La promesa que ‘Pichón’ Rico no pudo cumplirle a su compadre Martín Elías

Foto / Carlos Mario Jiménez En su apartamento, ubicado en el norte de Valledupar, Rafael Rico trata de tejer los últimos momentos vividos con su mejor amigo.

La camioneta Land Cruiser iba rápido, la revolución del motor se mezclaba con ‘Lucero espiritual’, canción que sonaba en medio de la marcha: Lucero espiritual, eres más alto que el hombre / Yo no sé dónde se esconde, en este mundo historial. No se percibía miedo porque a Martín Elías Díaz le gustaba la velocidad. Herencia de su padre.

Cantaba Diomedes Díaz durante una caseta en Barranquilla (1990). -“Antes de la muerte de Martín Elías le mandé una USB con varias canciones en parranda de su papá”, reveló Antonio José de León, quien fue artífice del regalo que disfrutaba el hijo de ‘El Cacique de La Junta’ ese 14 de abril de 2017.

“Óyelo ‘Pichón’ cómo cantaba de bien mi papá. Ese es mucho ‘Lucero espiritual’ bien tocado”, destacó el intérprete de 26 años a Rafael Rico, quien heredó el apodo que le pusieran a su progenitor, también de nombre Rafael, cuando era cantante vallenato.

“Primo échese pa’ allá’, échese pa’ allá”, recuerda Rico al referirse al día de la tragedia. “Lo último que vi fue a Martín abrazando la almohada, después poniendo las manos hacia delante -cruza los brazos en forma de protección-. Luego fue cuando sentí como si un edificio se estuviera cayendo sobre nosotros”, dice.

¿Entonces la muerte sorprendió a Martín Elías? En ese momento el conductor, Armando Quintero, había perdido el control del carro. Llegó la tragedia y Rafael solo pudo maniobrar algo sobre lo que habla el filósofo Séneca: llegar al nivel más alto cuando el ser humano se perfila como guerrero. “Cada día morimos: cada día se nos quita alguna parte de la vida, e incluso cuando crecemos nuestra vida decrece”.

14 horas y 30 minutos

Horas antes del accidente, Martín Elías estuvo con sus hijos Paula Elena y Martín Elías Jr., su esposa Dayana Jaimes, Rafael Rico, Armando Quintero y Alejandro Ramírez, en la zona turística de Cartagena de Indias, en el Radisson Cartagena Ocean Pavillon Hotel, situado en el condominio Morros, frente al mar. A las 4:00 de la tarde, el cantante pidió el celular de su compadre y se tomó varias fotografías después de salir de la piscina -Así reposa en el celular del abogado de profesión-. “Me dijo que le prestara mi teléfono porque el suyo lo había dejado en la habitación”, narra.

Así terminó la tarde. Tranquila. Apareció la noche y con ella arrimó la madrugada. A la 1:00 Martín se alistó para salir a Coveñas donde lo esperaba su agrupación y cumplir el último compromiso en Colombia, antes de viajar cuatro días después a Estados Unidos, donde tenía programada una gira.

“Salimos a la 1:00 de la madrugada y llegamos a Coveñas bien -tipo 3:00-”, cuenta Rico.

El espectáculo fracasó por falta de público. Incluso, al dominicano Eddy Herrera le cancelaron a última hora el contrato y no actuó en el sitio turístico. Martín Elías quería irse. “Qué hago. ¿Me voy?”, le preguntó en una llamada que hizo a su mánager, ‘Juank’ Vega, este último le advirtió que el turno estaba coordinado para las 5:00 de la mañana y además, los empresarios hicieron una solicitud especial: rebajar el costo del contrato –pactado en unos 60 millones-. “Martín nunca rebajaba un peso y ese día, como si nada, accedió a descontar 10 millones de pesos”, ordenaría esa madrugada a ‘Juank’ Vega.

Esperó cinco horas y subió a las 5:00 de la mañana al escenario para cantar no más para unas 500 personas que pagaron y lo esperaron. Tardó 60 minutos en la tarima y descendió.

“Solo se cambió el suéter porque quiso viajar con el jean y las chancletas que utilizó para tocar. No lo veía bien -anímicamente-, no quiso tomar trago, no sé, lo notaba extraño”, rememora, quien también fue compañero en estudios primarios de Martín, en el Colegio Domingo Sabio de Valledupar.

“Cantó. Se bajó de la tarima y no se quiso cambiar el jean. Siempre lo hacía. Dijo que se sentía como resfriado, pero no tenía pastillas para darle. Pidió comida, sintió hambre y por eso hicimos una parada después de Coveñas. No encontramos nada en un pueblo al que llegamos. Decidimos continuar”, señaló el joven de 27 años. Algo muy parecido a la confesión que hiciera Rolando Ochoa, compañero y parte vital para el éxito musical de Martín Elías.

