Publicidad
Categorías
Categorías
El Vallenato - 9 diciembre, 2020

Acordeoneros: ¿Pérdida de protagonismo o cambio de paradigma en el vallenato?

Reyes vallenatos, músicos y folcloristas dieron su opinión sobre el rol actual que cumple el acordeonero en los grupos vallenatos tras la polémica por la carátula del reciente trabajo discográfico de Silvestre y Lucas Dangond.

Tras la polémica, los acordeoneros de la música vallenata piden tener el mismo protagonismo que hace unos años en las agrupaciones. 

FOTO/CORTESÍA.
Tras la polémica, los acordeoneros de la música vallenata piden tener el mismo protagonismo que hace unos años en las agrupaciones. FOTO/CORTESÍA.

La ausencia de Lucas Dangond en la carátula del álbum ‘Las locuras mías’ de Silvestre Dangond generó una polémica entre reyes vallenatos, folcloristas y seguidores de los artistas por el rol actual del acordeonero en las agrupaciones vallenatas.

Lee también: Polémica por la figura del acordeonero en el álbum de Silvestre Dangond

A juicio de algunos músicos y expertos en la materia, este ha perdido protagonismo en los últimos años, mientras que algunos expresaron que todo se trata de “un relevo generacional”.

Bueno en ese CD de Silvestre el pobre Lucas no aparece ni en la parte de atrás del CD, cómo hemos quedado los acordeoneros valiendo tres tiras (sic)”, fue el comentario del rey vallenato Fernando Rangel en Twitter que dio inicio a la controversia que aún sigue vigente en las redes sociales y medios de comunicación de la capital del Cesar, quienes han analizado a fondo los cambios que ha sufrido la música vallenata en los últimos tiempos.

En la carátula del álbum ‘Las locuras mías’ aparece Silvestre Dangond semidesnudo acompañado de una guitarra, mientras que al respaldo se observa un acordeón y el listado de canciones, lo que fue una ofensa para algunos acordeoneros.

Tras el trino de Rangel, Lucas se pronunció al respecto y se tomó una fotografía con sus acordeones para recrear el diseño original de la carátula del álbum. “Hola, volví… Y con las manos en la cabeza de ver tantas cosas absurdas en estas contaminadas redes sociales. Nunca tendremos a todos contentos, algunos valorarán tu esfuerzo, otros lo pueden ignorar. Algunos reclaman y opinan sobre lo que no deben y tampoco saben. Entiendan: cada cabeza es un mundo diferente, todos tenemos metas y objetivos diferentes”, dijo.

Es tanto la atención que ha acaparado el tema que hasta el rey Jaime Dangond compuso la canción ‘Rangel no sufras’, en la que hace un recuento de lo sucedido y señala que Fernando Rangel “nunca va triunfar por sus críticas”. Además, menciona en una parte de la letra que este está “ardido” porque su hermano “toca con Silvestre”, alcanzando a su parecer, un nivel comercial superior.

https://www.instagram.com/tv/CIdryJHnT73/?utm_source=ig_embed

EL PILÓN dialogó con reyes vallenatos, compositores, acordeoneros y miembros de la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata, quienes dieron su punto de vista frente a la discusión sobre el rol del acordeonero, discusión que ahora tomó un tinte diferente, tal vez por las puyas que iban y venían en redes sociales entre las partes.

RECUPERAR EL PROTAGONISMO DEL ACORDEONERO

En una entrevista para un medio local, Fernando Rangel aclaró que sus palabras en ningún momento buscaban ofender a Lucas Dangond, más bien resaltar su trabajo que en su opinión estaba siendo menospreciado al no ver su imagen en la carátula del CD, algo que tal vez no se había presentado antes en los grupos vallenatos porque era costumbre ver a cantantes y acordeoneros en las imágenes promocionales de los álbumes.

También puedes ver: Video | Con canción, Jaime Dangond responde a Fernando Rangel

Yo tengo entendido que estamos en un país de libre expresión, y con lo dicho yo no ofendí a nadie en ningún momento. Yo me formé en un hogar donde me enseñaron a respetar y además de eso a decir con altura y sin bajeza lo que uno piensa respecto a algo. Muchas personas me han escrito molestas y se ha generado esta polémica, pero en ningún momento he ofendido a Lucas, porque yo lo admiro, lo mismo a Silvestre, a Jaime, y no entiendo por qué la gente ha llevado las cosas a este nivel”, dijo Rangel.

