Publicidad
Categorías
Categorías
Columnista - 14 marzo, 2010

Un mandatario inquisitivo

Por: Nurys Pardo Conrado No hubo candidato más democrático que el actual gobernador del Cesar, él recibió el voto de todos los ciudadanos del conglomerado, sin distingo alguno de partido, atendiendo que las colectividades políticas estaban estigmatizadas por sus desfachateces y favorecimiento a sector adversos al querer popular. La fortuna de Moreno Panezo en esa […]

Por: Nurys Pardo Conrado
No hubo candidato más democrático que el actual gobernador del Cesar, él recibió el voto de todos los ciudadanos del conglomerado, sin distingo alguno de partido, atendiendo que las colectividades políticas estaban estigmatizadas por sus desfachateces y favorecimiento a sector adversos al querer popular.
La fortuna de Moreno Panezo en esa época, era que la oportunidad para todos fuese el principio de igualdad, donde cualquiera podía ser elegido sin distingo alguno y por razones de índole constitucional se abría la opinión.
Pero como todos cambiamos de parecer sin análisis previo, el ungido individualmente, varió la postura que le había dado la popularidad y el favorecimiento que al final resultó cierto haciéndolo distinguir como el poseedor a la fecha de la mayor confianza en el historial electoral del Cesar. Para colmo y asombro, todos esperábamos y digo todos porque allí esperábamos los que sin objeción convergimos a engrandecer la causa, que los candidatos a llegar, se hicieron por consenso general y no por escogencia en cuartos privados de las casas de sus allegados como sucedía. Esta primera manifestación de prepotencia de una vez por todas, enardeció los ánimos y rompió la armonía general.
La señal de respaldo a dos de sus más allegados amigos, no ha sido la mejor, lo que a su vez ha servido para alejar a muchos y acercar a pocos, lo que deja de manifiesto que el eslogan utilizado por el señor Gobernador “Gobernación al alcance de todos”, no se está cumpliendo. Hoy los posibles y más seguros candidatos a la elite del gobernador y su sequito de áulicos, viajaron a todas partes acompañándolos, saludando a los pobladores donde llegan, mostrando lo que verdaderamente son, los pechichones de la contienda y los cuales, ofrecen a los alcaldes de turno, el oro y el moro, viabilizando los proyectos y haciendo promesas que de seguro no han de cumplir.  Las garantías de ley adoptadas para evitar el mal uso del poder son meros amagos y no realidades, quedaba fácil encontrar a los hoy lanzados, en las instalaciones del palacio de gobierno, saludando y abriendo las puertas a los alcaldes y contratistas, para hacerlos entrar al despacho a viabilizar votos a su cauda.
Este método es coactivo, inquisitivo, extorsivo, desde todo punto de vista, a pesar de ello los demás candidatos lo saben pero guardan silencio, me figuro que para evitar la aplanadora en su contra, para hacer alusión a la canción de moda gravada por Oñate en su última aparición musical.
De lo aquí dicho deben saberlo las autoridades que ejercen los distintos controles a los servidores públicos, pero sin que se sepa hasta el momento, el porqué aunque conocen los hechos no legales de actuaciones poco usuales,  guardan silencio, esta situación es  voz populi y los ciudadanos del común lo hacen notar por todas partes.
El que obre en sentido crítico, el que oponga resistencia en su oficio de periodista es pecaminoso y resentido, cuando la verdadera democracia se hace con el apoyo de los contrarios, pero si usted discrepa de algo, hasta las secretarias de cualquier entidad lo intratan, ni que decir de los secretarios de despachos o mandos medios, ellos están mecánicamente predispuesto por su jefe. Necesitamos hombría y carácter para reclamar equidad frente a lo hecho por las autoridades que lo saben todo y así mismo lo ignoran de plano.
Aquí se varió la tragedia, antes es el hoy agresor quien pedía clemencia, hoy es quien origina quejas y censuras; sin embargo, la historia dará su veredicto y el tiempo y la conciencia popular hará lo propio.
Para no hacer apología al delito, omitir callando la conducta ilegal del hoy agresor, digámosle. Gobierne señor, pero hágalo sin prevención ni favorecimiento porque con la misma vara que usas para sus aliados, será tratado  cuando abandone el poder que es en 21 meses.
¿Cuál será el virus que tiene el poder que logra transformar a los que ayer fueron victimas en victimarios, luego que lo obtienen?.

