8 febrero, 2019

Alejo Durán, lo más grande de El Paso

En el marco de la celebración de su centenario, autoridades y la comunidad de El Paso le rinden un homenaje al juglar vallenato.

Alejandro Durán, juglar vallenato.

Gilberto Alejandro Durán, más conocido como ‘Alejo Durán’ nació el 9 de febrero en el municipio de El Paso, Cesar, fue un reconocido juglar, intérprete y compositor de la música vallenata.

En el marco de la celebración de los cien años del natalicio del juglar, autoridades y la comunidad de El Paso rinden un homenaje al ‘Negro grande’ que con su dedicación y esfuerzo logró que el vallenato traspasara fronteras y fuera reconocido a nivel mundial.

El alcalde de El Paso, Hidalfo De la Cruz, exaltó la grandeza de Alejo Durán e invitó a la conmemoración del centenario de su natalicio que se desarrollará desde este viernes 8 hasta mañana 9 de febrero. “100 años de natalicio cumple el negro grande de Colombia, el negro que llevó al vallenato a lo más alto a nivel nacional e internacional. La máxima expresión cultural a nivel nacional y del mundo. Alejo vive”, dijo el mandatario.

De igual forma, el presidente de la Fundación Festival Pedazo de Acordeón, Alberto Beleño, expresó “Lo más grande que dejó Alejo Durán en El Paso fue su gran amor, su sensibilidad. Esa gestión que hizo por el vallenato que hoy en día sea catalogado ante la Unesco como la salvación del vallenato en el mundo y Colombia”.

El biógrafo José Manuel Vergara, expresó que Alejo Durán “no se limitaba a relatar cosas que acontecían en los pueblos, como lo hacían los demás acordeonistas, sino que las fustigaba con su criterio personal, ya de manera directa como en Evangelina, ya indirectamente como en Hombre de malas, El parrandero, La lengua, o finalmente, con sutileza e ironía como en La perra o La fortuna”.

Desde muy joven, el juglar empezó a desempeñarse en diferentes oficios en fincas de la región y al tiempo, demostró interés por la música, tocaba el acordeón, la flauta de millo y la caja.

Dentro de sus canciones más populares se encuentran ‘Alicia Dorada’, ‘Cachucha bacana’, ‘039’ y ‘Mi pedazo de acordeón’, canción con la que logró coronarse como el primer rey del festival de la Leyenda Vallenata en el 1968.

Según José Manuel Vergara, biógrafo del juglar vallenato, “Durán cierra el ciclo de los acordeonistas maestros. Después de él surgen numerosos conjuntos, buenos ejecutores, pero niegan la autenticidad del verdadero aire vallenato, restándole importancia a la trayectoria del acordeón”.

Para hoy, en el municipio de El Paso, tienen contemplado la visita a la casa museo Alejandro Durán, un conversatorio de la vida y obra del juglar, lanzamiento de un documental, la presentación del cantante vallenato Farid Ortiz y la condecoración del artista Carlos Vives, quien ha resaltado la música del acordeonero a lo largo de su carrera artística.