Publicidad
Especial - 11 julio, 2022

A 8 años de la muerte del expresidente Alfonso López Michelsen

“López se enfrentó a los grandes del liberalismo y del conservatismo, le quitó votos al comunismo y fue el creador del liberalismo socialista”.

En los funerales del doctor Alfonso López Michelsen, expresidente de la república y primer gobernador del departamento del Cesar, se hizo presente Valledupar con la historiadora Ruth Ariza Cotes, quien llevó como símbolo de la ciudad, la imagen del Convento de Santo Domingo, edificado en 1580 y aún en pie. Rompieron el protocolo oficial, los acordeones del Festival Vallenato; al fondo, los hijos del doctor López con sus esposas y doña Cecilia Caballero Blanco (La niña Ceci), su esposa, otros aplauden la presencia de Valledupar. Eso fue en Bogotá, el 15 de julio del 2007.
En los funerales del doctor Alfonso López Michelsen, expresidente de la república y primer gobernador del departamento del Cesar, se hizo presente Valledupar con la historiadora Ruth Ariza Cotes, quien llevó como símbolo de la ciudad, la imagen del Convento de Santo Domingo, edificado en 1580 y aún en pie. Rompieron el protocolo oficial, los acordeones del Festival Vallenato; al fondo, los hijos del doctor López con sus esposas y doña Cecilia Caballero Blanco (La niña Ceci), su esposa, otros aplauden la presencia de Valledupar. Eso fue en Bogotá, el 15 de julio del 2007.

Alfonso López Michelsen nació en Bogotá el 30 de junio de 1913 y murió el 11 de julio del 2014, sus funerales duraron 5 días.

Contrajo matrimonio con doña Cecilia Caballero Blanco, (La niña Ceci). Sus padres fueron, el dos veces presidente de la república, Alfonso López Pumarejo, con su programa de gobierno la Revolución en Marcha, y doña María Michelsen; sus abuelos paternos fueron don Pedro López y Rosario Pumarejo Cotes, quien muere de 27 años y había quedado huérfana de padre y madre cuando apenas contaba con 8 años; por ello la crío su abuela paterna Ciriaca Quiroz Daza.

SU DESCENDENCIA

Rosario Pumarejo Cotes se casó con don Pedro López de Honda, muriendo a los 27 años y dejando huérfanos a sus 6 hijitos, cuando el mayor apenas contaba con 8 años y quien más tarde sería el dos veces presidente de la República de Colombia.  

Sus bisabuelos paternos fueron Sinforoso Pumarejo Quiroz con Josefa Cotes Oñate, de la población de la Paz (Cesar) y los maternos fueron Ambrosio López con Felicia Medina. Sus tatarabuelos paternos fueron José Domingo Pumarejo Daza con Ciriaca Quiroz Daza y Silvestre Cotes, fundador de la población de Manaure, casado con María del Rosario Oñate, oriundo de la Paz, quien era hija de Juan de Oñate, cofundador de este municipio.

Sus hijos fueron: Alfonso, el político, Juan Manuel, el escritor; y Felipe López Caballero, presidente y propietario de la Revista Semana.

CREADOR DEL MRL

Creó una disidencia dentro del partido Liberal llamada MRL (Movimiento de Renovación Liberal), Queriendo oxigenar al partido, al cual veía muy debilitado. Entre sus principios, rechazaba el bipartidismo del Frente Nacional, por parecerle como una dictadura, algo antidemocrático que impedía otras maneras de pensar de la oposición que es lo que mantiene a un gobierno, porque se crea la dialéctica. 

Inauguración de la casa Liberal M.R.L. Se aprecia la fotografía del doctor López Pumarejo en la pared del fondo y al médico Enrique Ariza Cotes inaugurando la casa liberal, como miembro cofundador del M.R.L en el Cesar.

