27 julio, 2020

Áreas de cesión no son respetadas por constructores: Concejo

De acuerdo a los corporados, muchas de las áreas de cesión se encuentran invadidas y otras sin el trámite necesario para la entrega por partes de los urbanizadores y constructores.

Avivatos se apropian de los terrenos destinados a zonas verdes, vías peatonales y vehiculares, zonas comunales, protección ambiental  y equipamiento urbano. Archivo/EL PILÓN

Las áreas de cesiones gratuitas obligatorias que deben entregar los urbanizadores y constructores para el desarrollo urbanísticos de la ciudad no son respetadas a cabalidad, según los concejales de Valledupar, así lo dejaron claro en un debate de control político.

“Nos preocupa que muchas de esas áreas de cesión no han sido recibidas por la oficina Asesora de Planeación, lo que evidencia el desinterés y falta de compromiso por parte de las administraciones municipales desde hace muchos años para ejercer las acciones administrativas y legales para la recuperación de estos bienes públicos, muchas de los cuales se encuentran invadidas y otras sin el trámite necesario para la entrega por parte de los urbanizadores y constructores.  Como consecuencia de lo anterior, el municipio tiene en la actualidad un déficit de espacios de uso público destinados a la zona verde, escenarios deportivos y recreativos, instituciones educativas, centros de salud centros culturales y espacios religiosos”, aseveró Thelma Gómez Strauch.

Lee aquí también: Área de cesión en Citaringa enfrenta a ávecinos

Para la corporada liberal, “lo más preocupante es la descoordinación y falta de articulación que hay entre la Secretaria de Gobierno y la Oficina Asesora de Planeación para el ejercicio del control físico urbano en el municipio, que les corresponde sobre los urbanizadores y constructores que contravienen las normas urbanísticas, construyen sin licencia de construcción, cerramientos y mejoramiento y otros que aún con licencia expedida por curaduría urbana no se sujetan al cumplimiento de las normas del Plan de Ordenamiento Territorial. Todas estas debilidades en la gestión municipal afectan a la ciudad en su desarrollo urbanístico planificado y sostenible”.

En este sentido, su homologo Jorge Luis Pérez Peralta considera que se viene presentado un conflicto de competencias en materia de control físico urbano con la expedición del nuevo Código de Policía, teniendo en cuenta las facultades que tienen hoy los inspectores de policías y corregidores para imponer sanción a quienes incumplan la normatividad urbanística. “Sin embargo, la normatividad urbanística en general establece que son los alcaldes o sus delegados permanentes los que tienen competencia principal en el control urbano. A nuestro criterio y dándole una adecuada interpretación a la normativa, creemos que el delegado debe ser planeación por la experiencia e idoneidad en el manejo del tema, oficina que debe acompañar a los inspectores de policía para sancionar a quienes incumplan la norma urbanística”, acotó.

El concejal del Equipo Azul añadió que ‪existe un desorden administrativo, asegurando que debe haber un engranaje entre las secretarias de Planeación y Gobierno para sacar adelante el control físico urbano y que la alcaldía de Valledupar requiere una reestructuración administrativa, de manera que se debe crear una dirección de control urbano adscrita a Planeación en cabeza de inspectores de policía con experiencia para que ejerzan una efectiva vigilancia y control sobre las edificaciones, construcciones e intervenciones del espacio público y se busque cumplir el ordenamiento jurídico urbano.

Por su parte, Manuel Gutiérrez Pretel indicó que existe una debilidad administrativa en el municipio ante la falta de recibimiento de manera formal de las áreas de cesión que deben entregar urbanizadores y constructores al municipio de Valledupar. “Para que estas áreas pasen a cabeza del municipio tiene que realizarse una escritura pública y eso no existe. Es una problemática que viene desde hace muchos años. Con respecto a la secretaría de Gobierno muchas de las áreas de cesión se encuentran invadidas por particulares.

Le podría interesar: Área de cesión, el dolor de cabeza del Francisco el Hombre

VOZ DEL MUNICIPIO

Al final del debate, la jefe de la oficina Asesora de Planeación Municipal, Cecilia Rosa Castro Martínez, se comprometió con un inventario de áreas de cesión, asegurando que este sería el inicio de la solución de esta problemática para tener claridad de cuántas existen, dónde están ubicadas, y cuáles son sus linderos.

De acuerdo al Decreto 1077 de 2015,  el urbanizador tendrá la obligación de avisar a la entidad municipal de la administración y mantenimiento del espacio público acerca del otorgamiento de la escritura de constitución de la urbanización,pero el urbanizador no cumple con su obligación legal y es la administración quien debe salir a requerir a este que cumpla con su obligación.  Más aun cundo en la oficina de Instrumentos Públicos pese a que el urbanizador le presenta un proyecto de urbanismo para su correspondiente registro, este  no solicita el registro del área de cesión”, explicó Castro Martínez.

Por otro lado, sustentó: “En la mayoría de los casos, los urbanizadores se encuentran incumplimiento las obligaciones establecidas en la respectiva licencia, y no puede la administración recibir áreas de cesiones incompletas al encontrarse en una posible conducta disciplinable. Asimismo, en planeación no contamos con un equipo de topografía que realice los levantamientos de las áreas, este servicio debe solicitarse a la secretaria de Obras Públicas; como tampoco de un abogado especialista en derecho urbano que analice cada caso en particular”.

Por su parte, el secretario de Gobierno, Luis Galvis, aseveró  que en el tema de la invasión de las áreas de cesión es un tema en el que están trabajando, pero desafortunadamente los particulares son desalojados y vuelven a invadir.

“EL MUNICIPIO NO SE HACE CARGO DE ESTAS ÁREAS”: CAMACOL

Al respecto, el gerente de la Cámara Colombiana de la Construcción, Camacol, seccional Cesar, Hernán Felipe Araújo Ariza, manifestó: “El problema no es que el constructor no respete las áreas de cesión, el problema es que el municipio no se hace cargo de esas áreas de cesión y muchas veces el constructor mientras desarrolla el proyecto encierra esas áreas para entregarlas al final de la construcción porque si las entregan antes, y el municipio no se hace cargo, corremos el riesgo que las invadan personas ajenas al proyecto y genere una afectación al entorno”.

ANNELISE BARRIGA RAMÍREZ/EL PILÓN annelise.barriga@elpilon.com.co