13 abril, 2019

“Venimos en representación de una dinastía”: Edgardo Bolaño

Para la versión 52 del Festival de la Leyenda Vallenata que se realizará del 26 al 30 de abril en la capital del Cesar se inscribieron 689 concursantes los cuales buscan quedarse con una de las coronas del certamen.

El joven estudiante de Ingeniería de Minas de la Fundación Universitaria del Área Andina.

Foto SERGIO MCGREEN

Por: MAIRA MANOSALVA / EL PILÓN
maira.manosalva@elpilon.com.co

Con el objetivo puesto en la corona de rey vallenato aficionado, Edgardo Alonso Bolaños Gnecco se inscribió por cuarta vez en la categoría aficionada del Festival de la Leyenda Vallenata.

“Gracias Dios el año pasado logre ser finalista, es decir, quede en el cuarto lugar, pero para esta inscripción este joven viene tocando mejor, preparando desde el año pasado mi repertorio y con más ganas en poder coronarme como rey aficionado. En este año de preparación logré apropiarme mucho más de las raíces de la dinastía de la que hago parte lo que sé que me permitirá hacer un excelente papel en esta versión del festival”, contó Edgardo.

Es de mencionar que Edgardo pertenece a una de las dinastías más influyentes del folclor vallenato, la dinastía Bolaños, de la cual es padre ‘Chico’ Bolaños, responsable de establecer los bajos acompañantes para cada aire vallenato, entre otros aportes realizados a la música de acordeón
“Nosotros venimos en representación de una dinastía por esto me he dedicado desde junio del 2018 a mi preparación con el fin de seguir llevándola en alto”, indicó Bolaños.

La dinastía Bolaños se ha caracterizado por el desarrollo de una nota limpia y una pausa que permite que los aires de la canción se disfruten mejor. La máxima representación de esto son las interpretaciones de las canciones como Catalina Daza, de Ivo Diaz; Sanchez Serro y Padre Serrano, verso de Chico Bolaños, entre otros.

El acordeonero riohachero, hijo de Belkis Gnecco y Edgardo Bolaños, compartirá tarima con el guacharaquero Andrés Beleño Junior y el cajero William Sarmiento de Urumita, La Guajira, quienes son su cuota para quedarse con la corona del festival.

Para Andrés Beleño Junior, el trabajo de un año ha permitido encontrar muchas rutinas auténticas de los maestros del vallenato.
“La preparación ha sido con mucho compromiso todos los días hemos dado todo nuestro esfuerzo para lograr obtener el premio, todo con el favor de Dios, puesto que este es mi tercer año consecutivo con Edgardo Bolaño pero en este año nuestra preparación es nuestro punto a favor”, señaló Beleño Junior.

La inscripción fue culminada el pasado 16 de marzo y contó con la presencia de familiares y amigos en la Fundación del Festival en la ciudad de Valledupar, donde se encuentra radicado el acordeonero estudiando ingeniería de minas en la Fundación Universitaria del Área Andina.