Este movimiento tuvo una gran acogida en el departamento del Cesar, entre sus seguidores más fuertes se recuerdan a los doctores Alfonso Araújo Cotes, Aníbal Martínez Zuleta y su madre doña Felicia Zuleta, Álvaro Araujo Noguera, el médico Enrique Ariza Cotes, Alfonso Pimienta, Alfonso Murgas, Guillermo Baute, Julio Mario Santo Domingo, Alberto ‘Tin’ Montero, el caricaturista Jaime Molina, Alfredo Araujo Noguera, Pablo Galindo, Hermes Aramendiz, Jorge Castilla, Guillermo Quiroz, Alberto Herazo, Marceliano Socarrás, ‘Juanita’ y Josefa Ramírez, ‘Lucho’ Suárez, Enrique Quintero, Fidelina Vásquez, Elvira Arias, Paul Arlante, Manuel Narciso Martínez, Alba Castilla, Carmelina Borrego, Abel Verdecia, Jesús Alejo Durán, Tobías Murgas,  María Uhía de Mesa (la capitana), Claudio Quintero, Edgardo y Nelly Pupo, Carlota Uhía, Rafael Valle Mesa, José Nicolás Baute y miles y miles más que se emocionaban al grito de ¡Viva el MRL!

 Este fue un movimiento con ética, con coraje, para la lucha a favor de esos ideales, fue un partido que invitaba al cambio y a la renovación, cuyo lema era: salud, educación, techo y trabajo. Fue apoyado por la zona bananera, por los pueblos del río y por el norte y sur del departamento del Cesar. 

El MRL logró conformar un equipo con Indalecio Liévano Aguirre, Juan José Turbay, Jaime Isaza con la asesoría de Gerardo Molina, el gran maestro de juventudes. 

López se enfrentó a los grandes del liberalismo y del conservatismo, le quitó votos al comunismo y fue el creador del liberalismo socialista, fue un ideólogo, un pensador revolucionario, líder continental y quien ayudó a conseguir de Estados Unidos la devolución del canal de Panamá. 

No quiso pegarse al prestigio de su padre, ni a los clubes sociales, prefirió caminar en los senderos y plazas populares de los pueblos abandonados.

Es conocido como el gran constitucionalista, con una exquisita pluma escribía novelas y artículos, fue jurista y político, un gran orador, que cada vez que escribía o que hablaba, ponía a pensar al país que lo escuchaba y que lo leía

Cuando se vino, como gobernador del Cesar, a la ciudad de Valledupar, se encontró de nuevo con el solar nativo de sus antepasados, aquí encontró el cariño y el apoyo a su ideología, pues estaba en la tierra de sus ancestros

GOBERNADOR DEL CESAR

En el año de 1967 en un 27 de diciembre fue nombrado como el primer gobernador del departamento del Cesar; durante su gobierno realizó obras importantes para el desarrollo cultural y material del nuevo departamento, al que estaba ligado por lazos consanguíneos de sus antepasados que eran ya de la Guajira.

Así fue gobernador del Cesar pedido y aprobado por todos los cesarenses, cargo que le ofreció el presidente Carlos Lleras Restrepo, con quien guardaba varias diferencias.

Aparecen en la asamblea del Cesar, en 1986, la historiadora Ruth Ariza Cotes entregándole al doctor López Michelsen el árbol genealógico de sus antepasados. Al fondo la gobernadora María Inés Castro de Ariza, el jurista Evelio Daza y, a la derecha del doctor López, el doctor Misael Pastrana Borrero.

El doctor López como hijo pródigo regresa a las toldas del liberalismo oficial en 1974 y se lanza como candidato a la presidencia, ganando esta curul, en donde le tocó competir con los doctores Álvaro Gómez Hurtado, María Eugenia Rojas de Moreno Díaz y otros.

Aparecen el jurista e historiador Alonso Fernández Oñate, el doctor López Michelsen y la maestra Ruth Ariza Cotes, quien trata de reconciliarlos ya que acababan de sostener una fuerte discusión política, en la casa del doctor Hernando Molina Céspedes, durante uno de los festivales vallenatos.

En el MRL, se trataban de tú a tú como compañeros, López era el compañero jefe, este partido guardaba mucha mística y solidaridad; a este partido pertenecían intelectuales, profesionales y jóvenes de izquierda, pero además la gente pobre abandonada, invisibilizada, por ello López hablaba de las dos Colombia y se convirtió en la luz de la esperanza de la clase media, al conocer sus necesidades.

SU EQUIPO DE GOBIERNO

Cuando fue gobernador formó un equipo de gobierno integrado por varios partidos. 

Su primer gabinete fue así:  alcalde Manuel Germán Cuello, secretario de gobierno, Luis Roberto García; secretario de desarrollo, Álvaro Pupo; de planeación, Jorge Child y secretario de hacienda Álvaro Araujo Noguera. Para esa época se creó la Lotería del Cesar La Vallenata. 

POR RUTH ARIZA COTES/ESPECIAL PARA EL PILÓN