Publicidad
Categorías
Categorías
Especial - 2 febrero, 2023

Adolfo Pacheco, sublime compositor  

Desde niño un soñador en su pueblo San Jacinto que fue el sagrado recinto de su espíritu creador. 

Adolfo Pacheco.
Adolfo Pacheco.

               I

Desde niño un soñador  

en su pueblo San Jacinto

que fue el sagrado recinto 

de su espíritu creador.   

Sublime compositor, 

su tierra fue el manantial 

de su creación musical

que es un radiante castillo;   

Adolfo Pacheco Anillo 

es artista universal.

             II

En el lienzo del camino 

pinta el patio de la infancia 

la nostalgia y la fragancia, 

las emociones del vino.  

Entre más viejo más fino 

escribe sobre un tapiz, 

dibuja el amor feliz 

adornado en ritornelo 

y ve volar un mochuelo 

con pico de color maíz. 

             III

Toma los hilos del viento 

y tres vistosos colores  

para tejer de esplendores 

una hamaca en movimiento, 

y se mecieron contentos 

los sueños del  corazón, 

los cantores de acordeón 

de la tierra vallenata; 

La Hamaca Grande relata 

leyendas de una región.

             IV

Pentagrama en trilogía

la música divino arte,  

la melodía se comparte 

con el ritmo y la armonía. 

Presente está la poesía 

en el texto popular, 

son motivos de cantar:    

la alegría y la tristeza, 

la risa de la belleza 

y el llanto por no regresar.  

Por José Atuesta Mindiola 

Especial
2 febrero, 2023

Adolfo Pacheco, sublime compositor  

Desde niño un soñador en su pueblo San Jacinto que fue el sagrado recinto de su espíritu creador. 


Adolfo Pacheco.
Adolfo Pacheco.

               I

Desde niño un soñador  

en su pueblo San Jacinto

que fue el sagrado recinto 

de su espíritu creador.   

Sublime compositor, 

su tierra fue el manantial 

de su creación musical

que es un radiante castillo;   

Adolfo Pacheco Anillo 

es artista universal.

             II

En el lienzo del camino 

pinta el patio de la infancia 

la nostalgia y la fragancia, 

las emociones del vino.  

Entre más viejo más fino 

escribe sobre un tapiz, 

dibuja el amor feliz 

adornado en ritornelo 

y ve volar un mochuelo 

con pico de color maíz. 

             III

Toma los hilos del viento 

y tres vistosos colores  

para tejer de esplendores 

una hamaca en movimiento, 

y se mecieron contentos 

los sueños del  corazón, 

los cantores de acordeón 

de la tierra vallenata; 

La Hamaca Grande relata 

leyendas de una región.

             IV

Pentagrama en trilogía

la música divino arte,  

la melodía se comparte 

con el ritmo y la armonía. 

Presente está la poesía 

en el texto popular, 

son motivos de cantar:    

la alegría y la tristeza, 

la risa de la belleza 

y el llanto por no regresar.  

Por José Atuesta Mindiola