Publicidad
Categorías
Categorías
Análisis - 28 junio, 2022

Cambio de gobierno y de estilo: bienvenidos a la era Petro-Márquez 

“Entre los principales anuncios del presidente electo se destaca que hará un gobierno de Unidad Nacional”

Así va el gabinete de ministro del nuevo Gobierno
Así va el gabinete de ministro del nuevo Gobierno

Algunas cosas comenzaron a cambiar en Colombia desde el domingo 19 de junio de 2022 cuando Gustavo Petro Urrego y Francia Márquez Mina fueron elegidos Presidente y Vicepresidenta de la República, respectivamente, para el periodo 2022-2026. 

Una nueva administración y un nuevo estilo que los colombianos apenas estamos comenzando a digerir. Desde el mismo discurso de celebración, el presidente electo envió mensajes de lo que va a ser su gobierno y su visión del futuro del país a mediano plazo.

Algunos periodistas y medios de comunicación comenzaron a enfocar los reflectores a Petro Urrego y a Márquez Mina, a pesar de que, como lo indica la misma Constitución Política, Iván Duque Márquez, es presidente hasta el próximo 7 de agosto. A propósito, ¿qué se ha vuelto a saber de la Vicepresidente actual, Martha Lucía Ramírez?… 

Vale la pena reiterar que Iván Duque debe instalar el nuevo Congreso de la República, que inicia sus sesiones el 20 de Julio, y que aún le faltan cerca de mes y de medio de gobierno. Además, viene el proceso de empalme, que el mismo Duque ha dicho que será de cara a la ciudadanía. Ojalá y sea un proceso transparente, objetivo y ajeno a personalismos de parte y parte. 

Los asuntos públicos son lo que son y no tienen por qué personalizarse, como a veces sucede en Colombia, por parte de varios sectores, incluyendo medios de comunicación y periodistas.  

En su discurso de celebración, que duró más de cincuenta minutos, en el centro de eventos Movistar Arena, en Bogotá, Petro Urrego envió unos primeros mensajes. Entre los principales se destacan que hará un gobierno de Unidad Nacional, de garantías para la oposición, de mayor democracia, equidad y justicia social, entendiendo por esta una mayor inversión en salud, educación y recursos para atender algunas necesidades de la población más vulnerable, entre esta las mujeres jefas de hogar, los jóvenes, los ancianos pobres sin ingresos, como también sectores campesinos e indígenas. 

La producción de alimentos y la lucha contra el hambre serán temas prioritarios. 

Además de ese llamado a un gobierno de Unidad Nacional, está el proceso de paz, incluyendo la negociación con el ELN y otros grupos, la reanudación de las relaciones diplomáticas y comerciales con Venezuela, una política social más agresiva y la garantías a los empresarios sobre la estabilidad del modelo económico. 

Esa política social más activa, con mayores subsidios, etc, sin lugar a dudas, representará un estado más grande y más costoso; de allí sus anuncios de una reforma tributaria bien importante en sus recaudos. 

Se habla de cincuenta billones de pesos, es decir cerca de 5 puntos del PIB, por año, según lo ha explicado Ricardo Bonilla, uno de sus asesores económicos. “No vamos a cambiar el capitalismo, y no porque lo adoremos, sino porque consideramos que es el único camino para sacar al país del feudalismo y la pre-modernidad. Tenemos que producir más, para distribuir más”, dijo claramente Petro Urrego. 

Haría bien el próximo gobierno, en nuestra modesta opinión, en anunciar con anticipación los nombres de los próximos Ministros de Hacienda y Jefe del Departamento Nacional de Planeación. Sería un mensaje de tranquilidad para el sector empresarial, principalmente. Y también el nombre del Ministro o Ministra de Defensa Nacional, para enviar un mensaje a la ciudadanía y a las mismas Fuerzas Militares y de Policía. Dos temas que faltaron en ese primer discurso fueron los temas de seguridad ciudadana y la lucha contra el narcotráfico y el micro-tráfico. 

Empero, hay tienen tiempo los líderes de la nueva administración para referirse a esos y otros temas trascendentales, que aún están entre el tintero. De todas formas, se ha iniciado la era Petro- Márquez y el país nacional así lo siente.

