Publicidad
Categorías
Categorías
Columnista - 1 junio, 2024

Valledupar se transforma con FELVA: El impacto de la Feria del Libro de Valledupar

Es crucial que todos, tanto individuos como instituciones, nos apropiemos de estos eventos y fomentemos espacios que enriquezcan nuestra cultura literaria

La segunda Feria del Libro de Valledupar, conocida como FELVA, no es solo un evento literario, sino un auténtico festival cultural que abarca el conocimiento, la educación, el trabajo, el entretenimiento y la felicidad. Este evento, que se celebra en el corazón histórico de la ciudad, representa una invaluable oportunidad para toda la población, y en particular, para los jóvenes.

La Feria del Libro de Valledupar se ha consolidado como un espacio donde los libros, en toda su diversidad, se convierten en protagonistas. Este año, con más de 50 eventos programados, los asistentes podrán sumergirse en debates sobre temas globales como el cambio climático, la tecnología y la inteligencia artificial, y temas nacionales como la guerra y la paz. La presencia de escritores y conferencistas de renombre ofrece una plataforma para explorar y discutir ideas que son cruciales para entender y enfrentar los desafíos contemporáneos.

Para los jóvenes, la feria ofrece una experiencia formativa única. Asistir a charlas, talleres y exposiciones no solo amplía sus horizontes culturales, sino que también fortalece sus habilidades críticas y creativas. Eventos como estos despiertan el interés por la lectura, que es la base del aprendizaje y una herramienta esencial para el desarrollo personal y profesional. El contacto directo con autores permite a los jóvenes ver el rostro humano detrás de las obras, entender el proceso creativo y descubrir el poder transformador de las palabras.

La Feria del Libro es también un espacio de interacción social donde se fomenta el diálogo entre personas de diversas edades y orígenes. La primera edición de FELVA demostró ser un punto de encuentro para niños, jóvenes y adultos, todos unidos por su amor por los libros. Ver a cientos de estudiantes de las áreas rurales de Valledupar participando activamente es una muestra del impacto positivo que este tipo de eventos puede tener en la comunidad. La feria no solo enriquece culturalmente a los asistentes, sino que también promueve la cohesión social y el sentido de pertenencia.

Sin embargo, es evidente que aún hace falta una mayor apropiación de estos eventos y un fomento más robusto de espacios que impulsen la cultura literaria en nuestra ciudad. En una ciudad que carece de librerías y donde las bibliotecas son limitadas, resulta imperativo que valoremos y apoyemos iniciativas como FELVA. Es fundamental que todos nos involucremos y aprovechemos al máximo estos días de feria, no solo como espectadores, sino como participantes activos en la promoción de la lectura y la formación literaria de todas las generaciones.

Además de ser un evento literario, FELVA celebra las expresiones artísticas y culturales de la región. Este año, se rendirá homenaje al vallenato y se explorarán las raíces culturales afrodescendientes a través de la obra del chocoano Arnoldo Palacios. También se conmemorarán figuras literarias como Gabriel García Márquez y José Eustasio Rivera, acercando a los jóvenes a las grandes obras de la literatura colombiana y universal. De la misma manera, contaremos con conferencistas majestuosos de nivel local y nacional como Carlos César Silva, Miguel Barrios Payares, Humberto de la Calle y María Jimena Duzán, entre otros.

La gratuidad de los eventos de la feria es un aspecto crucial que garantiza la inclusión de todos los sectores de la sociedad, especialmente de aquellos con menos recursos. Esta accesibilidad es fundamental para democratizar el acceso a la cultura y fomentar una sociedad más educada y equitativa.

Por tanto, la Feria del Libro de Valledupar es más que un evento anual; es un motor de desarrollo cultural y educativo. Para los jóvenes, en particular, representa una oportunidad invaluable para crecer, aprender y conectarse con el mundo a través de la literatura.

Es crucial que todos, tanto individuos como instituciones, nos apropiemos de estos eventos y fomentemos espacios que enriquezcan nuestra cultura literaria. Invito a todos los ciudadanos a que aprovechemos y nos involucremos activamente en la Feria del Libro de Valledupar, del 6 al 9 de junio del 2024 en el Centro Histórico de nuestra ciudad, promoviendo la lectura y la formación literaria para todas las generaciones. La feria no solo enriquece a los individuos, sino que fortalece el tejido social de Valledupar, convirtiéndola en un faro de cultura y conocimiento para toda la región.

