonces viene un segundo paso que es el plan de manejo donde vamos a establecer el ordenamiento del área declarada, la zonificación del área donde va a quedar el área de restauración, preservación y uso sostenible”.

Según la participación del universitario, este será un gran paso, y una innovación que irá en atípico con lo que se conocía como área protegida de un lugar.