Publicidad
Categorías
Categorías
Columnista - 14 abril, 2010

Zuleta y el paramilitarismo

Reflexiones de Tío Chiro y Tío Nan: Por: Aquilino Cotes Zuleta El domingo anterior regresaron del exterior mis consejeros periodísticos Tío Chiro y Tío Nan, en donde estuvieron por veinte días, en unas merecidas vacaciones. En esas tres semanas de ausencia de mis consejeros periodísticos preferí aguardar sus regresos y reanudar esta columna con el […]

Reflexiones de Tío Chiro y Tío Nan:
Por: Aquilino Cotes Zuleta

El domingo anterior regresaron del exterior mis consejeros periodísticos Tío Chiro y Tío Nan, en donde estuvieron por veinte días, en unas merecidas vacaciones.
En esas tres semanas de ausencia de mis consejeros periodísticos preferí aguardar sus regresos y reanudar esta columna con el mismo ímpetu que me tienen acostumbrado estos dos literatos.
Con ellos cené el lunes anterior y posteriormente estuvimos tertuliando con varios amigos en común como Hernando Osorio, Jhonny Meza Orozco, Iván Alejandro Duarte “El Vallenatín” y Farut Urrutia, entre otros.
Nos enteramos del beneplácito que ha causado en la sociedad cesarense y guajira el viaje a Londres que realizarán dentro de pocos días los jóvenes Jhonny Alberto y José Luís, hijos del docente y escritor Jhonny Meza, quienes iniciarán un curso de inglés y luego una maestría en la Universidad de Oxford. También nos enteramos de la modernización que ha introducido con equipos de última tecnología en su consultorio – asistencial el cirujano maxilofacial Hernando Osorio y el lanzamiento de su candidatura a la Alcaldía de Valledupar que hará Farut en diciembre, con la presencia de su indiscutible mentor y amigo Álvaro Uribe.
En fin, mis consejeros periodísticos quedaron “picados” porque se acabó la tertulia y estuvieron a punto de llamar a los músicos Emiliano Zuleta Díaz,  “El Cocha”  Molina y a Diomedes Díaz, para conversar con ellos.
Tío Chiro y Tío Nan querían conocer pormenores de las acusaciones que hay contra el cantante “Poncho” Zuleta de ser un “patrocinador” congénito del paramilitarismo, porque se habían enterado en Estocolmo (Suecia) de tan osada  noticia.
Han sido muchas las voces de apoyo y en contra que ha recibido el cantante, hoy en la picota pública por las acusaciones de ex miembros de los “paras”, las que para algunos son creíbles y para otros son una andanada de mentiras que salpicar al connotado artista  oriundo de Villanueva (en La Guajira).
“Poncho Zuleta es considerado un embajador cultural del vallenato y es  uno de los miembros más importante y representativo de la dinastía de la música vallenata, junto a su hermano Emilianito y su sobrino Iván”, comentó Tío Chiro.
Yo no quise opinar y me declaré “impedido” para tertuliar sobre el tema, porque en mi sangre está la corriente Zuleta, por parte de mí querida madre Dominga Zuleta Ramírez que en paz descanse y mis tías Fanny (la esposa de “Colacho” Mendoza, ambos fallecidos) y la matrona Patillalera Catalina Zuleta.
Tío Chiro sostiene que “no me imagino a Zuleta encapuchado con un pasamontaña ni con un fusil en sus manos; tampoco lo veo sentado detrás de un escritorio o en su hamaca guajira dando órdenes para crear, fomentar, patrocinar o reunir criminales para masacrar a la misma gente a la que tanto le canta sus melodías vallenatas con mensajes de amor, de paz y alegría”
“Hay que tener un carácter criminal y  una cobardía absoluta de aborrecimiento al ser humano, para poder conjugar ser músico, crear arte y ser un terrorista. Estas tres facetas solo se podrían desarrollar en un ser irracional y Zuleta no da muestra de ese disparatado modo de actuar”, agregó Tío Nan.
“Por antonomasia, un músico promueve el alma y requiebra los sentimientos; promueve el júbilo y desvanece el poder con sus cantos, con sus interpretaciones y con su jolgorio. Zuleta no encaja en ese fenómeno endiablado del paramilitarismo”, corroboró Tío Chiro.
“Gramaticalmente hablando sería consecuente con la lengua española incluir la conjunción “y” en la acusación “Zuleta y el paramilitarismo”, para simplemente unir esas dos palabras y causar daño, pero en la vida real ese enlace es injustificado e impropio, hasta que al músico se le demuestre que es muy valedera la anterior expresión”, expresó Tío Nan.
“Estamos a la espera de que Zuleta, quien hoy goza de libertad condicional, de cara a los colombianos y a la sociedad artística mundial demuestre que el paramilitarismo no es inherente a la finalidad de su entereza de hombre de arte, hombre del folclor, hombre de bien y un ser humano probo como esperamos que así sea y como lo cree su inmensa fanaticada”, concluyó Tío Chiro. Hasta la próxima semana.
[email protected]

