23 marzo, 2020

Decretan estado de emergencia en centros carcelarios

Esto significa que los directivos de las ciudades podrán adoptar medidas para garantizar la seguridad e integridad de los reclusos. En Valledupar ya fueron aplicadas en la Cárcel Judicial y ‘La Tramacúa’.

A las afueras de la cárcel Judicial de Valledupar pusieron vallas de la Policía Nacional. 

FOTO/ESTEFANY ROJAS.

A pocas horas de presentarse el amotinamiento y desobediencias en varias cárceles del país, el director general del Instituto Nacional Carcelario y Penitenciario, Inpec, decretó estado de emergencia para que se adoptaran medidas en torno a la seguridad e integridad por el Covid-19 a la población privada de la libertad.

Lee también: Confirman primer caso de coronavirus en Valledupar

Las medidas fueron acatadas en Valledupar. El Inpec de la mano del Ejército y la Policía Nacional, reforzarán acciones de seguridad en dos centros de reclusión: Cárcel Judicial y la Penitenciaria de Máxima y Mediana Seguridad conocida como ‘La Tramacúa’.

Se generaron unos planes de contención, control y prevención para mitigar cualquiera afectación que se pueda presentar al interior de los establecimientos carcelarios. Todo de manera preventiva para evitar que vayamos a tener alguna afectación o problema de índole de fuga o amotinamiento y apoyar al Inpec”, explicó el comandante operativo de Policía Cesar, teniente coronel Freddy Delgado Cacerés.

Entre las estrategias aplicadas está el acordonamiento con vayas de la Policía en los alrededores de la Cárcel Judicial ubicada en el barrio El Dangond, además de vigilancia policial.

No dejes de leer: “Estado de salud de paciente con Covid-19 es bueno”: alcalde de Valledupar

Asimismo la Fuerza Pública coordinó otras medidas de carácter ‘interno’ para ‘La Tramacúa’ con el fin de evitar alteración en el orden público.

PRESOS DE ‘LA TRAMACÚA’ PROTESTARON

Los reclusos de la Penitenciara de Máxima y Mediana Seguridad protestaron por el supuesto abandono en que los tiene el Estado frente al virus Covid-19.

Los internos mostraron su molestia a través de un cacerolazo y palabras desafiantes que quedaron grabadas en la cámara de un teléfono celular de uno de los privados de la libertad.

“En cualquier momento de estos, el día menos pensado se prende porque el Estado no quiere hacer nada por nosotros la población carcelaria”, expresa uno de los reclusos.

La protesta se sumó a las que se presentaron el pasado 21 y 22 de marzo en varios centros carcelarios del país y que terminaron en amotinamiento e intentos de fuga.

Te puede interesar: Confirman tercera muerte por coronavirus en Colombia

Las cárceles involucradas fueron La Modelo, La Picota y el Buen Pastor, de Bogotá, esta última de mujeres; así como la de máxima seguridad de Cómbita, en el departamento de Boyacá; en la de Picaleña, en Ibagué, capital del Tolima; en la de Jamundí, Valle del Cauca y en las de Pedregal y Bellavista, en Antioquia, entre otras.

El resultado del intento de fuga en la Modelo fueron 23 privados de la libertad muertos, 83 privados de la libertad heridos, de los cuales 32 están en centros hospitalarios”, dijo la ministra de Justicia, Margarita Cabello Blanco.