Un muerto y un herido en procedimiento policial

El hecho se presentó en una casa de eventos localizada en la calle 21 con carrera 7 del popular sector ubicado al sur de la capital del Cesar.

Freddy Granados Polo, joven muerto.

Lo que parecía una rumba entre amigos terminó en tragedia en la madrugada de ayer para Freddy Granados Polo, al morir de un impacto de bala con arma de fuego en medio de un procedimiento policial, en una casa de eventos del barrio San Jorge, sur de Valledupar.

El joven de 21 años de edad recibió la agresión en medio de confusos hechos, ocurridos en la calle 21 con carrera 7, a donde llegaron patrulleros de la Policía Nacional para atender un llamado de emergencia.

Según Roque Polo, tío de la víctima, el muchacho llegó en compañía de los amigos al festejo y muere cuando en esta se presenta un altercado con los uniformados. “Los jóvenes estaban en una casa campo que cobraban como a 20 mil la entrada y como a las dos se presentó la policía porque había menores, se armó una trifulca, entonces los pelaos corrieron media cuadra, entre esos mi sobrino porque ahí vivía la mamá de uno de ellos, entraron y cerraron el portón, más atrás venía la policía, la señora estaba asomada por una hendija del portón mirando hacia afuera, mi sobrino la aparta y se asoma, y entonces la policía hizo un disparo al portón que lo atravesó y le dio a él, da dos paso y cae”, afirmó el pariente del fallecido.

Agregó que en una rápida acción los amigos tomaron un taxi y trasladaron a Polo a la Clínica Médicos para que fuera auxiliado, pero muere en el lugar por la gravedad de la herida producida en la región pectoral del lado derecho.

Al parecer en el mismo caso resultó lesionado de menor gravedad en el brazo el compañero de la víctima, Jordán David Bracho Barceló, quien fue valorado por el Instituto de Medicina Legal para corroborar que se trató con arma de fuego.

Entre tanto, el comandante operativo de la Policía Cesar, coronel Freddy Delgado, indicó que de acuerdo a lo manifestado por un oficial que llegó al sitio, estos no realizaron disparos pero que de todas maneras analizarían las cámaras de seguridad en el sector para la debida indagación disciplinaria, mientras que la Fiscalía investiga jurídicamente la situación. “Se presenta un llamado por parte de la comunidad hacia el sector de una casa finca, donde informan que hay muchas personas tratando de ingresar por techos o por casas vecinas al evento que se estaba realizando allí, que valga la aclaración es autorizado por la administración municipal. Al llamado procede una patrulla junto con la Policía de Infancia y Adolescencia, pero al llegar al sitio se genera una resistencia para que estos ingresen a verificar, porque obviamente buscaban si había menores de edad para aplicar el Código de Policía. La patrulla pide apoyo, llega un oficial, ingresan al lugar, se identifican unos menores de edad, se estaba tratando de hablar con la persona a cargo del evento cuando en la parte externa se registra un conato de riña por el mismo control realizado, entonces en un momento informa el oficial que escucha alrededor de uno o dos disparos con arma de fuego, sale a verificar y encuentra que la gente grita en un lugar, se dirige a un taller donde tienen a un joven en los brazos impactado con arma de fuego, los policías paran un taxi y llevan al joven al hospital”, puntualizó el alto oficial.

UNA TRAGEDIA FAMILIAR

Sobre Granados Polo trascendió que se dedicaba al comercio y era hijo de la pareja que protagonizó un feminicidio y suicidio el 11 de noviembre del año 2017 en su vivienda localizada en la carrera 6A con 20C del barrio San Jorge. Allí el padre del fallecido, Fredys Enrique Granados Móvil, de 56 años, en medio de una discusión asesinó a su compañera sentimental, Nadina Beatriz Polo Granados, con arma de fuego y luego se suicidó dejando a los dos hijos.