“Esos muchachos me pasaron, iban rápido. No noté nada raro porque a Martín le gustaba andar así –corriendo-”, contó.

Seguidamente ocurrió el accidente en la Transversal del Caribe, sector Aguas Negras, jurisdicción de San Onofre, Sucre. “Martín traía el cinturón puesto, unos cinco minutos antes del accidente ‘Mando’ -conductor- se bajó a orinar y él se lo quitó”, afirmaría Rafael cinco meses después del siniestro. Esa mañana del día Santo falleció el hijo menor de Diomedes Díaz con Patricia Acosta.

Cicatrices con más huellas en el alma que sobre el cuerpo, ese mismo que ayudó a Rafael Rico a mantenerse con vida y a vencer la muerte a un costado de la vía -los médicos le dijeron que sus más de 120 kilos amortiguaron los golpes-, cuando sintió un edificio cayendo, pero en realidad era el vehículo que estaba dando volteretas sobre el pavimento. No imaginaba así las últimas horas con su amado amigo. También iban Armando Quintero y Alejandro ‘Álex’ Ramírez, conductor y asistente, ellos no sufrieron mayores consecuencias y salieron casi que ilesos de la camioneta de placa IWQ 913 de Bogotá, color blanco, que quedó destrozada en la mitad de la arteria. El reloj pasaba las manecillas de las 7:30 a.m.

Entre las primeras personas en llegar al sitio se encontraba Rolando Ochoa, se bajó de su vehículo a auxiliar al grupo de amigos y allí mismo trasladó a Martín Elías hasta un centro médico de San Onofre donde fue valorado.

Presentaba lesiones en cabeza, tórax y piernas. Eran tan graves las heridas que inmediatamente fue trasladado a Sincelejo. Lo recluyeron en la Unidad de Cuidados Intensivos de la Clínica Santa María. Le practicaron varias cirugías aun cuando el cantante había sobrevivido a cinco paros cardiorrespiratorios. Todo fue suspenso hasta la 1:05 de la tarde. ‘Juank’ Vega confirmó el fallecimiento de ‘El Terremoto’ musical, nacido el 18 de junio de 1990.

En otro piso de la clínica estaba Rafael Rico luchando por quedarse en la Tierra. No imaginaba hasta entonces la muerte de su compadre -Martín bautizó a su hijo Jerónimo-.

“No recuerdo quien me llevó a la clínica”, asegura. Mantiene en su mente solo aquellos segundos cuando se accidentaron. Sus recuerdos se activaron tres días después. El lunes. Para ese 17 de abril, según Rico, en los cálculos del cantante que debutó en 2007 con el disco ‘Una nueva historia’, estaba irse a su finca La Bonita, en el norte de Valledupar, compartir con varios amigos y hasta grabar una canción de la autoría del compositor Julio Mendoza:

“Diviértete sano mientras vivas, porque en este mundo todo es pasajero (…) En la tierra no se debe hacer tesoros, es mejor hacer tesoros en el cielo…”

Algo que no había querido hacer el 10, Lunes Santo y día de Santo Ecce Homo, patrono de los vallenatos. “Martín no quiso beber ese día -10 de abril-. Estábamos con unos amigos en La Bonita y decía que no quería emocionarse.

Yo le ponía ‘La doctora’: Tengo que conseguirme otra doctora, porque la que tenía me abandonó – su canción preferida y con la que fue despedido-. Se tomaba un trago y ya”, narra. “En un momento me abrazó por la espalda y me dijo ‘ve que me voy a morir ‘Pichón’ y cuidado vas a dejar que me lleven a otro lado que no sea la plaza Alfonso López. Te salgo y jalo las patas”. ¡Martín Elías presagiaba su muerte! En broma, chanza o verdad, ‘Pichón’ reconoce que le llamó la atención y le reclamó por tal juramento.

“En Sincelejo decían que yo estaba bien, que no necesitaban operarme, pero mi esposa -Jenny- me pedía irnos a Barranquilla. Acepté y cuando era trasladado en la ambulancia escuchaba música de Martín por todos los pueblos donde pasábamos, hasta la enfermera que me acompañaba lo iba escuchando en el celular. Pensé que era por lo del accidente, porque siempre me dijeron que él estaba en Bogotá, recuperándose”.

Ese lunes que tanto esperó Martín Elías llegó. Ese lunes se sepultaron los sueños de quien alcanzó a ser ídolo con ocho discos grabados y uno último que dejó en el estudio listo para salir al mercado.