Sobre la canción ‘Rangel no sufras’, manifestó que tiene talento para responder a Jaime Dangond, pero que no lo hará para no seguir con “una polémica sin sentido”. “Me niego a esos libretos absurdos e insultantes”, añadió.

Por último, una vez más dijo que estaba defendiendo a los acordeoneros, ya que, según él, necesitan tener más protagonismo en el folclor. “Mi lucha realmente es por recuperar el protagonismo del acordeonista, tal vez esto sea algo imposible, pero yo personalmente llevo en el alma y mi corazón a nuestros juglares, a esas personas que abrieron el camino, como Alejo Durán, Calixto Ochoa, ‘Colacho’ Mendoza y el viejo Emiliano, que fueron personas que cantaron y tocaron y no podemos perder esa tradición y su legado”.

Fernando Rangel, rey vallenato 2012. FOTO/CORTESÍA.

“EL ACORDEONERO ES FUNDAMENTAL”

Entre tanto, Efraín ‘Mono’ Quintero, vicepresidente de la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata recordó que desde los inicios de la música vallenata el acordeonero siempre ha sido fundamental y que no puede ser desplazado a un segundo plano.

Dentro de la música tradicional vallenata o en los conjuntos musicales de vallenato el acordeonero es fundamental. Yo creo que desconocer ese rol del acordeonero me parece un acto de mal gusto, de falta de lealtad con alguien que está produciendo igual que él cosas muy bonitas, como hacer una composición musical que no es solo del intérprete, sino que hace parte todo un conjunto y ese matrimonio no se puede dividir”, dijo.

Con relación a la controversia por la carátula de Silvestre Dangond, recordó que hace unas décadas en las carátulas de los álbumes de Diomedes Díaz, Jorge Oñate, entre otros cantantes, aparecía el grupo completo: cantantes, acordeoneros, guacharaqueros, cajeros, “porque todos tenían un valor importante en la producción del disco”, pero que actualmente por temas comerciales y de promoción, el cantante ha sobresalido más porque “ahora venden lo bonito y han desplazado al resto de integrantes”.

Tomas un acordeonero y si no es buen intérprete del acordeón, te aseguro que la pieza musical no tendría el éxito que tiene. Todo es la integralidad que no se puede desconocer, lamentablemente el cantante hoy en día ha cogido un valor protagónico en todas partes como Puerto Rico, República Dominicana, pero creo que nosotros somos tan humanos que somos capaces de voltear la hoja y darle ese tipo de protagonismo sin ningún tipo de egoísmo al acordeonero y a los integrantes del conjunto”, afirmó.

En la misma línea, el rey vallenato José María ‘Chemita’ Ramos fue claro en decir que “las cosas han cambiado, pero la música sigue siendo la misma”, haciendo referencia a que el acordeonero también tiene derecho a vender su imagen. “Siempre he sido partidario que al acordeonero debe dársele el valor que se merece y salir en una carátula es lo más normal del mundo”, agregó.

PÉRDIDA DE PROTAGONISMO

Con relación al tema, el rey de reyes Hugo Carlos Granados señaló que el acordeonero se ha dejado “quitar protagonismo” en los grupos musicales y que son pocos como Omar Geles, Israel Romero, Alfredo Gutiérrez y él mismo, los que han seguido la línea de antes en la que el acordeonero era el líder del conjunto. 

No dejes de leer: Del canto a la actuación: artistas que han personificado a cantantes vallenatos en la televisión

Como dice mi papá, un acordeonero se sube solo a una tarima con su acordeón, canta y alguno baila, pero un cantante no se puede subir a una tarima solo a cantar porque pierde el protagonismo y ahí es donde se nota que el acordeonero debe ser importante en una agrupación. Hace pocos días escuchaba a Jorge Oñate diciendo que la base primordial de una agrupación vallenata es el acordeonero porque es quien marca el ritmo, es quien da la melodía de lo que se va a interpretar”, dijo.

Para Hugo Carlos los acordeoneros por no hacerse responsable para manejar un grupo vallenato, las contrataciones o temas publicitarios, “se entregan de manera fácil a un cantante para que maneje todo”, ya que esos compromisos acarrean mucho dinero.

Sobre la polémica dijo: “Sea como sea Fernando Rangel es un rey vallenato y Lucas es un excelente acordeonero, pero no es rey vallenato y el tema de que esté triunfando con Silvestre es indiscutible y formaron una polémica detrás de nada porque Fernando no tocó a Lucas para nada ni ofendió su calidad interpretativa, sino que está defendiendo lo que le pertenece de acordeonero”, dijo.

