16 junio, 2019

Canasta familiar está por las nubes

Las lluvias aumentaron los precios de la canasta familiar, por lo que muchos o compran menos cantidad o se abstienen de hacerlo.

Foto: Joaquín Ramírez

Decepcionada regresó a su casa Catalina, luego de hacer el respectivo mercado para la semana, la razón de su inconformidad fue que los $200.000 que llevó para las compras no le alcanzaron para nada. Llevó menos de la mitad.

Reclamó al vendedor por los precios del plátano, el guineo, la papa, pero sobre todo por el de la yuca, un alimento que no puede faltar a la hora del desayuno en su casa. “Es que no puede ser que un kilo de yuca que se compraba a $1.200 cuando estaba más caro hoy esté a $2.000”.

La mujer con su canasto a medio llenar llegó a la casa y lo primero que le dijo a su familia fue que esta semana harían dieta, “todo será poquito, porque estos precios están por las nubes”.

Y en realidad están por las nubes, a voz de los vendedores se juntaron dos cosas: primero el verano que fue muy extenso y no permitió que las cosechas salieran a tiempo y luego el invierno, que en unas zonas del país anegó cultivos, ha causado deslizamientos de tierra, lo que no ha permitido que los alimentos lleguen a tiempo al mercado como se esperaba.

Los productos básicos en la mesa de los vallenatos están inalcanzables, debido a que un kilo de ñame que se cotizaba en $2.500 hoy se encuentra a $3.500 y $4.000 en la plaza de mercado, en donde el valor es mucho menor que el de los supermercados.

ALTOS PRECIOS

La yuca que es uno de los alimentos que más se consume en los hogares vallenatos se encuentra a $2.000 y $2.500 kilo; la papa que antes se compraban tres libras por $2.000 hoy el solo kilo vale $2.000; el plátano y el guineo verde son de los productos más costosos y de los que menos están comprando por el alto precio.

Luisa Pérez, vendedora de verduras y frutas en el mercado público explicó que debido a que el guineo, el ñame y la yuca está muy caras, las personas prefieren no comprarla o comprar menos, por lo que ella como vendedora se ha visto perjudicada, pues no tiene las mismas ventas que en otras ocasiones.

“Uno no le puede recomendar otro producto a la persona que viene a hacer mercado, porque todo está caro, la papa, el ñame, el guineo es uno de los que está más costoso, el plátano la misma cosa, todo por el problema con las lluvias”, aseguró Pérez.

Dilmis Rada, otra vendedora del mercado público, dio similar explicación, según dijo las lluvias no permiten bajar los productos o han dañado otros, por eso el plátano es uno de los que más se ha incrementado, lo mismo el ñame que se encuentra a $4.000 el kilo.

“La malanga que es un producto que viene de la sierra y subió porque el clima ha dañado las vías y los proveedores lo que nos dicen es que todo está caro, porque no hay como bajar las cosechas”, precisó.

VÍAS MALAS

En el país la mayoría de vía se encuentran en mal estado, debido a deslizamientos, por lo que productos que deben traer de Cundinamarca, Antioquia, los santanderes, Córdoba y Sucre están al alza.

Según el presidente del Comité Agropecuario del Cesar, Dagoberto Poveda Borbón, los altos costos del transporte y el problema de las vías ocasionan este tipo de alzas en los alimentos.

“Además de la escasez por el intenso verano que se presentó al inicio de año y ahora por las lluvias, en zonas como Córdoba hay inundaciones, entonces esto afecta el precio de los alimentos que suben”, dijo.

Foto: Joaquín Ramírez

Por los deslizamientos en algunas zonas del país, que obliga al cierre de la vía, los camiones deben pasar muchas horas en la carretera esperando paso, eso lleva a que los alimentos se dañen y eso también aumenta el precio del mismo, sin mencionar que en otras zonas como la parte alta de municipios como Pueblo Bello, La Paz, Valledupar, Codazzi (Cesar), donde se producen frutas y pan coger, se dañan las cosechas porque las vías están en mal estado y el costo de los fletes es demasiado elevado, lo que obliga al campesino a dejar perder las cosechas.

Rafael Enrique Mercado, proveedor de alimentos en el mercado público, explicó que uno de los productos que en este momento está económico es el aguacate. “Se consigue el kilo a $1.500 y son tres aguacates, entonces sale a $500 la unidad, pero este es un producto que se vende por el tamaño, por eso hay de $500 en adelante”, dijo.

