Publicidad
Categorías
Categorías
Columnista - 12 marzo, 2010

Un Vallenato desde Holanda

Por: Jorge Nain Un cantautor vallenato que emigró a Europa hace varios años, me ha escrito unas líneas que considero sostienen una tesis importante, la cual coadyuvo y quiero compartir con ustedes: “Hace ya un tiempo mi amigo Juan Mario de la Espriella me escribió un texto muy interesante sobre la internacionalización o mejor “globalización” […]

Por: Jorge Nain
Un cantautor vallenato que emigró a Europa hace varios años, me ha escrito unas líneas que considero sostienen una tesis importante, la cual coadyuvo y quiero compartir con ustedes: “Hace ya un tiempo mi amigo Juan Mario de la Espriella me escribió un texto muy interesante sobre la internacionalización o mejor “globalización” del vallenato”.

Precisamente en esta semana que vamos a realizar una presentación vallenata y cumbiambera muy significativa para la reina Beatriz de Holanda y su comitiva, pienso en como se desaprovechan los viajes de algunos artistas vallenatos a Europa para  dar a conocer y comenzar a sembrar semillas de nuestra música en territorio europeo, y de esta manera pueda llegar a posicionarse como lo ha hecho la salsa.

Jorgito Celedón, Diomedes Díaz, Iván Villazón, Binomio de Oro de América, Carlos Vives, han sido los más reconocidos artistas vallenatos que han venido a presentarse aquí en Holanda o en países cercanos como Bélgica, Alemania y Francia. Excelentes artistas con excelentes agrupaciones….pero….lamentablemente viene el pero… se presentan en eventos de difusión muy cerrada y para publico casi en un 90% colombiano. De pronto con excepción del Antillianse Feest en Bélgica.

Algunos, incluso en tarimas, condiciones de sonido y lugares que no están a la altura del artista como fue el caso de Jorge Celedón en Amsterdam, en un sitio de ensayos de bandas locales, con más de 1000 colombianos apretados en un sitio para 600 personas.

Es entendible y lógico que el empresario que los trae quiera ganar dinero y para los colombianos en el exterior es una inyección de energía y sangre de la patria lejana. Pero yo hago un llamado cordial a los artistas vallenatos a través tuyo, para que hagan un esfuerzo alterno y cuando tengan la oportunidad de venir a Europa consigan una presentación de tipo cultural y de difusión donde haya una presencia importante de público local.

Una presentación que de pronto no genere altos ingresos para los artistas pero que sin duda puede generar posicionamiento de nuestra música vallenata gradualmente y por supuesto con el tiempo generará también dividendos comerciales.

Quien pagaba hace 30 años miles de dólares por un grupo vallenato en Los Estados Unidos?. Y ahora son muchos los grupos que viajan. Por supuesto de la mano de los colombianos emigrantes, pero también con la creciente aceptación de nuestros artistas por ciudadanos de otras nacionalidades.

Porque no sacrificar algo económico (no perder claro) y ganar mucho en reconocimiento. Si el artista ya está en Europa yo estoy seguro que hay teatros, institutos culturales o agencias de World music, que brindarían condiciones técnicas excepcionales para cualquier artista profesional, además de garantizar una buena promoción para la presencia de un público ávido de cosas nuevas y llenas de sabor como nuestro vallenato.

Es posible que a algunos artistas “consagrados” no les interese nada más allá de los negocios, pero si se tiene visión, es claro que los negocios pueden ser aún mejores.

Voy a decir algo que seguramente le molestará a más de un amigo pero la verdad es que aunque los vallenatos crean que la música vallenata es lo máximo en el mundo (y muchos quisiéramos) y que Valledupar es el ombligo del mundo, pues la verdad es que salvo España (y no plenamente), la gente en Europa no tiene ni idea que existe algo llamado música vallenata.
Conocen de salsa, incluso merengue. Juan Luis Guerra llena el coliseo más grande Rotterdam (hoy) y el 50% del público es local y cantando en español.

Buenavista Social Club en Holanda: lleno total. Público holandés. La bachata ya empieza a sonar en emisoras locales y un tema del grupo Aventura (o ventura, no sé) estuvo en lo primeros lugares. También la Camisa negra de Juanes y a “Dios le pido”… Hablaba con algunas de las miles de holandesas que cantaban las canciones de Juanes en su concierto en Amsterdam y no tenían ni idea e lo que cantaban en español, pero se sabían cada canción. Difusión, manejo de imagen, inversión.

Bueno Jorge, nosotros mientras tanto seguiremos nuestra labor  pionera y con las limitantes de mi muy simple ejecución del acordeón y cuando podemos invitar a Oscar Ospino (acordeonero bolivarense radicado en España), Máximo Jiménez o Antonio Rivas, acordeonero colombiano radicado en Francia. En el mes de mayo vendrá el rey Alberto Jamaica y nos daremos un buen gusto mostrando la ejecución viva y única de un consagrado en el Festival de la Leyenda Vallenata.

Recibe un abrazo musical desde  Zeist, Holanda.”

MIGUEL OSORIO C.

COLOFON: El próximo domingo la política decente estará en las urnas representada especialmente por el Partido Verde, invito a mis coterráneos a apoyar la consulta presidencial de ese partido y a marcar el numero 3 del tarjetón verde “Lucho” quien logró disminuir la pobreza y la miseria en Bogotá y seguro lo hará en Colombia.