[email protected]

Columnista
14 marzo, 2010

Un mandatario inquisitivo

Feel the sand on your feet, not your wardrobe weight.
Nurys Pardo Conrado

Por: Nurys Pardo Conrado No hubo candidato más democrático que el actual gobernador del Cesar, él recibió el voto de todos los ciudadanos del conglomerado, sin distingo alguno de partido, atendiendo que las colectividades políticas estaban estigmatizadas por sus desfachateces y favorecimiento a sector adversos al querer popular. La fortuna de Moreno Panezo en esa […]


Por: Nurys Pardo Conrado
No hubo candidato más democrático que el actual gobernador del Cesar, él recibió el voto de todos los ciudadanos del conglomerado, sin distingo alguno de partido, atendiendo que las colectividades políticas estaban estigmatizadas por sus desfachateces y favorecimiento a sector adversos al querer popular.
La fortuna de Moreno Panezo en esa época, era que la oportunidad para todos fuese el principio de igualdad, donde cualquiera podía ser elegido sin distingo alguno y por razones de índole constitucional se abría la opinión.
Pero como todos cambiamos de parecer sin análisis previo, el ungido individualmente, varió la postura que le había dado la popularidad y el favorecimiento que al final resultó cierto haciéndolo distinguir como el poseedor a la fecha de la mayor confianza en el historial electoral del Cesar. Para colmo y asombro, todos esperábamos y digo todos porque allí esperábamos los que sin objeción convergimos a engrandecer la causa, que los candidatos a llegar, se hicieron por consenso general y no por escogencia en cuartos privados de las casas de sus allegados como sucedía. Esta primera manifestación de prepotencia de una vez por todas, enardeció los ánimos y rompió la armonía general.
La señal de respaldo a dos de sus más allegados amigos, no ha sido la mejor, lo que a su vez ha servido para alejar a muchos y acercar a pocos, lo que deja de manifiesto que el eslogan utilizado por el señor Gobernador “Gobernación al alcance de todos”, no se está cumpliendo. Hoy los posibles y más seguros candidatos a la elite del gobernador y su sequito de áulicos, viajaron a todas partes acompañándolos, saludando a los pobladores donde llegan, mostrando lo que verdaderamente son, los pechichones de la contienda y los cuales, ofrecen a los alcaldes de turno, el oro y el moro, viabilizando los proyectos y haciendo promesas que de seguro no han de cumplir.  Las garantías de ley adoptadas para evitar el mal uso del poder son meros amagos y no realidades, quedaba fácil encontrar a los hoy lanzados, en las instalaciones del palacio de gobierno, saludando y abriendo las puertas a los alcaldes y contratistas, para hacerlos entrar al despacho a viabilizar votos a su cauda.
Este método es coactivo, inquisitivo, extorsivo, desde todo punto de vista, a pesar de ello los demás candidatos lo saben pero guardan silencio, me figuro que para evitar la aplanadora en su contra, para hacer alusión a la canción de moda gravada por Oñate en su última aparición musical.
De lo aquí dicho deben saberlo las autoridades que ejercen los distintos controles a los servidores públicos, pero sin que se sepa hasta el momento, el porqué aunque conocen los hechos no legales de actuaciones poco usuales,  guardan silencio, esta situación es  voz populi y los ciudadanos del común lo hacen notar por todas partes.
El que obre en sentido crítico, el que oponga resistencia en su oficio de periodista es pecaminoso y resentido, cuando la verdadera democracia se hace con el apoyo de los contrarios, pero si usted discrepa de algo, hasta las secretarias de cualquier entidad lo intratan, ni que decir de los secretarios de despachos o mandos medios, ellos están mecánicamente predispuesto por su jefe. Necesitamos hombría y carácter para reclamar equidad frente a lo hecho por las autoridades que lo saben todo y así mismo lo ignoran de plano.
Aquí se varió la tragedia, antes es el hoy agresor quien pedía clemencia, hoy es quien origina quejas y censuras; sin embargo, la historia dará su veredicto y el tiempo y la conciencia popular hará lo propio.
Para no hacer apología al delito, omitir callando la conducta ilegal del hoy agresor, digámosle. Gobierne señor, pero hágalo sin prevención ni favorecimiento porque con la misma vara que usas para sus aliados, será tratado  cuando abandone el poder que es en 21 meses.
¿Cuál será el virus que tiene el poder que logra transformar a los que ayer fueron victimas en victimarios, luego que lo obtienen?.

[email protected]