11 febrero, 2019

Último adiós al cadete vallenato, víctima 22 de atentado a la Escuela General Santander

El féretro de Andrés Fuentes Yepes fue trasladado ayer en un avión de la Policía a Valledupar, donde policías, familiares y amigos le rindieron homenajes en una sentida despedida.

El cuerpo arribó este domingo en el aeropuerto de Valledupar donde fue recibido con honores y se rindió un minuto de silencio.

Después de luchar por su vida durante 23 días en el hospital Simón Bolívar de Bogotá, el pasado viernes 8 de febrero falleció el cadete Andrés David Fuentes Yepes. Este domingo su féretro fue recibido con actos protocolarios en el aeropuerto Alfonso López con la presencia de las máximas autoridades de la Policía.

En el avión en el que fue trasladado el cuerpo desde Bogotá hasta Valledupar también viajaba la familia del cadete, que falleció después del atentado del ELN que les robó la vida y los sueños a 22 oficiales en formación en la Escuela de Cadetes ‘General Francisco de Paula Santander’ de la Policía Nacional.

Con 22 años, hace 18 meses decidió ingresar a la Escuela de Cadetes para cumplir su sueño de llegar a ser coronel. “Andrés David era una persona sencilla, sobre todo muy amable. Un buen hijo. Tenía muchas aspiraciones en la Policía, hasta coronel quería llegar. Pero esto le arrebató sus sueños”, aseguró José Bravo, uno de sus mejores amigos.

“Estamos aquí en representación de los 183 mil policías de este país que hoy lloran la muerte de estos 22 cadetes, entre ellos nuestro cadete oriundo del departamento del Cesar, de la ciudad de Valledupar. Estamos prestando todo el acompañamiento a su familia desde que sucedieron los hechos. Y hoy con todos los honores que corresponde vamos a realizar el sepelio de nuestro cadete”, aseveró el brigadier general Juan Alberto Libreros, director de Escuelas de la Policía Nacional.

En el momento de la llegada, los policías activos rindieron homenajes en una calle de honor al féretro del cadete.

En la pista se guardó un minuto de silencio. Estaban, además de los familiares, amigos y miembros de la Policía del Cesar.
“Para un general entregar el cuerpo de un cadete es un hecho triste, lamentable, pero nos da fortaleza para seguir adelante y seguir contrarrestando todos estos hechos que sufre el país”, agregó Libreros.

Durante casi el mes que estuvo en el Hospital Simón Bolivar de Bogotá, el estado de salud de Andrés David siempre fue reservado. “Él estuvo algo delicado, en la unidad de cuidados intensivos. En el hospital Simón Bolívar recibió todas las atenciones pero el día viernes falleció. Los familiares siempre ha recibido el acompañamiento de la Policía Nacional porque se ha visto el apoyo de todos los colombianos”, explicó el oficial.

Dos paros respiratorios acabaron con una lucha por la vida de cadete, quien era el último de los heridos que permanecía hospitalizado. Fueron 80 kilos de pentolita que explotaron dentro de la Escuela de Cadetes y que además de las 22 vidas y 60 heridos en su comienzo, destruyó parte de la infraestructura de la Escuela.

Después de su llegada al aeropuerto, el féretro quedó en una caravana de carros y motos de familiares que ondearon banderas y globos blancos en un recorrido hacia el barrio Villa Jaydith, en el sur de Valledupar, reside la familia del cadete. Allí estuvo el cortejo fúnebre mientras los vecinos y amigos aprovecharon para acompañar a la familia del joven que siempre tuvo una conexión especial con sus seres queridos en Valledupar.

El cortejo fúnebre estuvo acompañada por casi 500 personas que hicieron el recorrido por las principales calles de Valledupar.

Pasadas las 3 de la tarde, con La Catedral del Rosario colmada de más de 500 personas se realizó una misa de despedida, para después partir al cementerio Jardines del Recuerdo, cuando ya eran las 4 de la tarde, y dejarlo en su última morada.

En la mañana de este lunes los 942 cadetes de la Escuela General Santander retornorán a clases, que fueron interrumpidas por la tragedia del pasado 17 de enero. Junto a una universidad, la Policía Nacional ha brindado apoyo sicológico a los cadetes que reiniciarán una nueva etapa después de un atentado que estremeció las entrañas de la institución.

EL DESTACADO DEPORTISTA QUE EL TERRORISMO FRENÓ

Durante su estadía como alumno en la Escuela de Cadetes, Andrés David se caracterizó por su empeño y disciplina para practicar deporte, por lo que sus compañeros lo recuerdan especialmente por su liderazgo, alegría y carácter afable.

Andrés David Fuentes Yepes

“Era deportista de alto rendimiento en la disciplina de esgrima, en la modalidad de espada y sable y obtuvo medalla de oro por equipos y medalla de plata en competencia individual en los pasados juegos interescuelas ECSAN 2018”, expresó la Policía mediante un comunicado, en el que agregó que lamenta lo sucedido y designó un equipo interinstitucional para acompañar en este difícil momento a los familiares del joven.

DEIVIS CARO DAZA / EL PILÓN
defancaro1392@gmail.com