Columnista
12 marzo, 2010

Un Vallenato desde Holanda

Feel the sand on your feet, not your wardrobe weight.
Jorge Nain

Por: Jorge Nain Un cantautor vallenato que emigró a Europa hace varios años, me ha escrito unas líneas que considero sostienen una tesis importante, la cual coadyuvo y quiero compartir con ustedes: “Hace ya un tiempo mi amigo Juan Mario de la Espriella me escribió un texto muy interesante sobre la internacionalización o mejor “globalización” […]


Por: Jorge Nain
Un cantautor vallenato que emigró a Europa hace varios años, me ha escrito unas líneas que considero sostienen una tesis importante, la cual coadyuvo y quiero compartir con ustedes: “Hace ya un tiempo mi amigo Juan Mario de la Espriella me escribió un texto muy interesante sobre la internacionalización o mejor “globalización” del vallenato”.

Precisamente en esta semana que vamos a realizar una presentación vallenata y cumbiambera muy significativa para la reina Beatriz de Holanda y su comitiva, pienso en como se desaprovechan los viajes de algunos artistas vallenatos a Europa para  dar a conocer y comenzar a sembrar semillas de nuestra música en territorio europeo, y de esta manera pueda llegar a posicionarse como lo ha hecho la salsa.

Jorgito Celedón, Diomedes Díaz, Iván Villazón, Binomio de Oro de América, Carlos Vives, han sido los más reconocidos artistas vallenatos que han venido a presentarse aquí en Holanda o en países cercanos como Bélgica, Alemania y Francia. Excelentes artistas con excelentes agrupaciones….pero….lamentablemente viene el pero… se presentan en eventos de difusión muy cerrada y para publico casi en un 90% colombiano. De pronto con excepción del Antillianse Feest en Bélgica.

Algunos, incluso en tarimas, condiciones de sonido y lugares que no están a la altura del artista como fue el caso de Jorge Celedón en Amsterdam, en un sitio de ensayos de bandas locales, con más de 1000 colombianos apretados en un sitio para 600 personas.

Es entendible y lógico que el empresario que los trae quiera ganar dinero y para los colombianos en el exterior es una inyección de energía y sangre de la patria lejana. Pero yo hago un llamado cordial a los artistas vallenatos a través tuyo, para que hagan un esfuerzo alterno y cuando tengan la oportunidad de venir a Europa consigan una presentación de tipo cultural y de difusión donde haya una presencia importante de público local.

Una presentación que de pronto no genere altos ingresos para los artistas pero que sin duda puede generar posicionamiento de nuestra música vallenata gradualmente y por supuesto con el tiempo generará también dividendos comerciales.

Quien pagaba hace 30 años miles de dólares por un grupo vallenato en Los Estados Unidos?. Y ahora son muchos los grupos que viajan. Por supuesto de la mano de los colombianos emigrantes, pero también con la creciente aceptación de nuestros artistas por ciudadanos de otras nacionalidades.

Porque no sacrificar algo económico (no perder claro) y ganar mucho en reconocimiento. Si el artista ya está en Europa yo estoy seguro que hay teatros, institutos culturales o agencias de World music, que brindarían condiciones técnicas excepcionales para cualquier artista profesional, además de garantizar una buena promoción para la presencia de un público ávido de cosas nuevas y llenas de sabor como nuestro vallenato.

Es posible que a algunos artistas “consagrados” no les interese nada más allá de los negocios, pero si se tiene visión, es claro que los negocios pueden ser aún mejores.

Voy a decir algo que seguramente le molestará a más de un amigo pero la verdad es que aunque los vallenatos crean que la música vallenata es lo máximo en el mundo (y muchos quisiéramos) y que Valledupar es el ombligo del mundo, pues la verdad es que salvo España (y no plenamente), la gente en Europa no tiene ni idea que existe algo llamado música vallenata.
Conocen de salsa, incluso merengue. Juan Luis Guerra llena el coliseo más grande Rotterdam (hoy) y el 50% del público es local y cantando en español.

Buenavista Social Club en Holanda: lleno total. Público holandés. La bachata ya empieza a sonar en emisoras locales y un tema del grupo Aventura (o ventura, no sé) estuvo en lo primeros lugares. También la Camisa negra de Juanes y a “Dios le pido”… Hablaba con algunas de las miles de holandesas que cantaban las canciones de Juanes en su concierto en Amsterdam y no tenían ni idea e lo que cantaban en español, pero se sabían cada canción. Difusión, manejo de imagen, inversión.

Bueno Jorge, nosotros mientras tanto seguiremos nuestra labor  pionera y con las limitantes de mi muy simple ejecución del acordeón y cuando podemos invitar a Oscar Ospino (acordeonero bolivarense radicado en España), Máximo Jiménez o Antonio Rivas, acordeonero colombiano radicado en Francia. En el mes de mayo vendrá el rey Alberto Jamaica y nos daremos un buen gusto mostrando la ejecución viva y única de un consagrado en el Festival de la Leyenda Vallenata.

Recibe un abrazo musical desde  Zeist, Holanda.”

MIGUEL OSORIO C.

COLOFON: El próximo domingo la política decente estará en las urnas representada especialmente por el Partido Verde, invito a mis coterráneos a apoyar la consulta presidencial de ese partido y a marcar el numero 3 del tarjetón verde “Lucho” quien logró disminuir la pobreza y la miseria en Bogotá y seguro lo hará en Colombia.