26 diciembre, 2019

Animales en riesgo por falta de hábitat

Jaguares, Tigrillos y aves entre los afectados. El tráfico animal también se suma a la problemática de extinción.

El primer accidente registrado fue el 18 de diciembre, entre el municipio de Codazzi y San Diego, en donde un jaguar falleció presuntamente por un disparo, según la Policía al no poder corroborar en el lugar de los hechos evidencias que indicaran un atropello. 

FOTO/JOAQUÍN RAMÍREZ.

En el departamento del Cesar, las noticias por accidentes de felinos han sido noticia particular en los últimos meses de 2019, en un recuento de accidentes hubo un caso confirmado por las autoridades y un segundo por confirmar, donde estos animales exóticos como el jaguar y el tigrillo fallecieron por automóvil o presunto disparo.

El primer accidente registrado fue el 18 de diciembre, entre el municipio de Codazzi y San Diego, en donde un jaguar falleció presuntamente por un disparo, según la Policía al no poder corroborar en el lugar de los hechos evidencias que indicaran un atropello.

Lee también: Investigan muerte de jaguar que habría sido atropellado en el Cesar

La segunda ocasión donde se habló de un felino, fue el 22 de diciembre, donde se confirmó que se trató de un tigrillo de cuatro años que fue atropellado por un vehículo que conducía al parecer en alta velocidad, según comentó el veterinario de Corpocesar, Marino Zuleta. Estas vías generalmente son conducidas a alta velocidad y es posible que al momento del accidente no haya existido la posibilidad de evitar el golpe mortal.

Ahora bien, estas zonas que rodean Codazzi y Becerril son espacios donde la ganadería está presente, pero también las zonas de bosque. Según lo conversado y expuesto anteriormente con el veterinario Zuleta la deforestación forma parte de las actividades que se llevan a cabo en estas zonas rurales-ganaderas.

Esta práctica – deforestación- se utiliza para ganar terreno que sirva de pasto para el ganado, pero además: “Pasados apenas entre 5 y 10 años, el exceso de pastoreo y la pérdida de nutrientes convierten las tierras del bosque lluvioso, que antes eran un depósito de biodiversidad, en terrenos estériles”, según la ONU.

Lee también: Tigrillo muerto por accidente en Codazzi

En Valledupar, los esfuerzos por bajar los incendios ambientales presentan una reducción del 80%, en los últimos tres años, como consecuencia de la acción de brigadas guarda bosques que se crearon para las cuencas Garupal y El Diluvio, en el marco de una alianza entre la Corporación Autónoma Regional del Cesar, Corpocesar, con el PNUD, el Cuerpo Oficial de Bomberos Voluntarios, y la Unidad de Gestión de Riesgo del Cesar, según información con corte al 22 de noviembre.

Sin embargo, al parecer los esfuerzos por resguardar las áreas verdes naturales del Cesar tienen una mayor incidencia en el municipio Valledupar, que en Codazzi y Becerril donde se han presentado los incidentes de los felinos.

¿Por qué estos animales salen de sus hábitat? es la interrogante que arropa a los hechos, y para eso el veterinario Zuleta plantea una hipótesis: “Una de las causas principales es que están desforestando las áreas de bosque, y al disminuir el hábitat de estos felinos también se disminuye el número de presas que ellos consumen y eso los obliga a buscar en otras áreas presas domésticas. La pérdida del hábitat de estos animales los hace buscar otro tipo de presas que no son su habitual comida”.

EL PILÓN conversó vía telefónica con vocería oficial del Centro de Atención y Valoración de Fauna y Flora Silvestre de Corpocesar, CAVFFS, donde manifestaron razones de salto a zonas urbanas de los felinos: “La deforestación e incendios forestales son la principal causa. Ahorita arranca en el primer trimestre del año 2020, una de las causas principales que es el incendio. El año pasado tuvimos un comunicado de un puma que se metió al patio de una casa del municipio Agustín Codazzi, y para ese entonces había alrededor de 33 focos de incendios en todo el departamento sobre todo en la parte más afectada que es la serranía de Perijá”.

El punto de alerta de los incendios forestales: “Siempre la mayor parte afectada es la serranía de Perijá y Santa Marta, como Valledupar está entre dos grandes serranías entonces tenemos esos focos, algunos animales empiezan a bajar por incendios forestales, y también por tala de árboles. Vemos que los campesinos siembran mucho cilantro, están degradando áreas por el tema del cilantro”.

Lee también: Un puma se metió a una iglesia pentecostal

CÍRCULO DEL PROBLEMA

Siguiendo la lectura de las posibles causas sobre el por qué los felinos recorren vías urbanas, o transitadas por vehículos, el punto de partida son los campesinos o ganaderos que en aras de siembras, o hectáreas para pasto del ganado, talan árboles o adoptan áreas que expulsan de manera automática a los felinos, éstos a su vez en búsqueda de comida y de un nuevo hogar huyen hacia zonas donde lamentablemente los vehículos a alta velocidad truncan su destino al chocar con estos animales.

Están deforestando. Los animales no encuentran comida y tienen que bajar hacia las fincas, y ahí es donde se comienza el conflicto, no solo estos animales sino también el oso, las aves rapaces, el águila arpía, el cóndor. Todo esos animales tienen que bajar a coger gallina; de pronto atacar ganado porque no encuentran comida arriba, donde ellos están”, explican desde el CAVFFS.

Al parecer, esta misma situación con los felinos, sucede en La Guajira por ser un ‘ecosistema compartido’. Es importante destacar que en la conversación sostenida con vocería del CAVFFS se menciona también la problemática de las aves que no pueden hacer nidos debido a la tala de los árboles, en consecuencia es una cadena que perjudica el hábitat de más de un tipo de animal.

Otras causas

Entre las varias razones de los hechos lamentables relacionados a los felinos es el tráfico de animales silvestres, según la información suministrada por el CAVFFS, el departamento del Cesar es la quinta región donde animales como el tigrillo, la guacamaya, y aves, son vendidos en otros departamentos e incluso fuera del país. Se puede llegar a vender desde las plumas de un ave hasta el cuero de un felino.

No dejes de leer: Natalia Curvelo habló fuerte por video íntimo filtrado en redes sociales

La compra ilegal de estos animales genera que el negocio continúe, y por ende se vean amenazadas las especies animales. En este punto, hacemos memoria de lo que fue un hecho alarmante en EL PILÓN en 2018, en el corregimiento de La Loma, ubicado en el municipio El Paso, donde fue rescatado un tigrillo en cautiverio, que luego de recibir atención, medicamentos y cuidados muere debido a la gravedad de una obstrucción rectal, según reportó la Corporación Autónoma Regional del Cesar, Corpocesar.

El animal estaba en una casa en condiciones domésticas.
Según el CAVFFS, cuando un animal se encuentra fuera de su hábitat natural las probabilidades de muerte aumentan por mala alimentación y espacio inadecuado.

Por: Daniela Minorta