Lucas Dangond publicó esta fotografía en sus redes sociales tras la controversia. FOTO/CORTESÍA.

UNA NUEVA GENERACIÓN

Por último, el compositor Félix Carrillo Hinojosa detalló que el hecho que Lucas Dangond no haya salido en la carátula del CD de ‘Las locuras mías’ no significa que se le hayan vulnerado sus derechos como acordeonero e integrante de un grupo musical, sino que, con el cambio de la industria musical, el cantante es quien se encarga económicamente del equipo de trabajo, por lo que su imagen es la promocionada.

El hecho de que Lucas no aparezca en la imagen no es que está desapareciendo el acordeón, porque si entras al producto encuentras el instrumento tocado por un intérprete. Me parece que la polémica no tiene fundamento porque la imagen toda se la lleva Silvestre por razones obvias. Esos son manejos de imágenes entre el artista Silvestre Dangond y la casa disquera, pero a veces nosotros hacemos de un manejo una tragedia y ahí no la hay”, aseguró.

En otro aspecto, consideró que la música vallenata está teniendo un relevo generacional con el surgimiento de los nuevos talentos y plataformas digitales, tal como ocurrió en el pasado cuando los juglares se enfrentaron a la radio, la televisión y a la combinación del vallenato con otros ritmos musicales.

“Lo que estamos viviendo es un tiempo importante en la música vallenata, no hay crisis, lo que hay es un relevo generacional y todos esos males que vivimos hoy también lo vivimos en el pasado: gente con letras vulgares, machismos, acciones patriarcales, todo eso se vivió en el pasado y ahora se vive menos. Creo que le han querido poner un poco de tragedia a este momento de la música vallenata y lo que hay que hacer es vivir el momento porque el edificio de la música vallenata ya está construido, la música clásica ya está definida y ahora hay que darle paso a una nueva generación, que con nuevas tecnologías y plataformas digitales se enfrenta a lo desconocido”, finalizó.

POR: CARMEN LUCÍA MENDOZA CUELLO/ EL PILÓN

El Vallenato
9 diciembre, 2020

Acordeoneros: ¿Pérdida de protagonismo o cambio de paradigma en el vallenato?

Reyes vallenatos, músicos y folcloristas dieron su opinión sobre el rol actual que cumple el acordeonero en los grupos vallenatos tras la polémica por la carátula del reciente trabajo discográfico de Silvestre y Lucas Dangond.


Tras la polémica, los acordeoneros de la música vallenata piden tener el mismo protagonismo que hace unos años en las agrupaciones. 

FOTO/CORTESÍA.
Tras la polémica, los acordeoneros de la música vallenata piden tener el mismo protagonismo que hace unos años en las agrupaciones. FOTO/CORTESÍA.

La ausencia de Lucas Dangond en la carátula del álbum ‘Las locuras mías’ de Silvestre Dangond generó una polémica entre reyes vallenatos, folcloristas y seguidores de los artistas por el rol actual del acordeonero en las agrupaciones vallenatas.

Lee también: Polémica por la figura del acordeonero en el álbum de Silvestre Dangond

A juicio de algunos músicos y expertos en la materia, este ha perdido protagonismo en los últimos años, mientras que algunos expresaron que todo se trata de “un relevo generacional”.

Bueno en ese CD de Silvestre el pobre Lucas no aparece ni en la parte de atrás del CD, cómo hemos quedado los acordeoneros valiendo tres tiras (sic)”, fue el comentario del rey vallenato Fernando Rangel en Twitter que dio inicio a la controversia que aún sigue vigente en las redes sociales y medios de comunicación de la capital del Cesar, quienes han analizado a fondo los cambios que ha sufrido la música vallenata en los últimos tiempos.

En la carátula del álbum ‘Las locuras mías’ aparece Silvestre Dangond semidesnudo acompañado de una guitarra, mientras que al respaldo se observa un acordeón y el listado de canciones, lo que fue una ofensa para algunos acordeoneros.

