12 enero, 2022

Soldado del Ejército falleció por posible meningitis en Valledupar

Luis Eduardo Ipuana Epieyu, era natural de Albania, por lo que se espera que los familiares trasladen el cuerpo al vecino departamento de La Guajira.

Luis Eduardo Epieyu estaba en el batallón de La Loma.

A poco tiempo de haber salido de una emergencia sanitaria la Décima Brigada del Ejército Nacional, uno de sus soldados, identificado como Luis Eduardo Ipuana Epieyu, falleció en la Clínica Laura Daniela de Valledupar por posible meningitis. 

El uniformado, adscrito al Batallón Especial Energético y Vial N°2, Baeev, presentó quebrantos de salud mientras cumplía con sus funciones en el Batallón de Instrucción y Entrenamiento Nº 10 ubicado en el corregimiento de La Loma, del municipio de El Paso. 

“En este momento no hay claridad si es meningitis lo que contrajo el soldado. El diagnóstico es un síndrome febril a estudio por etiología desconocida. El soldado presentó quebrantos de salud en el batallón de instrucción y fue inicialmente evacuado al hospital de La Jagua de Ibirico y de ahí a Valledupar a la clínica Laura Daniela, dónde fue ingresado a la UCI y falleció”, dijo el brigadier general Néstor Enrique Caro Gutiérrez, comandante de la Décima Brigada del Ejército. 

Junto a él salió afectado un compañero que fue evacuado en un avión ambulancia de la Fuerza Aérea hacia el hospital militar, dónde está siendo atendido y su condición de salud es estable. 

De igual manera, un equipo epidemiológico de la dirección de sanidad del Ejército de Bogotá se desplazó al batallón de instrucción para revisar el personal y las instalaciones.

“Estamos en contacto con la Secretaría Departamental de Salud. Se decidió evacuar a Valledupar 9 soldados más por precaución, los cuales están en observación y estables”, puntualizó el alto oficial.  

Luis Eduardo Epieyu era natural de Albania,por lo que se espera que los familiares trasladen el cuerpo al vecino departamento de La Guajira. 

ANTECEDENTE 

A finales del pasado mes de diciembre los soldados Luis Fernando Salcedo Blanco y Norbey Alejandro Bolaño Sanjuán fallecieron por la enfermedad conocida como el mal de chagas, la cual adquirieron mientras prestaban servicio de seguridad en la zona minera del municipio de La Jagua de Ibirico.  

Junto a ellos, seis compañeros resultaron afectados y fueron tratados en un centro de salud de la capital del país.