Mercado trae sus productos de Media Luna, jurisdicción de San Diego, en donde el aguacate está a buen precio, contrario a la naranja que se encuentra a $3.000 la docena, debido a que el intenso verano no permitió que se cosechara y es hasta ahora que está saliendo la fruta, explicó.

NO HAY PRODUCCIÓN

En el Cesar el 90 % de los productos que se consumen en la mesa son traídos de otros departamentos, debido a que no hay producción, porque no hay agua y los agricultores no se han preocupado por solucionar el tema y los que lo han hecho, no han contado con suerte para acceder al crédito, por las diferentes ‘trabas’ que ponen los bancos.

Oswaldo Mestre, ingeniero agrónomo, explicó que una de las preocupaciones de la Asociación de Ingenieros Agrónomos es que en municipios como Pueblo Bello hasta las hortalizas deben llevarlas del mercado de Valledupar, mientras que en otras zonas del área rural de Valledupar no hay agua, por lo que no se puede pensar en producir de manera industrial.

“La yuca la traen de Plato, la ahuyama también del Magdalena, el maíz para hacer los bollos de mazorca lo traen de Ocaña, entonces aquí no se está produciendo nada”, manifestó.

Aunque en este momento el Gobierno ofrece crédito para acceso de maquinaria, este sigue siendo de difícil acceso, debido a que si presta $200 millones para hacer pozos o reservorio se debe pagar el dinero a un año, lo cual no es asequible al pequeño y mediano productor.

“Hoy la recomendación que hacemos es que el Gobierno se preocupe más por tenerle agua a los pequeños y medianos productores para que puedan hacer cultivos de panconger y cultivos agrícolas industriales”, afirmó Mestre.

CIFRAS DEL DANE

El Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (DANE) a través del Sistema de Información de Precios y Abastecimiento del Sector Agropecuario (Sipsa) informó que en la última semana se incrementaron las cotizaciones de las verduras, frutas y tubérculos.

Es así como la arveja verde de vaina, cebolla blanca, pimentón, espinaca, repollo morado, mazorca, cebolla, habichuela, entre otros, subió debido a menor oferta y la afectación de las lluvias en los departamentos de Santander, Norte de Santander y Nariño.

En el caso de la fruta, en especial el mango Tommy subió porque finalizó la cosecha en Cesar, Tolima, Magdalena y Cundinamarca; también subió el tomate de árbol, granadilla, piña gold, naranja, lulo, mango de azúcar, banano y guayaba.

Debido a que las lluvias han afectado la producción que proviene de Antioquia, Córdoba, Quindío y Risaralda, subió el plátano.

PRODUCTOS A LA BAJA

Aunque son muchos los productos que han subido de precio, también hay otros que se encuentran a la baja, como son el cebollín, el cual se encuentra a $2.000 el kilo; el limón que se encuentran 30 unidades por $2.000.
También bajó la guanábana, la patilla, la mora, entre otras frutas que pueden suplir la naranja que es la fruta más costosa en este momento.

MERQUE FRESCO

Si lo que usted está buscando es la economía a la hora de comprar, recuerde ir al mercado público, debido a que este tiene muchas más ventajas que el supermercado.

Si bien es cierto el supermercado le da algunas ventajas en cuanto a comodidad, la plaza de mercado le permite mayor rendimiento del dinero, mayor variedad y frescura, adicional a que venden la cantidad que requiera y no la que el vendedor le imponga.

A voz de Antonio Barbosa, el mercado tiene grandes ventajas. “En el mercado usted puede comprar el kilo de carne fresca y si requiere que se la relajen o le hagan algún corte en especial esto no tiene valor adicional, como sí lo tiene el supermercado. Puede comprar la cantidad que usted requiere desde $500 de cilantro en adelante. Compra los productos más frescos porque vienen directo del campo y no pasan a cuartos de refrigeración que muchas veces quema las verduras, además que no se cobra el impuesto a la bolsa, porque de peso en peso se va el dinero”, resaltó.

Barbosa también afirmó que por ejemplo mientras en el mercado público un kilo de lomo fino puede valer $20.000, este mismo se encuentra entre $30.000 y $40.000, lo que representa un ahorro significativo al comprador.

Por: SANDRA SANTIAGO B. / EL PILÓN
Sandra.santiago@elpilon.com.co