6 diciembre, 2020

Polémica por la figura del acordeonero en el álbum de Silvestre Dangond

El rey vallenato 2012, Fernando Rangel, fue uno de los primeros en criticar la ausencia de Lucas Dangond en la carátula del álbum 'Las locuras mías'.

Lucas Dangond publicó esa fotografía en sus redes sociales tras la polémica generada en las últimas horas. 

FOTO/CORTESÍA.

Bueno en ese CD de Silvestre el pobre Lucas no aparece ni en la parte de atrás del cd, cómo hemos quedado los acordeoneros valiendo tres tiras (sic)”. Ese trino del rey vallenato Fernando Rangel causó polémica entre los seguidores de Silvestre Dangond y críticos del vallenato por la ausencia de Lucas Dangond en la carátula del álbum ‘Las locuras mías’.

https://www.instagram.com/p/CIW7ztoFf-W/

En la carátula del álbum aparece Silvestre Dangond con una guitarra y semidesnudo en la parte delantera; mientras que al respaldo se observa un acordeón y el listado de canciones.

Lee también: ‘Quiero que el vallenato vuelva a brillar’: Silvestre Dangond lanzó ‘Las locuras mías’

Otras de las críticas que recibió la carátula del CD fue realizada por economista Gustavo Cabas, quien escribió en su cuenta de Twitter: “@SilvestreFDC es un excelente artista, carismático, lleno de talento, pero @LucasDangond demuestra versatilidad y calidad musical, tiene casta. ¿Por qué lo ignoran en los créditos del CD ‘Las Locuras Mías’ en la carátula?”. Ante esto, Silvestre Dangond respondió que los tiempos cambian.

“Tavo tú jodei por to’ siempre. Y te creí el q más sabes de esta jodia. Recógete ya está bueno los tiempos cambian. De todas maneras, aquí te lo dejo pa’ que lo disfrutes (sic)”, se lee en el trino.

Anteriormente Silvestre Dangond en una entrevista había elogiado el trabajo realizado por Lucas Dangond en ‘Las locuras mías’ y aclaró que ya él no piensa en las “uniones musicales” en el vallenato, sino que se enfoca en crear un equipo de trabajo sólido.

Ese es un magíster que acaba de hacer, hizo más especializaciones ese muchacho (Lucas Dangond). Quedó valorizado económicamente, súper cotizado y ahora es cuando menos lo voy a dejar que se vaya del equipo de trabajo. Acuérdense que yo no hablo de uniones, yo pienso que las uniones en el vallenato ya cumplieron un ciclo, uno ahora tiene que armar un equipo de trabajo y buscarse un acordeonero que te acompañe y se acomode a la circunstancia de tu trabajo y el día que tú quieras grabar con otro grabas y si quieres invitar a otro acordeonero lo invitas”, dijo el cantante.

No dejes de leer: “Es la quinta vez que me roban y no pasa nada”: Juancho de la Espriella

Ante la polémica desatada en redes sociales, en la que los fanáticos de Silvestre Dangond lanzaron improperios contra Fernando Rangel, mientras que otros respaldaban sus palabras al considerar que el acordeonero estaba relevado en el vallenato, Lucas Dangond se pronunció y se tomó una fotografía con sus acordeones para recrear el diseño original de la carátula del álbum.

Hola, volví… Y con las manos en la cabeza de ver tantas cosas absurdas en estas contaminadas redes sociales. Nunca tendremos a todos contentos, algunos valorarán tu esfuerzo, otros lo pueden ignorar. Algunos reclaman y opinan sobre lo que no deben y tampoco saben. Entiendan: ‘Cada cabeza es un mundo diferente, todos tenemos metas y objetivos diferentes”, dijo.

Te puede interesar: Karen Lizarazo, entre los 50 colombianos más creativos de la revista Forbes

Finalmente, Fernando Rangel borró los trinos y publicó un último mensaje en sus redes: “Este epígrafe me ha de servir para precisar acerca del papel del acordeonero en el vallenato. Con mi primer mensaje al respecto, se generó una avalancha de opiniones a favor o en contra, lo cual es saludable; no debemos tener ningún temor para expresar nuestra opinión con relación a este tema. Mi intención no tiene como propósito ofender a nadie, no acostumbro a maltratar a mis colegas; desde hace tiempo vengo expresando la idea de que los acordeoneros debemos recuperar nuestro espacio en el género vallenato“.

Esta no es la primera vez que el papel del acordeonero es tema de discusión en encuentros académicos y muchos menos en las redes sociales, ya que algunos consideran que antes era una de las figuras más importantes del vallenato y ahora, “solo es uno más de la agrupación”.