POR CARLOS A. MAESTRE MAYA/ESPECIAL PARA EL PILÓN

Análisis
28 junio, 2022

Cambio de gobierno y de estilo: bienvenidos a la era Petro-Márquez 

“Entre los principales anuncios del presidente electo se destaca que hará un gobierno de Unidad Nacional”


Así va el gabinete de ministro del nuevo Gobierno
Así va el gabinete de ministro del nuevo Gobierno

Algunas cosas comenzaron a cambiar en Colombia desde el domingo 19 de junio de 2022 cuando Gustavo Petro Urrego y Francia Márquez Mina fueron elegidos Presidente y Vicepresidenta de la República, respectivamente, para el periodo 2022-2026. 

Una nueva administración y un nuevo estilo que los colombianos apenas estamos comenzando a digerir. Desde el mismo discurso de celebración, el presidente electo envió mensajes de lo que va a ser su gobierno y su visión del futuro del país a mediano plazo.

Algunos periodistas y medios de comunicación comenzaron a enfocar los reflectores a Petro Urrego y a Márquez Mina, a pesar de que, como lo indica la misma Constitución Política, Iván Duque Márquez, es presidente hasta el próximo 7 de agosto. A propósito, ¿qué se ha vuelto a saber de la Vicepresidente actual, Martha Lucía Ramírez?… 

Vale la pena reiterar que Iván Duque debe instalar el nuevo Congreso de la República, que inicia sus sesiones el 20 de Julio, y que aún le faltan cerca de mes y de medio de gobierno. Además, viene el proceso de empalme, que el mismo Duque ha dicho que será de cara a la ciudadanía. Ojalá y sea un proceso transparente, objetivo y ajeno a personalismos de parte y parte. 

Los asuntos públicos son lo que son y no tienen por qué personalizarse, como a veces sucede en Colombia, por parte de varios sectores, incluyendo medios de comunicación y periodistas.  

En su discurso de celebración, que duró más de cincuenta minutos, en el centro de eventos Movistar Arena, en Bogotá, Petro Urrego envió unos primeros mensajes. Entre los principales se destacan que hará un gobierno de Unidad Nacional, de garantías para la oposición, de mayor democracia, equidad y justicia social, entendiendo por esta una mayor inversión en salud, educación y recursos para atender algunas necesidades de la población más vulnerable, entre esta las mujeres jefas de hogar, los jóvenes, los ancianos pobres sin ingresos, como también sectores campesinos e indígenas. 

La producción de alimentos y la lucha contra el hambre serán temas prioritarios. 

Además de ese llamado a un gobierno de Unidad Nacional, está el proceso de paz, incluyendo la negociación con el ELN y otros grupos, la reanudación de las relaciones diplomáticas y comerciales con Venezuela, una política social más agresiva y la garantías a los empresarios sobre la estabilidad del modelo económico. 

Esa política social más activa, con mayores subsidios, etc, sin lugar a dudas, representará un estado más grande y más costoso; de allí sus anuncios de una reforma tributaria bien importante en sus recaudos. 

Se habla de cincuenta billones de pesos, es decir cerca de 5 puntos del PIB, por año, según lo ha explicado Ricardo Bonilla, uno de sus asesores económicos. “No vamos a cambiar el capitalismo, y no porque lo adoremos, sino porque consideramos que es el único camino para sacar al país del feudalismo y la pre-modernidad. Tenemos que producir más, para distribuir más”, dijo claramente Petro Urrego. 

Haría bien el próximo gobierno, en nuestra modesta opinión, en anunciar con anticipación los nombres de los próximos Ministros de Hacienda y Jefe del Departamento Nacional de Planeación. Sería un mensaje de tranquilidad para el sector empresarial, principalmente. Y también el nombre del Ministro o Ministra de Defensa Nacional, para enviar un mensaje a la ciudadanía y a las mismas Fuerzas Militares y de Policía. Dos temas que faltaron en ese primer discurso fueron los temas de seguridad ciudadana y la lucha contra el narcotráfico y el micro-tráfico. 

Empero, hay tienen tiempo los líderes de la nueva administración para referirse a esos y otros temas trascendentales, que aún están entre el tintero. De todas formas, se ha iniciado la era Petro- Márquez y el país nacional así lo siente.

POR CARLOS A. MAESTRE MAYA/ESPECIAL PARA EL PILÓN