Publicidad
General - 4 agosto, 2022

Valledupar fue la segunda ciudad con más aumento del precio de energía  

El gerente de Afinia explicó los factores que impactan en la tarifa del servicio de energía eléctrica. 

El índice de precios al consumidor, IPC, muestra una alza del 4 % en el servicio de energía eléctrica en Valledupar.                                                            /FOTO:  JOAQUÍN RAMÍREZ.
El índice de precios al consumidor, IPC, muestra una alza del 4 % en el servicio de energía eléctrica en Valledupar. /FOTO: JOAQUÍN RAMÍREZ.

En medio del debate de control político  que se realizó este miércoles en la  Comisión de Ordenamiento Territorial del Senado de la República, el gerente general de la empresa Afinia, Javier Lastra, aseguró que hay seis variables para regular la tarifa del servicio de energía. 

Estos aspectos son: comercialización, restricciones, distribución, pérdidas reconocidas, la restricción y la generación de la energía. “El costo de la generación pasó de 214 pesos kilovatio a 276 entre diciembre de 2020 y agosto de 2022 y eso tiene que ver con el índice de precios al comprador (IPP)”, señaló Lastra. 

El IPP es un indicador económico que presenta la variación promedio de precios de una canasta de bienes representativa de la producción nacional e importaciones, de acuerdo con el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, DANE. 

El debate   de control político se transmitió en vivo por las plataformas digitales del Senado.    /FOTO:  CORTESÍA. 

LO QUE ASUME EL CONSUMIDOR 

Valledupar fue la segunda ciudad con el mayor aumento del precio en el servicio de energía eléctrica para el mes de junio, de acuerdo con el DANE. El índice de precios al consumidor, IPC, muestra una alza del 4% en los recibos del servicio. 

De la región Caribe, ciudades como Montería y Sincelejo también están entre los primeros lugares de esta medición. “En diciembre del 2020, el kilovatio que estaba en 539 pesos, en agosto de 2022 en 794, lo que muestra un incremento de 47.3 %”, según Afinia.

Las personas de estratos 1, 2 y 3 aseguran ser los más afectados al tener en cuenta sus limitados ingresos económicos. El diario EL TIEMPO ha reportado que por los altos costos de la electricidad, cientos de tenderos de la capital del Cesar ven ‘amenazada’ la continuidad de sus  negocios. 

OTRO FACTOR: EL ESTADO DE LOS EQUIPOS 

Lastra Fuscaldo señaló que los equipos que le  compró Empresas Públicas de Medellín, grupo EPM, a la antigua operadora Electricaribe están en mal estado “por el paso del tiempo y la falta de inversiones”.

Por tanto, el grupo ‘ha asumido ese gasto’ para garantizar el servicio prestado a  más de un millón de personas en los departamentos de Sucre, Cesar, Córdoba, Bolívar y una parte del Magdalena con $543 millones, según el vocero.

En el caso de Cesar, la cifra mencionada fue de “$79.120 millones para beneficiar a 252.623 clientes”. 

Vea el debate completo aquí: https://www.youtube.com/watch?v=K_VyyoEDeBE

¿QUÉ DICE LA CREG?

Una de las entidades citadas al debate fue la Comisión de Regulación de Energía y Gas, CREG.  Asistió su director ejecutivo,  Jorge Valencia Marín. 

“Durante muchos años se dejó de invertir en estas empresas y se dejaron de hacer los cambios de equipo que se debían hacer, por eso fue evidente el deterioro de la red que se reflejó en la mala calidad del servicio”, relató Valencia. 

Y agregó: “La Comisión debe velar tanto por la eficiencia de las tarifas y la adecuada calidad del servicio como por lograr que las empresas puedan recuperar los costos en que incurren para la prestación del servicio”.  

Por Andrea Guerra Peña / EL PILÓN. 

@andreaguerraperiodista