A Rafael le quedó pendiente cumplirle el último deseo a su casi hermano, porque a Martín Elías lo llevaron al Parque de la Leyenda Vallenata ‘Consuelo Araújo Noguera’ y no a la plaza Alfonso López, como quería. Quizás trataba de imitar a su padre, que murió el 22 de diciembre de 2012 y permaneció dos noches en la tarima Francisco el Hombre donde fueron elegidos los primeros 36 reyes del Festival Vallenato. El cuerpo de Martín no pudo estar y su epopeya durmió en las ilusiones.

Y allí, sentado sobre un mueble en la blanca sala de su casa ubicada en el norte de la capital del Cesar, Rafael se repara una y otra vez el cuerpo antes de concluir: “me miro a la mano, mis piernas, en mi cara y veo a Martín. ¡Cómo olvidarlo! Las cicatrices que llevo en mi cuerpo no me dejan”, confiesa Rafael Rico, recientemente operado de ligamentos cruzados en la pierna derecha, donde incluso el fémur terminó quebrantado. Fueron más de nueve cirugías en la cara y extremidades superiores e inferiores.

Partió su amigo y compadre a un mundo al que muchos le temen y otros describen como imaginario. Y como lo quería dejar plasmado Martín Elías con su canto: En la tierra no se debe hacer tesoros, es mejor hacer tesoros en el cielo…

9 Producciones realizó Martín Elías Díaz: cinco con Rolando Ochoa, dos con ‘Juancho’ De la Espriella y dos en homenaje a los grandes del vallenato. Su más reciente disco fue publicado como homenaje póstumo a su memoria.
Desde las 4:30 de la tarde y hasta las 7:00 de la noche del domingo 15 de abril, Valledupar le rindió homenaje a Martín Elías Díaz Acosta, en el Parque de la Leyenda Vallenata.

“Martín quería llamar su nuevo disco ‘Alegría’, hizo una encuesta con Rolando (Ochoa), Dayana (Jaimes), ‘Juank’ (Vega) y yo, entonces escogimos ‘Sin límites’. Él quería meterle todo a este CD, decía que gastaría sus fuerzas”.

Por Carlos Mario Jiménez
Carlos.jimenez@elpilon.com.co

 

 


  • VALLENATO PURO

    Que tristeza tan grande la perdida de Martin Elias, Pichon dale gracias a Dios que te regalo nueva oportunidad de Vida, para que seas testigo y puedas llevar ese testimonio a los demas conductores y cantantes que se creen dueños del mundo sin tener en cuenta las diferentes situaciones que se le pueden presentar. Martin un muchacho joven exitoso todavia tenemos el nudo en la garganta, ganas de llorar de ver como se mato ese muchacho tan querido, tan noble tan Diomedes no hay palabras para describirlo.iba tan bien no hay derecho que el folclor vallenato sufra otro dolor como este.
    ademas el conductor tiene la responsabilidad de decirle a Martin. No puedo correr Martin. la velocidad max en carretera es tanto si no conduzca usted. y punto. ten plena seguridad que le hubiera aceptado. El que manda en el timon es el conductor, y si el jefe que contrata no le gusta y quiere mas velocidad es bajo su responsabilidad pero tome su llave.
    Le falto pantalones, autoridad a Quintero no ejercio su profesion con autonomia exponiendo su propia vida.
    Pero esa es una reflexion inmensa y dolorosa que todos nuestros queridos y adorados musicos tiene que controlar la carrera lo que trae es cansancio y se pierde en un segundo.
    Preguntense amigos que cantan sabroso Si esto me pasara a mi como dejo a mi familia????? a mis hijitos ???? en eso es lo que deben pensar cantar es su trabajo para llevar el sustento para su familia si ustedes faltan quien se lo va a llevar??? Martin les dejo un mensaje.
    estuve equivocado no corran en sus Prado, esn sus carros de alta gama vivan , cuidense.

  • Israel_3

    Cada tanto aparecen estos babosos hijos de diablo, ensalzando algún cadáver, pobres buitres, felices comiendo cada tanto los restos de estos ídolos de barro. ¿De qué le servirán las babas de sus tontos seguidores carroñeros?

    Hay dos muertos: los muertos espirituales, que son quienes todavía tienen vida física, pero se guían por su necia y propia sabiduría, o los idolatras que se dejan manipular por los mercaderes de la fe que se autodenominaron representantes de Dios en la tierra. Los otros muertos son quienes ya no tienen hálito de vida, y, por ende, perdieron toda oportunidad de ponerse a cuentas con Dios. Los primeros, los muertos espirituales, son quienes, con tanto rito, engañando y engañándose, les rinden homenajes a los muertos físicos, les rezan, les desean paz en su tumba, los visitan, les ponen velitas, les rebuscan “legados”, y hacen toda suerte de homenajes inanes y blasfemos.