Tras el trino de Rangel, Lucas se pronunció al respecto y se tomó una fotografía con sus acordeones para recrear el diseño original de la carátula del álbum. “Hola, volví… Y con las manos en la cabeza de ver tantas cosas absurdas en estas contaminadas redes sociales. Nunca tendremos a todos contentos, algunos valorarán tu esfuerzo, otros lo pueden ignorar. Algunos reclaman y opinan sobre lo que no deben y tampoco saben. Entiendan: cada cabeza es un mundo diferente, todos tenemos metas y objetivos diferentes”, dijo.

Es tanto la atención que ha acaparado el tema que hasta el rey Jaime Dangond compuso la canción ‘Rangel no sufras’, en la que hace un recuento de lo sucedido y señala que Fernando Rangel “nunca va triunfar por sus críticas”. Además, menciona en una parte de la letra que este está “ardido” porque su hermano “toca con Silvestre”, alcanzando a su parecer, un nivel comercial superior.

https://www.instagram.com/tv/CIdryJHnT73/?utm_source=ig_embed

EL PILÓN dialogó con reyes vallenatos, compositores, acordeoneros y miembros de la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata, quienes dieron su punto de vista frente a la discusión sobre el rol del acordeonero, discusión que ahora tomó un tinte diferente, tal vez por las puyas que iban y venían en redes sociales entre las partes.

RECUPERAR EL PROTAGONISMO DEL ACORDEONERO

En una entrevista para un medio local, Fernando Rangel aclaró que sus palabras en ningún momento buscaban ofender a Lucas Dangond, más bien resaltar su trabajo que en su opinión estaba siendo menospreciado al no ver su imagen en la carátula del CD, algo que tal vez no se había presentado antes en los grupos vallenatos porque era costumbre ver a cantantes y acordeoneros en las imágenes promocionales de los álbumes.

También puedes ver: Video | Con canción, Jaime Dangond responde a Fernando Rangel

Yo tengo entendido que estamos en un país de libre expresión, y con lo dicho yo no ofendí a nadie en ningún momento. Yo me formé en un hogar donde me enseñaron a respetar y además de eso a decir con altura y sin bajeza lo que uno piensa respecto a algo. Muchas personas me han escrito molestas y se ha generado esta polémica, pero en ningún momento he ofendido a Lucas, porque yo lo admiro, lo mismo a Silvestre, a Jaime, y no entiendo por qué la gente ha llevado las cosas a este nivel”, dijo Rangel.

Sobre la canción ‘Rangel no sufras’, manifestó que tiene talento para responder a Jaime Dangond, pero que no lo hará para no seguir con “una polémica sin sentido”. “Me niego a esos libretos absurdos e insultantes”, añadió.

Por último, una vez más dijo que estaba defendiendo a los acordeoneros, ya que, según él, necesitan tener más protagonismo en el folclor. “Mi lucha realmente es por recuperar el protagonismo del acordeonista, tal vez esto sea algo imposible, pero yo personalmente llevo en el alma y mi corazón a nuestros juglares, a esas personas que abrieron el camino, como Alejo Durán, Calixto Ochoa, ‘Colacho’ Mendoza y el viejo Emiliano, que fueron personas que cantaron y tocaron y no podemos perder esa tradición y su legado”.

Fernando Rangel, rey vallenato 2012. FOTO/CORTESÍA.

“EL ACORDEONERO ES FUNDAMENTAL”

Entre tanto, Efraín ‘Mono’ Quintero, vicepresidente de la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata recordó que desde los inicios de la música vallenata el acordeonero siempre ha sido fundamental y que no puede ser desplazado a un segundo plano.

Dentro de la música tradicional vallenata o en los conjuntos musicales de vallenato el acordeonero es fundamental. Yo creo que desconocer ese rol del acordeonero me parece un acto de mal gusto, de falta de lealtad con alguien que está produciendo igual que él cosas muy bonitas, como hacer una composición musical que no es solo del intérprete, sino que hace parte todo un conjunto y ese matrimonio no se puede dividir”, dijo.

Con relación a la controversia por la carátula de Silvestre Dangond, recordó que hace unas décadas en las carátulas de los álbumes de Diomedes Díaz, Jorge Oñate, entre otros cantantes, aparecía el grupo completo: cantantes, acordeoneros, guacharaqueros, cajeros, “porque todos tenían un valor importante en la producción del disco”, pero que actualmente por temas comerciales y de promoción, el cantante ha sobresalido más porque “ahora venden lo bonito y han desplazado al resto de integrantes”.

