31 julio, 2021

‘Agua Piloto, el sabor del futuro’: una campaña sarcástica en contra del fracking

El reciente movimiento ‘Cesar sin fracking y gas’ realizó la campaña pedagógica para explicar las razones por las cuales estas técnicas perjudicarían los ecosistemas y fuentes hídricas del departamento.

Por medio de estas botellas con agua quisieron evidenciar cómo quedarían las fuentes hídricas del departamento. 

FOTO: JOAQUÍN RAMÍREZ.

Este viernes 30 de julio distintas organizaciones ambientales y sociales unieron fuerzas y realizaron una campaña en contra del fracking y la explotación de yacimientos no convencionales en el departamento del Cesar. El evento tuvo lugar en la plazoleta de la Gobernación.

Con esta campaña buscaron dar a conocer las consecuencias que pueden traer estas técnicas. Luis Maestre, vigía ambiental de Valledupar, informó que en el departamento se están llevando a cabo pruebas pilotos de fracking en la cuenca del río Cesar, lo cual ocasionaría daños también a la ciénaga de Zapatosa, la cual ya se encuentra contaminada por aguas residuales.

El evento tuvo un carácter pedagógico, por medio del que buscaron sensibilizar a la ciudadanía sobre los riesgos de explotación en las fuentes hídricas, debido a que se estima que cerca de 500 contaminantes las pueden afectar. En el lugar se observaba una mesa llena de botellas con agua y en cada una de ellas mostraron cómo quedarían las fuentes hídricas del departamento.

Esta es una campaña de tendencia sarcástica porque es un agua embotellada como si se tratara del lanzamiento de una marca de agua llamada ‘Agua Piloto’ en analogía a los proyectos pilotos que se están llevando a cabo”, explicó Amarilis Llanos, miembro de la Alianza contra el fracking en la Sierra Nevada.

Por medio de ‘Agua Piloto’ quieren enviar una alerta a toda la ciudadanía y sobre todo al Gobierno nacional debido a que el Estado no ha medido las consecuencias de adelantar este tipo de proyectos en todo el país. “Siempre han dicho que quieren hacer fracking responsable, pero es difícil pensar en un fracking responsable cuando no se tiene previamente los estudios científicos para conocer cuáles son los impactos sobre los diferentes ecosistemas”, agregó Llanos.

Los miembros del movimiento ‘Cesar sin fracking y gas’ manifiestan que de tratarse de una extracción responsable se debería dedicar esta década a investigación y ciencia sobre los ecosistemas, hacer un inventario de esos recursos y esperar que exista una tecnología que no sea tan invasiva con el medio ambiente.

Queremos decirle a la gente que el agua que se utilizará para estos proyectos es contaminada, de tal manera que no es recuperable; estamos utilizando agua con abono, por ende no se puede consumir, pero se le puede aplicar a las plantas. El agua producto del fracking será contaminada con químicos y algunos de ellos producen cáncer”, acotó uno de los organizadores de la campaña.

35 AÑOS DE EXTRACCIÓN

Los integrantes del movimiento indicaron que en la conferencia sobre el Cambio Climático de París del 2015 de la Convención Marco de Naciones Unidas se concertó la necesidad de mantener el calentamiento global por debajo de 2 grados respecto a los niveles preindustriales, acotando que una de las herramientas concertadas fue la transición energética justa, por ende, los proyectos de gas asociados a mantos de carbón que se pretenden realizar en la cuenca del rio Cesar no son coherentes con ese propósito.

35 años después del modelo extractivista, un porcentaje significativo del Cesar sigue empobrecido. “En esa conferencia se concretó que se deben dejar los combustibles fósiles en el suelo y sacar los estrictamente necesarios, pero el modelo extractivista saca, no por necesidad, sino por el interés de enriquecimiento de pocos sectores de la población mientras la mayoría se mantiene en el empobrecimiento como lo demuestran las cifras e índices”, acotaron los defensores de los ecosistemas.

POR: Ketty Gutiérrez Maestre/EL PILÓN
Kjgutierrezma.18@gmail.com