3 agosto, 2019

Valledupar FC ganó la batalla contra los malos resultados

Después de siete partidos sin poder celebrar, en la víspera de la Batalla de Boyacá, Valledupar Fútbol Club volvió a ganar, esta vez ante el Boca Juniors de Cali

Después de siete partidos sin poder celebrar, en la víspera de la Batalla de Boyacá, Valledupar Fútbol Club volvió a ganar, esta vez ante el Boca Juniors de Cali.

El hombre que tomó la lanza para guiar a los vallenatos por el camino del triunfo fue el delantero Cristian Cangá, quien se apuntó un doblete y se convirtió en la figura del compromiso, en un partido que emocionó a los aficionados que llegaron para apoyar a los verdiblancos.

EL DOBLETE DE CANGÁ

La primer anotación llegó en la etapa de inicio, en una jugada lujosa en la que participaron Cangá y Carlos Oñate, este hizo una sensacional maniobra por zona derecha, lo que le permitió ser derribado en el área por el jugador Jhon Pájaro y en cobro de pena máxima Cangá cobró ante Nelson Ramos con mucha frialdad para poner el uno a cero.

La segunda conquista del delantero Cristian Cangá llegó en la etapa complementaria, tras eludir a su marcador y rematar de pierna derecha para vencer por segunda vez la resistencia de Ramos, que quiso atajar la bola con las piernas, sin embargo el remate era demasiado fuerte.

Otro que se jugó un partido aparte fue el entrenador del Valledupar Fútbol Club Nilton Bernal, que emulando las funciones de un comandante de tropa fue el encargado de hacer las labores de inteligencia y con sus indicaciones lograr que sus 11 guerreros en el campo cumplieran con su cometido: ganarle a Boca.

Pero el elenco de la visita no quería irse con las manos vacías, por lo que inició un trabajo de avanzada y con el pasar de los minutos se iba instalando en terreno del Valledupar Fútbol Club, hasta que Mike Campaz con un potente remate acortó distancias y puso la pizarra dos a uno.

Los últimos minutos del juego estuvieron cargados de emociones, en los que los dimes y diretes, las tarjetas amarillas y uno que otro insulto calentaron los ánimos, tanto de jugadores como de cuerpos técnicos.

Con todos esos ingredientes el nerviosismo se apoderó de la gente del Valledupar Fútbol Club, que no encontraba la salida para volver a llegar a predios de Nelson Ramos, fue tanto el ahogo de los boquenses que el portero Luis Vázquez tuvo que aparecer en más de una oportunidad para evitar que los caleños consiguieran el gol del empate.

Así las cosas, Boca Juniors, que llegó a Valledupar con una nómina de jugadores experimentados, los cuales querían conquistar la tierra del Cacique Upar y llevarse a Cali los tres puntos del juego, salieron derrotados por el equipo local.

El próximo partido del Valledupar Fútbol Club será ante Real San Andrés en el estadio Erwin O’Neil, en el que esperan seguir por la senda ganadora y confirmar otro logro de ‘guerra’, y de esta manera dejar de ser un vasallo de la primera B.

Por: Robert Cadavic/El Pilón