Tomas un acordeonero y si no es buen intérprete del acordeón, te aseguro que la pieza musical no tendría el éxito que tiene. Todo es la integralidad que no se puede desconocer, lamentablemente el cantante hoy en día ha cogido un valor protagónico en todas partes como Puerto Rico, República Dominicana, pero creo que nosotros somos tan humanos que somos capaces de voltear la hoja y darle ese tipo de protagonismo sin ningún tipo de egoísmo al acordeonero y a los integrantes del conjunto”, afirmó.

En la misma línea, el rey vallenato José María ‘Chemita’ Ramos fue claro en decir que “las cosas han cambiado, pero la música sigue siendo la misma”, haciendo referencia a que el acordeonero también tiene derecho a vender su imagen. “Siempre he sido partidario que al acordeonero debe dársele el valor que se merece y salir en una carátula es lo más normal del mundo”, agregó.

PÉRDIDA DE PROTAGONISMO

Con relación al tema, el rey de reyes Hugo Carlos Granados señaló que el acordeonero se ha dejado “quitar protagonismo” en los grupos musicales y que son pocos como Omar Geles, Israel Romero, Alfredo Gutiérrez y él mismo, los que han seguido la línea de antes en la que el acordeonero era el líder del conjunto. 

No dejes de leer: Del canto a la actuación: artistas que han personificado a cantantes vallenatos en la televisión

Como dice mi papá, un acordeonero se sube solo a una tarima con su acordeón, canta y alguno baila, pero un cantante no se puede subir a una tarima solo a cantar porque pierde el protagonismo y ahí es donde se nota que el acordeonero debe ser importante en una agrupación. Hace pocos días escuchaba a Jorge Oñate diciendo que la base primordial de una agrupación vallenata es el acordeonero porque es quien marca el ritmo, es quien da la melodía de lo que se va a interpretar”, dijo.

Para Hugo Carlos los acordeoneros por no hacerse responsable para manejar un grupo vallenato, las contrataciones o temas publicitarios, “se entregan de manera fácil a un cantante para que maneje todo”, ya que esos compromisos acarrean mucho dinero.

Sobre la polémica dijo: “Sea como sea Fernando Rangel es un rey vallenato y Lucas es un excelente acordeonero, pero no es rey vallenato y el tema de que esté triunfando con Silvestre es indiscutible y formaron una polémica detrás de nada porque Fernando no tocó a Lucas para nada ni ofendió su calidad interpretativa, sino que está defendiendo lo que le pertenece de acordeonero”, dijo.

Lucas Dangond publicó esta fotografía en sus redes sociales tras la controversia. FOTO/CORTESÍA.

UNA NUEVA GENERACIÓN

Por último, el compositor Félix Carrillo Hinojosa detalló que el hecho que Lucas Dangond no haya salido en la carátula del CD de ‘Las locuras mías’ no significa que se le hayan vulnerado sus derechos como acordeonero e integrante de un grupo musical, sino que, con el cambio de la industria musical, el cantante es quien se encarga económicamente del equipo de trabajo, por lo que su imagen es la promocionada.

El hecho de que Lucas no aparezca en la imagen no es que está desapareciendo el acordeón, porque si entras al producto encuentras el instrumento tocado por un intérprete. Me parece que la polémica no tiene fundamento porque la imagen toda se la lleva Silvestre por razones obvias. Esos son manejos de imágenes entre el artista Silvestre Dangond y la casa disquera, pero a veces nosotros hacemos de un manejo una tragedia y ahí no la hay”, aseguró.

En otro aspecto, consideró que la música vallenata está teniendo un relevo generacional con el surgimiento de los nuevos talentos y plataformas digitales, tal como ocurrió en el pasado cuando los juglares se enfrentaron a la radio, la televisión y a la combinación del vallenato con otros ritmos musicales.

“Lo que estamos viviendo es un tiempo importante en la música vallenata, no hay crisis, lo que hay es un relevo generacional y todos esos males que vivimos hoy también lo vivimos en el pasado: gente con letras vulgares, machismos, acciones patriarcales, todo eso se vivió en el pasado y ahora se vive menos. Creo que le han querido poner un poco de tragedia a este momento de la música vallenata y lo que hay que hacer es vivir el momento porque el edificio de la música vallenata ya está construido, la música clásica ya está definida y ahora hay que darle paso a una nueva generación, que con nuevas tecnologías y plataformas digitales se enfrenta a lo desconocido”, finalizó.

POR: CARMEN LUCÍA MENDOZA CUELLO/ EL PILÓN