“Homenaje a Carlos Vives es una puerta internacional”: Rodolfo Molina

El presidente de la FFLV considera que la Fundación está en la era de internacionalizarse como también de mantener y dar a conocer su idiosincrasia.

El Presidente ejecutivo de la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata, Rodolfo Molina Araújo conversó con EL PILÓN sobre la decisión tomada por la junta directiva de homenajear a Carlos Vives en la versión 51 del Festival Vallenato.

Sus respuestas tienen esencia en el sueño de la Cacica de hacer del Festival una fiesta mundial y en la necesidad de cada año tomar decisiones que marquen la diferencia y que motiven a más personas a visitar esta fiesta.

EL PILÓN: ¿Qué motivó la escogencia de Carlos Vives para ser el homenajeado en la versión 51 del festival?

Rodolfo Molina: Como Fundación desde hace rato venimos analizando las personas que han hecho parte de la historia de la música y en vista del objetivo de mostrar la música vallenata auténtica en el exterior, indudablemente Carlos Vives mostró unos puntos muy altos y llegamos a esa conclusión de que la expectativa que se ha generado ante el festival a nivel nacional e internacional, su imagen como artista y como persona nos ayudaría a seguir esa proyección. Eso le daría un buen giro al festival y Carlos Vives siempre ha estado muy interesado por el folclor y no podemos desconocer que este es un evento que no sólo es de Valledupar, sino del mundo entero.
La FFLV trabaja en mantener y mostrar la idiosincrasia, los juglares, la historia, y la mejor manera de llevarla, es volverla atractiva y Carlos Vives es una puerta internacional.

E.P: Nos enteramos que hubo una reunión y los miembros de la Junta Directiva acordaron por mayoría que el homenajeado sería Alfredo Gutiérrez, ¿qué pasó con esa acta?

R.M: Nosotros sí lo conversamos, todo lo estudiamos y el acta en que se pactó es continuación de la que ya veníamos tratando y no hablamos de un solo tema. Habíamos hablado inicialmente de Jorge Oñate, Alfredo Gutiérrez, Náfer Duran y muchos otros nombres; pero mientras revisábamos la proyección de la Fundación, el vicepresidente, Efraín Quintero dijo qué tal Carlos Vives y de inmediato hubo acuerdo entre los miembros porque todos compartimos el compromiso de que en cada festival hay que dar más y cómo hacerlo tan atractivo como un rey de reyes y allí fue cuando se pensó en el artista.

E.P: La comunidad, los amantes del vallenato y expertos en folclor aseguran que no fue una buena decisión, ¿qué dice al respecto?

R.M: Yo considero que fue una buena decisión porque no podemos desconocer lo que ha hecho Carlos Vives, quien le abrió las puertas al vallenato, por el cariño de Carlos Vives con nuestra música, tanto es que a los compositores que les ha grabado les ha dado un nuevo aire.

E.P: ¿Por qué la FFDLV va en contra vía de los sentimientos del pueblo, que querían a Oñate o a Gutiérrez?

R.M: La Fundación no va en contra del gusto de la gente, porque realmente la gente reconoce a Carlos Vives. Algunos empezaron a presionar pero aquí no se pueden imponer las cosas, somos un colectivo que busca mantener lo que se ha conseguido nacional e internacionalmente, porque el día que el festival no llene la ciudad, no cope la capacidad hotelera, ¿a quién señalarán? será a la Fundación y el tiempo nos dará la razón porque los verdaderos beneficiados somos todos.

E.P: El nuevo presidente del Festival Cuña de Acordeones de Villanueva, José Felix Lafaurie anunció que le harán homenaje a Alfredo Gutiérrez, qué opina?

R.M: Este es un festival que siempre hemos apoyado y me parece una buena decisión; nosotros no estamos en contra de homenajearlos porque la escogencia de Carlos Vives no les quita todo lo que han hecho por el folclor y me parece muy bien que sean homenajeados.

E.P: ¿Existe alguna animadversión con Alfredo Gutiérrez? Porque se ha especulado que por parte de la Fundación

no hay ninguna intención de reconocer la vida y obra del Tres veces rey del Festival Vallenato.
R.M: Ahí sí se desdibuja la realidad, porque si así fuera no hubiese sido tres veces rey, lo que si es que en muchas ocasiones ha hecho comentarios en contra de la Fundación y él desconoce a la Fundación, pero si no fuera del interés de la Junta, su nombre no se hubiese puesto a consideración.

E.P: Se habla de la nueva era del festival después de 50 años. ¿En qué consiste?

R.M: La junta directiva ha tenido por consenso que el festival ya no sólo le pertenece a Valledupar, sino a toda Colombia, hay que hacer otras cosas para seguir sembrando la música vallenata y en eso la Fundación debe reconfigurarse para seguir sembrando la música; contamos con la escuela de Talento Vallenato de la FFLV donde tenemos más de 1.300 niños certificados, antes se carecía de cajeros y guacharaqueros y ahora hay un gran número de niños y jóvenes que representan la música y ahora comenzamos con los cursos de piquería para seguir cultivando este arte. El Vallenato tiene conjuntos en cualquier parte de Colombia y en el mundo y la muestra es que no hay ningún grupo que se quede quieto un fin de semana.

El Presidente está seguro que el homenaje a Carlos Vives traerá consigo más visitantes, como también las comitivas de amigos del artista que querrán estar en el Festival para disfrutar de esta fiesta y acompañarlo; así lo han expresados futbolistas y cantantes internacionales.

Luego de que mediante una junta, la Fundación eligiera a Carlos Vives como el próximo homenajeado, el Presidente llamó al artista para hablar personalmente; la cita se dio y el cantante samario lloró de la felicidad, por todo lo que representa para él el vallenato, porque desde el 2005 viene con un proyecto para sembrar la magia de la música vallenata en los niños y de inmediato expresó su amor a la tierra de la música a la que le ha dado nuevos aires.

El presidente dijo que la junta directiva con la escogencia no lo está poniendo como un juglar, sino como un artista internacional que le ha dado vida a muchas canciones vallenatas y que las ha cantado en muchos lugares del mundo.

El presidente de la FFLV considera que la Fundación está en la era de internacionalizarse como también de mantener y dar a conocer su idiosincrasia.

“La junta directiva ha tenido por consenso que el festival ya no sólo le pertenece a Valledupar, sino a toda Colombia, hay que hacer otras cosas para seguir sembrando la música vallenata y en eso la FFLV debe reconfigurarse.”

 

Adriana Palomo/EL PILÓN