2 junio, 2019

Cesar y La Guajira se rajan en la ejecución de las regalías

El estudio califica la gestión en la ejecución de los proyectos. La Gobernación de La Guajira es la peor calificado del país, mientras que la del Cesar ocupa el puesto 23.

El estudio determina el cumplimiento de los plazos en la ejecución de los proyectos.

El índice de gestión de proyectos de regalías que califica a las entidades ejecutoras de proyectos durante el 2018 desaprobó la gestión administrativa y gestión del desempeño de los proyectos aprobados con regalías de las gobernaciones del Cesar y La Guajira.

Empezando por el Cesar, la gobernación ocupó el puesto 23, con una calificación 53,88 puntos, ubicándose en rango insuficiente. Perdió la materia. Ese resultado nace porque la gobernación ‘se raja’ en los cuatro puntos que califica el índice: transparencia, eficiencia, eficacia e intervenciones del Sistema de monitoreo, seguimiento, control y evaluación, Smsce.

En materia de planeación, que se engloba en el ítem de transparencia, se encontró que 78 proyectos de los 163 calificados durante el 2018 presentaron inconsistencias en la fecha de inicio y el plazo programado. Por el lado de la eficiencia, 21 proyectos ejecutados con regalías presentan en promedio una ampliación de 17 meses, tres veces más de su plazo inicial.

“Hay varios factores que determinan esos malos resultados: el principal es que el profesional no sabe estructurar el proyecto que debe ir al Órgano Colegiado de Administración y Decisión, Ocad. Si nosotros estructuramos mal los proyectos no vamos a posicionar el proyecto como tal”, aseveró el economista Gabriel Campillo.

Asimismo, en planeación también fallaron en el proceso contractual de algunos proyectos. Por ejemplo, en 26 tomaron en promedio 11 meses en iniciar la contratación.

Sin embargo, lo más preocupante del estudio fueron los proyectos que necesitaron la intervención del Smsce. En total, son seis proyectos con suspensión de giros por un valor significativo de $208.000 millones, lo que representa el 18 % de los recursos calificados.
Según el estudio, esa calificación también es gracias a siete proyectos que se encuentran en estado crítico, por un valor de $277 mil millones, lo que pone en riesgo el 24 % de los recursos aprobados.

OTRAS VARIANTES

En tiempos los resultados también fueron negativos. No finalizó 20 de los 95 proyectos que tenía previsto terminar antes del 31 de diciembre del 2018. Eso más los 52 proyectos que fueron terminados hace más de seis meses pero que no han sido cerrados.

El índice de gestión de proyectos de regalías se calcula en 1.118 entidades ejecutoras. En esas entidades se desarrollaron 13.109 proyectos por 42,9 billones con corte a 31 de diciembre de 2018.

De las 28 ejecutoras, en el Cesar se destaca por su mayor crecimiento el municipio de Agustín Codazzi con aumento de 22 % en su puntaje respecto al anterior trimestre. No obstante, González es el municipio con la mejor gestión del Cesar con una calificación de cien sobre cien.

Le sigue el municipio de Astrea con 90 puntos y en tercer lugar se ubica la Corporación Autónoma Regional del Cesar, con 87 puntos. Mientras que Valledupar ocupó el puesto 16 con una calificación de 66,9, promedio bajo.

“Hice un estudio en donde comparaba desde Cristian Moreno hasta Franco Ovalle cómo se había invertido 8.5 billones de pesos y no se había impactado la pobreza en el departamento. Es una inversión ineficiente, porque no dialogan con las comunidades”, aseguró el economista Gabriel Campillo, quien agregó que “por eso es fácil observar una biblioteca en medio de la nada, terminales de transporte que no las utiliza nadie. ¿Dónde estuvo la socialización?”.
Como la Gobernación del Cesar, otras cuatro entidades obtuvieron resultados insuficientes: San Diego (58.6), Becerril (57.8), El Paso (53.8) y Chiriguaná que ocupó el último lugar con 51.9 puntos.

LA GUAJIRA

Aunque el índice no mide hechos de corrupción, calidad técnica de las obras, si permite conclusiones sobre las gestiones de las entidades en la inversión de los recursos de regalías. Por eso es diciente que el departamento de La Guajira, uno de los que mayor recibe regalías en el país, pero también el más pobre de la región, ocupe el último lugar en el estudio.

En materia de planeación, por ejemplo, el 50 % de sus proyectos presentan inconsistencias en la fecha de inicio y el plazo programado. A eso se le puede sumar que de 59 proyectos que tenía planeado la Gobernación de La Guajira finalizar hasta el 31 de diciembre de 2018, no finalizó 30, más de la mitad. Y lo que es peor aún, de los 29 proyectos que ya terminó tiene pendiente el cierre de 28 de ellos desde hace seis meses. Por eso es considerado peor departamento en materia de gestión de regalías, desempeño de las entidades a partir del número de proyectos aprobados o del monto de recursos ejecutados, ni el impacto de las inversiones en las comunidades.

Por: DEIVIS CARO DAZA / EL PILÓN
defancaro1392@gmail.com