2 febrero, 2015

Bajas y alzas de precios en mercados de Valledupar

Principales centrales mayoristas del país presentan desabastecimiento de habichuela.

 La cebolla blanca aumentó su precio.

Son varios factores los que influyen en el precio de los productos de la canasta familiar, entre ellos las situaciones climáticas de las zonas de producción.

En las centrales mayoristas del país se registró disminución de la habichuela, situación que provoca un ascenso en los precios, asimismo, aumentaron las cotizaciones de la arveja y la cebolla cabezona blanca, el pimentón y la remolacha, según el Sistema de Información de Precios y Abastecimiento del Sector Agropecuario, SIPSA.

En Valledupar, el precio de las hortalizas también continúa alto en locales de frutas y verduras; la cebolla blanca se encuentra en un valor de 900 pesos la libra, por su parte el pimentón entre 900 y mil pesos.
De igual forma, el precio de la arveja ascendió un 26% y el kilo quedó en 1.800 pesos dado que ingresó menor carga desde el municipio de Samacá (Boyacá), donde están despachando un mayor volumen hacia el mercado de Corabastos, en Bogotá. Entretanto, en Ibagué la cotización subió un 16% y se negoció el kilo a 2.036 pesos; debido que se presentó menor abastecimiento desde Ipiales.

Por el contrario, disminuyeron las cotizaciones de la cebolla junca, la mazorca, la lechuga, el tomate y la zanahoria. Para el caso de la cebolla junca, su precio descendió un 16% y quedó el kilo a 533 pesos gracias a la mayor oferta recibida desde el municipio de Aquitania (Boyacá), donde hay algunos cultivos en fase de recolección.

Las frutas como la mora, el lulo, la maracuyá y la piña en el mercado de Valledupar presentan una mínima disminución de los precios, pero en general constantes. Por el contrario, subieron las cotizaciones de la mandarina, los limones Tahití y común, el tomate de árbol y el banano. El precio de la mandarina Arrayana registró un incremento del 24% y se vendió el kilo a 1.956 pesos.

La papa única presentó una tendencia al alza de sus cotizaciones en 23 de los 25 mercados donde comercializó a lo largo de la semana. La razón para este comportamiento fue una menor oferta desde Nariño y el Altiplano Cundiboyacense, por finalización de los ciclos productivos y el fenómeno de las heladas que afectó la producción en algunas zonas de producción.

Redacción/ EL PILÓN