19 noviembre, 2020

Cambios en el gabinete de la Gobernación del Cesar: ¿nuevos aires o acuerdos políticos?

En los primeros once meses, el gobierno de Luis Alberto Monsalvo ha enfrentado varias tormentas. Este miércoles anunció una renovación en su gabinete. Lo más seguro es que el objetivo sea renovar aires y evitar un desgaste. Otros hablan de ampliar la participación de los partidos políticos.

El  gabinete durante su posesión a comienzos de año. 

FOTO/ARCHIVO.

A través de sus redes sociales, el gobernador del Cesar, Luis Alberto Monsalvo, señaló que pidió la carta de renuncia a todo su gabinete. “Después de un año, llegó el momento de hacer ajustes al equipo de gobierno; está sobre la mesa la renuncia protocolaria de todo el gabinete y pronto daremos a conocer los cambios”, escribió en su cuenta de Twitter.

Lee también: “Estamos listos para seguir avanzando en esta carrera política”: gobernador Monsalvo

En medio del anuncio, se conoció la renuncia oficial del  jefe de la Oficina de Planeación Departamental, Luis Mendoza Sierra, luego de liderar la sectorial durante 11 meses.  Sin embargo, la renuncia del profesional estaba sobre la mesa del gobernador desde hace casi un mes.  Mendoza Sierra también acompañó a Monsalvo en el primer periodo de su mandato. Durante casi cuatro años estuvo al frente de Idecesar.

NUEVAS CARAS, NUEVOS AIRES

Al parecer, el propósito del gobernador Monsalvo es dar un nuevo aire a su gabinete luego de once meses de grandes dificultades y desgastes. Primero, la aparición imprevista de la pandemia que limitó muchas proyecciones; luego llegó la polémica y la investigación por los contratos de los mercados entregados a familias vulnerables, al punto que en abril la Procuraduría General de la Nación anunció la apertura de una investigación preliminar en contra de Monsalvo.

Al mes siguiente, por la misma acusación, la Procuraduría suspendió provisionalmente, por tres meses, a la entonces secretaria General de la Gobernación de Cesar, Lorena Paola Hernández Dangond, y a la jefe de la Oficina de Riesgo y Cambio Climático, María José Páez Díaz. El primer remezón al segundo gobierno de Luis Alberto Monsalvo.

Sin embargo, el mayor golpe durante su primer año de mandato lo sufrió en julio, cuando la Sala Especial de Primera Instancia de la Corte Suprema de Justicia lo condenó a 61 meses y 16 días de prisión señalado de corrupción electoral durante las campañas del 2011. En ese momento, Monsalvo fue apartado del cargo y empezó a pagar su condena.

No dejes de leer: “Quiero seguir dejando huellas dando lo mejor de mí”: Monsalvo

Pero en esa seguidilla de reveses, en septiembre la balanza se inclinó por fin a su favor, fue absuelto por la misma Corte y pudo regresar a su cargo. Después de dos meses de prisión domiciliaria se le vio reflexivo, llamando a la unidad y prometiendo cambios. Lo hizo en una entrevista con EL PILÓN, en octubre.

Ya vamos para un año, hay que tener en cuenta que parte del éxito de un gobierno es un equipo de trabajo dinámico; en el tiempo hay que ir ajustando para lograr un equipo consolidado y fuerte. Siento que me falta un poco; a veces me desespero en ver que ciertas iniciativas no se consolidan y el tiempo es mi peor enemigo, por lo que es clave un equipo bien piloso”, dijo en su momento. Aunque no lo reconoció directamente, sí dejó ver que todas las piezas no encasillaban perfectamente en su rompecabeza.

Mes y medio después de ese anuncio se conoce la decisión de poner sobre la mesa la renuncia de todo su gabinete. Personas cercanas aseguran que la idea es renovar, tomar nuevas fuerzas, además del posible desgaste de algunos funcionarios luego de once meses inéditos y llenos de dificultades por la pandemia.

Otros señalan que en el nuevo gabinete habrá mayor participación de los partidos políticos que lo apoyaron en campaña. Incluso, una vez regresó al cargo, Monsalvo señaló que la clase política había errado  “en trabajar muy individualizado y casi con una rivalidad de unos contra otros dentro de la misma bancada de parlamentarios”, por eso, agregó hace poco, “llegó el tiempo de unificar criterios y que todos hablemos el mismo idioma para solicitar recursos al Gobierno nacional”.

La semana siguiente se reunió con senadores y representantes del Cesar. En la foto estuvieron tradicionales aliados, como los senadores José Alfredo Gnecco y Didier Lobo, y  los representantes José Eliécer Salazar y Juan Manuel Daza. Sorprendió la presencia del líder del partido Conservador en el departamento, Alfredo Ape Cuello, y del representante Cristian José Moreno, tradicional opositor.

El propósito de la reunión fue empezar a trabajar juntos para gestionar recursos del Gobierno nacional y sacar adelante algunos megaproyectos, entre ellos el Centro Cultural de la Música Vallenata, un objetivo personal de Monsalvo.

Te puede interesar: Corte Suprema absolvió a Luis Alberto Monsalvo: regresará al puesto de gobernador

Según comentaron personas cercanas, ese trabajo conjunto podría significar la entrada al gabinete de cuotas de los partidos políticos o representantes que lo acompañaron en campaña y que lo ayudarán a gestionar recursos ante el Gobierno central.

Cualquiera que sea el propósito, lo que se espera es que hechos los cambios y ajustadas las piezas, el gobierno departamental continúe implementando lo que ha funcionado y dé un giro radical en aquellas políticas que no han dado resultados.

Por: Redacción EL PILÓN.