26 junio, 2020

Válvulas ilícitas de petróleo ponen en riesgo la naturaleza en Cesar y Magdalena

Esta práctica ilegal ocasiona daños ambientales por los derrames que deja la perforación del tubo, los cuales terminan afectando pequeños acuíferos usados para el consumo de agua doméstico.

Durante los últimos años se ha incrementado la extracción ilícita de hidrocarburos de los poliductos de Ecopetrol por medio de instalación de válvulas ilegales, afectando el medio ambiente del Cesar y Magdalena. Cortesía/EL PILÓN

Un total de nueve válvulas ilícitas por la que conducen petróleo fueron retiradas este año, con corte al 31 de mayo, en el área rural de Pailitas, Aguachica, San Martin y Río de Oro en el departamento del Cesar, así como en los municipios de Ciénaga, Zona Bananera y Aracataca en el Magdalena.

El hurto de hidrocarburos genera riesgos para la población debido a la manipulación indebida del poliducto por parte de los delincuentes para extraer productos altamente inflamables como gasolina, diésel y nafta. Además, esta práctica ilegal ocasiona daños ambientales por los derrames que deja la perforación del tubo, los cuales terminan afectando pequeños acuíferos usados para el consumo de agua. Así lo explicó Germán García, profesional de control de pérdidas de Ecopetrol.

Durante el 2019 se identificaron 28 válvulas ilícitas dentro de cultivos y cercanas a escuelas e infraestructura comunitaria de los centros poblados rurales de los municipios de Tamalameque, Chiriguaná, El Paso, Curumaní, Pelaya, La Gloria, Aguachica, San Martín y Río de Oro en el Cesar; así como en Santa Marta, Zona Bananera, Aracataca y Fundación en el Magdalena.

Existen riesgos en la manipulación de estas estructuras para la comunidad ya que los productos que se transportan por este poliducto son líquidos inflamables que pueden causar incendios y como pasa por las comunidades se pueden ver afectadas por esta manipulación ilegal. De la misma manera, el medio ambiente resulta trastocado porque causan contaminación. La infraestructura también sufre daños; tenemos que parar el poliducto y realizar trabajos de corte, empalme e instalación de infraestructura que permita continuar la operación del poliducto”, acotó García.

Al respecto, el subdirector de gestión ambiental de Corpocesar, Jorge Maestre, manifestó: “La corporación tiene injerencia en esos eventos. Cada vez que existe una contingencia de este tipo, la empresa está en la obligación de reportar el evento a la corporación y nosotros de hacerle seguimiento a dicha contingencia. Se aporta la información por parte de la empresa y nosotros ordenamos un seguimiento. Eso cuando la infraestructura o el evento ocurre en nuestra jurisdicción; sin embargo, es la  Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, Anla,  la autoridad competente, ya que son ellos quienes otorgan ese tipo de licencias”.

A DENUNCIAR

El profesional de control de pérdidas de Ecopetrolhace un llamado a las comunidades rurales para que denuncien la presencia de válvulas ilícitas y de personas dedicadas a esta práctica con el fin de evitar riesgos para la integridad de las personas, el medio ambiente y la infraestructura petrolera, recordando que el hurto de hidrocarburos es un delito que se castiga con penas de entre 8 y 15 años de cárcel.

Las personas que tengan información sobre este tema se pueden comunicar en las líneas telefónicas gratuitas, marcando desde fijo o celular 018000917045, (1) 2343345 o (1) 2344092

POR: ANNELISE BARRIGA RAMÍREZ/EL PILÓN Annelise.barriga@elpilon.com.co