“Unidos tenemos que defender el centro histórico”

La reunión adelantada durante el día de ayer es el primer paso para iniciar medidas con el fin de contrarrestar la inseguridad que se viven en el centro histórico.

Los propietarios y residentes del centro histórico de Valledupar se reunieron para hablar de los problemas de seguridad, relacionados con los constantes atracos, que los afectan y solicitaron una reunión inminente con las autoridades locales.

“Como propietaria de un restaurante bar me veo afectada porque cerramos a altas horas de la noche, hay soledad por todos lados. Tanto los clientes como los trabajadores ven vulnerada su seguridad completamente, hemos sido víctimas de atracos por lo que queremos y le pedimos a la administración que nos ayude porque lo necesitamos y más teniendo en cuenta que la misma alcaldía se encuentra dentro del centro histórico”, precisó Akemis Martínez, dueña de un negocio ubicado en una de las calles adyacentes a la plaza.

Según Martínez, el 14 de julio se realizó una reunión en la Cámara de Comercio de Valledupar y se acordó el compromiso de tener un cuadrante de la Policía permanente, pero aseguran que no ha mejorado la seguridad, por lo que ella como muchos otros propietarios de negocios y residentes del sector adelantaron ayer una reunión para analizar la crítica situación. Del encuentro también participó una representación de la Universidad de Santander, UDES, que tiene sus sedes en este sector y que ha dejado claro que los estudiantes de dicha institución son víctimas de los ladrones de manera reiterada.

“Como comerciantes y residentes del sector estamos muy preocupados por la situación que estamos viviendo. Somos un barrio muy vulnerable, estamos descuidados en relación al tema de la seguridad ya que es muy poca la presencia de la policía por eso tenemos la necesidad de hablar con el alcalde para que por favor nos preste más atención”, manifestó Sally Camargo, propietaria de un centro de belleza.

En relación a las gestiones que se promueven para beneficio de este sector, desde el año 2009 fue entablada una tutela respaldada por más de 1000 firmas en la que se demandó al Ministerio De Cultura, Alcaldía Municipal, Concejo Municipal y la Gobernación del Cesar pretendiendo validar la situación de abandono del centro, entre lo que se incluía que iban a ampliar una estación de gasolina que está en el sector, con lo cual se manifestaron una serie de pedidos a la administración municipal para mejorar las condiciones del centro.

Esta tutela fue fallada por el Tribunal Superior del Cesar a favor del centro histórico y de la ciudad, pero todavía se hacen necesarias acciones. Al tratarse de un bien de interés cultural, el centro histórico está cobijado como pocos, con el plan especial de manejo y protección, por lo que junto a la acción de tutela que fue refrendada por el Consejo de Estado, se busca que la administración municipal brinde un arreglo integral al centro histórico de Valledupar.

Darío Ariza, propietario del Café y Restaurante Bar Plaza Mayor, quien en relación a la actividad comercial que ejercen en este sector manifestó que las ventas han disminuido en un 70%, ya que nadie quiere llegar a la plaza y estar afuera, por lo que se desperdicia dicho espacio, aunque la misma se encuentra en mal estado y sin alumbrado público.

Frente a esta situación y como resultado de la reunión que se adelantó en uno de los locales del centro que se ha visto afectado por este problema, se establecieron medidas para hacer frente a la creciente ola de atracos. La instalación de una alarma y cámaras de seguridad, así como el adelanto de campañas de prevención con los más de 2.500 estudiantes que reciben clases en instituciones que tienen sus sedes en el centro.

“Para trabajar por la seguridad del centro histórico se debe efectuar un trabajo integrado y que está compuesto por muchos factores, el componente de la margen derecha del río, el factor de quienes compran mercancía robada, el problema de los consumidores de sustancias alucinógenas, el problema con los habitantes de calle que cada vez toman más espacio en el centro histórico, es un problema que debemos atacar de manera integral”, explicó Alba Luz Luque, de la Fundación Aviva

daniela.rincones@elpilon.com.co