    Lucas 9:59-60 ” Y dijo a otro: Sígueme. El le dijo: Señor, déjame que primero vaya y entierre a mi padre. Jesús le dijo: Deja que los muertos entierren a sus muertos; y tú ve, y anuncia el reino de Dios.”

    A los muertos que si hay que visitar es a los espirituales, a los ingenuos engañados, seguidores de los mercaderes de la fe de todas las sectas que se autodenominaron representantes de Dios en la tierra, y solo son ciegos con lazarillos ciegos que los llevarán al infierno, engañados creyendo que los curas perdonan pecados, o que la blasfema oración de fe de los evangelocos sirve para algo.

    A esos muertos idolatras hay que decirles que dejen la idolatría de confiar en esos vendedores de palomas, que tengan fe en la palabra de Dios, que tengan temor de Dios, de no entenderla, y que, mientras tengan algún hálito de vida, busquen el juicio de Dios para que los guie al arrepentimiento de sus pecados, pues solo teniendo vida física se tiene la oportunidad de buscar ser digno del reino de los cielos.

    Cuando alguien muere solo tiene dos destinos posibles: el seno de Abraham, si teniendo vida física fue sanado por que buscó el juicio de Dios; o el infierno, si murió sin ponerse a cuentas con Dios, el purgatorio es un invento de la secta católica:

    Lucas 16:19-31 “Había un hombre rico, que se vestía de púrpura y de lino fino, y hacía cada día banquete con esplendidez. Había también un mendigo llamado Lázaro, que estaba echado a la puerta de aquél, lleno de llagas, y ansiaba saciarse de las migajas que caían de la mesa del rico; y aun los perros venían y le lamían las llagas. Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado. Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno. Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama. Pero Abraham le dijo: Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro también males; pero ahora éste es consolado aquí, y tú atormentado. Además de todo esto, una gran sima está puesta entre nosotros y vosotros, de manera que los que quisieren pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá. Entonces le dijo: Te ruego, pues, padre, que le envíes a la casa de mi padre, porque tengo cinco hermanos, para que les testifique, a fin de que no vengan ellos también a este lugar de tormento. Y Abraham le dijo: A Moisés y a los profetas tienen; óiganlos. El entonces dijo: No, padre Abraham; pero si alguno fuere a ellos de entre los muertos, se arrepentirán. Mas Abraham le dijo: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos.”

  • Ramon Elias Meriño Viloria

    mas vale perder un minuto en la vida que la vida en un minuto.el mundo en que vivimos es a toda maquina y por esto varios artistas han fallecido en accidentes de diversa indole,sobre la velocidad que le gustaba a este muchacho,el que ama el peligro en el perece,la carrera trae cansancio.

Judicial

Dos personas heridas deja presunto atraco registrado en el municipio de Valledupar en las horas de la mañana de este viernes.

Ante la oleada criminal que sacude a Valledupar desde el pasado fin de semana, que enlutó a varios hogares, la alcaldía restringirá la movilización de motocicletas un día de la semana.

Del municipio de Bosconia habría salido un cargamento de 204 kilos de cocaína, que iba camuflado en una camioneta cerca del peaje Las Flores, entre los municipios de Sincelejo y Corozal. La droga iba camuflada debajo de la plataforma carga de la camioneta tipo de estaca, distinguida con las placas ITX – 964, matriculada en […]

Ver más
General

El partido político Centro Democrático, definió la forma en la que pretenden elegir a su candidato presidencial.

Los indígenas se tomaron nuevamente la plazoleta de la Gobernación del Cesar para protestar, según ellos, por los incumplimientos del Gobierno en la preservación de las comunidades étnicas de la Sierra Nevada de Santa Marta.

El informe del Icfes muestra además el decenso de las secretarías de Educación Municipal y Departamental con el pasar de los años, efecto que podría estar asociado a los altos puntajes exigidos por el Ministerio de Educación.

Ver más
Deportes

Junior una vez más dejó escapar la posibilidad de ser los líderes de la Liga y empató 2-2 con Rionegro Águilas, en el estadio Metropolitano de Barranquilla.

Tras el partido entre Perú y Nueva Zelanda en el que el país Inca anotó 2 goles que lo llevaron a la  clasificación al próximo mundial 2018  en Rusia, la euforia de los hinchas estalló en este encuentro futbolístico.

Las ‘Super Poderosas’ ‘aplastaron’ 8-0 a Ecuador y luego 6-0 a Bolivia. Anoche enfrentarían a Perú en el estadio Municipal de Ciénaga, Magdalena.

Ver más