22 junio, 2020

Algunos vallenatos desacataron la ley en el Día del Padre

Para conocer cómo avanzaba el toque de queda EL PILÓN realizó un recorrido por distintos sectores de la ciudad.

FOTO/JOAQUÍN RAMÍREZ.

Pese a que las medidas del toque de queda establecían que nadie podía salir a las calles a menos que estuviesen vinculados a las excepciones, en el Día del Padre, algunos vallenatos no respetaron y se pasearon por la ciudad desacatando las normas.

Lee también: Primeras horas de toque de queda en Valledupar: entre parrandas y comparendos

Aunque no se registraron mayores inconvenientes en cuanto a la alteración del orden público, para un sector de los habitantes la situación en la jornada de ayer, en la que se celebró el día del padre, fue preocupante debido a que hubo una parcialidad de la población vallenata que no respetó las medidas de bioseguridad.

AL PARECER OLVIDARON LA CUARENTENA”

En la Comuna Cinco se vivió una jornada mezclada entre la falta de conciencia y el desorden.  En los barrios La Nevada, Villa Yaneth y Las Rocas, personas que transitaban por las calles no usaban los elementos de bioseguridad e incluso saludaban a sus vecinos como si para ellos la covid-19 solo existiera en la televisión.

En el barrio Divino Niño el sonido de la música a alto volumen estuvo a la orden del día, mientras que establecimientos comerciales expendían productos a personas que llegaban a comprar, violando el toque de queda.

Así mismo, en el barrio La Nevada hubo conatos de riñas. El pasado sábado al inicio del toque de queda dos personas se enfrascaron en una riña y la fuerza pública tuvo que intervenir. La situación se presentó en la calle 5H.

María Daza, habitante de este sector al noroccidente de la ciudad hace más de 17 años indicó: “En La Nevada debería haber más atención por parte de las autoridades”, expresó enfáticamente la habitante del sector.

No dejes de leer: Dan casa por cárcel a exalcalde de Astrea acusado de detrimento patrimonial

Para la mujer la actitud de los habitantes de la zona no es nueva. “En los años anteriores no le han prestado atención al tema de los ‘mercaditos’, usted puede pasar por la calle principal del barrio entre las 10 de la mañana y la 1 de la tarde y se dará cuenta como estos expendios de alimentos invaden el espacio público. Por otro lado, las personas al parecer olvidaron la cuarentena porque se está volviendo algo normal ver un importante flujo de transeúntes sin tapabocas”, señaló María Daza.

HUBO COMERCIOS CON PUERTAS ABIERTAS

La trasversal 23 fue uno de los puntos donde más se irrespetó el toque de queda. Negocios pequeños abrieron sus puertas, situación que permitió la llegada de personas para realizar compras.  Entre ese grupo de habitantes se encontraban pobladores de la tercera edad, quienes esperaban que los negocios abrieran para poder adquirir sus productos.

José Muegues, residente del barrio los Fundadores, recriminó los comportamientos erráticos de algunos pobladores del sector durante el día del padre. “A los vallenatos les  tiene que pasar algo grave para que puedan tomar conciencia”, aseguró.

Mugues no justifica el incumplir las normas. “Yo no le deseo el mal a nadie porque son los designios de Dios, pero si me da grima ver como las personas están desobedeciendo los mandatos del Gobierno municipal. Aclaro que no estoy ni a favor ni en contra de la medida, pero si es preciso señalar que los vallenatos deben tener más cuidado en lo que hacen porque se podrían contagiar”, para este hombre un ejemplo claro fue lo sucedido el viernes 19 de junio.

MÁS PRESENCIA POLICIAL

Los habitantes de barrios como el Primero de Mayo y Siete de Agosto pidieron más presencia de la Policía para que no se sigan presentando situaciones que van contra de las normas.

Te puede interesar: Encuentran cuerpo de joven ahogado en ciénaga de Gamarra

En ‘el primero’ la queja más frecuente por parte de algunos moradores, se concentró en que la gente tome prevención debido a que muchas personas salían a las calles sin protección, exponiendo  a quienes saludaban.

Por su parte, la Policía asegura que se han preparado para cualquier contingencia. “Los 350 efectivos de la policía que llegaron a la ciudad estarán resguardando la seguridad de la ciudadanía vallenata y vigilando el cumplimiento del ‘toque de queda por la vida’ haciendo cumplir el aislamiento social”, declaró el coronel Manuel Carvajal, comandante del distrito de policía de Valledupar.

POR: ROBERT CADAVID/EL PILÓN