Columnista
1 junio, 2024

Valledupar se transforma con FELVA: El impacto de la Feria del Libro de Valledupar

Feel the sand on your feet, not your wardrobe weight.
Tatiana Barros

Es crucial que todos, tanto individuos como instituciones, nos apropiemos de estos eventos y fomentemos espacios que enriquezcan nuestra cultura literaria


La segunda Feria del Libro de Valledupar, conocida como FELVA, no es solo un evento literario, sino un auténtico festival cultural que abarca el conocimiento, la educación, el trabajo, el entretenimiento y la felicidad. Este evento, que se celebra en el corazón histórico de la ciudad, representa una invaluable oportunidad para toda la población, y en particular, para los jóvenes.

La Feria del Libro de Valledupar se ha consolidado como un espacio donde los libros, en toda su diversidad, se convierten en protagonistas. Este año, con más de 50 eventos programados, los asistentes podrán sumergirse en debates sobre temas globales como el cambio climático, la tecnología y la inteligencia artificial, y temas nacionales como la guerra y la paz. La presencia de escritores y conferencistas de renombre ofrece una plataforma para explorar y discutir ideas que son cruciales para entender y enfrentar los desafíos contemporáneos.

Para los jóvenes, la feria ofrece una experiencia formativa única. Asistir a charlas, talleres y exposiciones no solo amplía sus horizontes culturales, sino que también fortalece sus habilidades críticas y creativas. Eventos como estos despiertan el interés por la lectura, que es la base del aprendizaje y una herramienta esencial para el desarrollo personal y profesional. El contacto directo con autores permite a los jóvenes ver el rostro humano detrás de las obras, entender el proceso creativo y descubrir el poder transformador de las palabras.

La Feria del Libro es también un espacio de interacción social donde se fomenta el diálogo entre personas de diversas edades y orígenes. La primera edición de FELVA demostró ser un punto de encuentro para niños, jóvenes y adultos, todos unidos por su amor por los libros. Ver a cientos de estudiantes de las áreas rurales de Valledupar participando activamente es una muestra del impacto positivo que este tipo de eventos puede tener en la comunidad. La feria no solo enriquece culturalmente a los asistentes, sino que también promueve la cohesión social y el sentido de pertenencia.

Sin embargo, es evidente que aún hace falta una mayor apropiación de estos eventos y un fomento más robusto de espacios que impulsen la cultura literaria en nuestra ciudad. En una ciudad que carece de librerías y donde las bibliotecas son limitadas, resulta imperativo que valoremos y apoyemos iniciativas como FELVA. Es fundamental que todos nos involucremos y aprovechemos al máximo estos días de feria, no solo como espectadores, sino como participantes activos en la promoción de la lectura y la formación literaria de todas las generaciones.

Además de ser un evento literario, FELVA celebra las expresiones artísticas y culturales de la región. Este año, se rendirá homenaje al vallenato y se explorarán las raíces culturales afrodescendientes a través de la obra del chocoano Arnoldo Palacios. También se conmemorarán figuras literarias como Gabriel García Márquez y José Eustasio Rivera, acercando a los jóvenes a las grandes obras de la literatura colombiana y universal. De la misma manera, contaremos con conferencistas majestuosos de nivel local y nacional como Carlos César Silva, Miguel Barrios Payares, Humberto de la Calle y María Jimena Duzán, entre otros.

La gratuidad de los eventos de la feria es un aspecto crucial que garantiza la inclusión de todos los sectores de la sociedad, especialmente de aquellos con menos recursos. Esta accesibilidad es fundamental para democratizar el acceso a la cultura y fomentar una sociedad más educada y equitativa.

Por tanto, la Feria del Libro de Valledupar es más que un evento anual; es un motor de desarrollo cultural y educativo. Para los jóvenes, en particular, representa una oportunidad invaluable para crecer, aprender y conectarse con el mundo a través de la literatura.

Es crucial que todos, tanto individuos como instituciones, nos apropiemos de estos eventos y fomentemos espacios que enriquezcan nuestra cultura literaria. Invito a todos los ciudadanos a que aprovechemos y nos involucremos activamente en la Feria del Libro de Valledupar, del 6 al 9 de junio del 2024 en el Centro Histórico de nuestra ciudad, promoviendo la lectura y la formación literaria para todas las generaciones. La feria no solo enriquece a los individuos, sino que fortalece el tejido social de Valledupar, convirtiéndola en un faro de cultura y conocimiento para toda la región.