Columnista
14 abril, 2010

Zuleta y el paramilitarismo

Feel the sand on your feet, not your wardrobe weight.
Aquilino Cotes Zuleta

Reflexiones de Tío Chiro y Tío Nan: Por: Aquilino Cotes Zuleta El domingo anterior regresaron del exterior mis consejeros periodísticos Tío Chiro y Tío Nan, en donde estuvieron por veinte días, en unas merecidas vacaciones. En esas tres semanas de ausencia de mis consejeros periodísticos preferí aguardar sus regresos y reanudar esta columna con el […]


Reflexiones de Tío Chiro y Tío Nan:
Por: Aquilino Cotes Zuleta

El domingo anterior regresaron del exterior mis consejeros periodísticos Tío Chiro y Tío Nan, en donde estuvieron por veinte días, en unas merecidas vacaciones.
En esas tres semanas de ausencia de mis consejeros periodísticos preferí aguardar sus regresos y reanudar esta columna con el mismo ímpetu que me tienen acostumbrado estos dos literatos.
Con ellos cené el lunes anterior y posteriormente estuvimos tertuliando con varios amigos en común como Hernando Osorio, Jhonny Meza Orozco, Iván Alejandro Duarte “El Vallenatín” y Farut Urrutia, entre otros.
Nos enteramos del beneplácito que ha causado en la sociedad cesarense y guajira el viaje a Londres que realizarán dentro de pocos días los jóvenes Jhonny Alberto y José Luís, hijos del docente y escritor Jhonny Meza, quienes iniciarán un curso de inglés y luego una maestría en la Universidad de Oxford. También nos enteramos de la modernización que ha introducido con equipos de última tecnología en su consultorio – asistencial el cirujano maxilofacial Hernando Osorio y el lanzamiento de su candidatura a la Alcaldía de Valledupar que hará Farut en diciembre, con la presencia de su indiscutible mentor y amigo Álvaro Uribe.
En fin, mis consejeros periodísticos quedaron “picados” porque se acabó la tertulia y estuvieron a punto de llamar a los músicos Emiliano Zuleta Díaz,  “El Cocha”  Molina y a Diomedes Díaz, para conversar con ellos.
Tío Chiro y Tío Nan querían conocer pormenores de las acusaciones que hay contra el cantante “Poncho” Zuleta de ser un “patrocinador” congénito del paramilitarismo, porque se habían enterado en Estocolmo (Suecia) de tan osada  noticia.
Han sido muchas las voces de apoyo y en contra que ha recibido el cantante, hoy en la picota pública por las acusaciones de ex miembros de los “paras”, las que para algunos son creíbles y para otros son una andanada de mentiras que salpicar al connotado artista  oriundo de Villanueva (en La Guajira).
“Poncho Zuleta es considerado un embajador cultural del vallenato y es  uno de los miembros más importante y representativo de la dinastía de la música vallenata, junto a su hermano Emilianito y su sobrino Iván”, comentó Tío Chiro.
Yo no quise opinar y me declaré “impedido” para tertuliar sobre el tema, porque en mi sangre está la corriente Zuleta, por parte de mí querida madre Dominga Zuleta Ramírez que en paz descanse y mis tías Fanny (la esposa de “Colacho” Mendoza, ambos fallecidos) y la matrona Patillalera Catalina Zuleta.
Tío Chiro sostiene que “no me imagino a Zuleta encapuchado con un pasamontaña ni con un fusil en sus manos; tampoco lo veo sentado detrás de un escritorio o en su hamaca guajira dando órdenes para crear, fomentar, patrocinar o reunir criminales para masacrar a la misma gente a la que tanto le canta sus melodías vallenatas con mensajes de amor, de paz y alegría”
“Hay que tener un carácter criminal y  una cobardía absoluta de aborrecimiento al ser humano, para poder conjugar ser músico, crear arte y ser un terrorista. Estas tres facetas solo se podrían desarrollar en un ser irracional y Zuleta no da muestra de ese disparatado modo de actuar”, agregó Tío Nan.
“Por antonomasia, un músico promueve el alma y requiebra los sentimientos; promueve el júbilo y desvanece el poder con sus cantos, con sus interpretaciones y con su jolgorio. Zuleta no encaja en ese fenómeno endiablado del paramilitarismo”, corroboró Tío Chiro.
“Gramaticalmente hablando sería consecuente con la lengua española incluir la conjunción “y” en la acusación “Zuleta y el paramilitarismo”, para simplemente unir esas dos palabras y causar daño, pero en la vida real ese enlace es injustificado e impropio, hasta que al músico se le demuestre que es muy valedera la anterior expresión”, expresó Tío Nan.
“Estamos a la espera de que Zuleta, quien hoy goza de libertad condicional, de cara a los colombianos y a la sociedad artística mundial demuestre que el paramilitarismo no es inherente a la finalidad de su entereza de hombre de arte, hombre del folclor, hombre de bien y un ser humano probo como esperamos que así sea y como lo cree su inmensa fanaticada”, concluyó Tío Chiro. Hasta la próxima semana.
[email protected]