Publicidad
Categorías
Categorías
Columnista - 30 marzo, 2010

Semana santa: un motivo de reflexión

Y ADEMAS…….. por: Alberto Herazo P. Como siempre ya comenzamos a escuchar y sentir con bombos y platillos  el Festival de  la Leyenda  Vallenata. Pero igual entramos a  otro importante acontecimiento para nosotros los católicos: la Semana  Santa, es decir estamos viviendo nuestra fiesta  católica. Es una semana de mucha meditación, oración y reflexión para […]

Y ADEMAS……..

por: Alberto Herazo P.

Como siempre ya comenzamos a escuchar y sentir con bombos y platillos  el Festival de  la Leyenda  Vallenata. Pero igual entramos a  otro importante acontecimiento para nosotros los católicos: la Semana  Santa, es decir estamos viviendo nuestra fiesta  católica.
Es una semana de mucha meditación, oración y reflexión para todos nosotros los vallenatos que vivimos  alejados  de  Dios  y por eso  tanta maldad en que vivimos, acabándonos  entre  nosotros mismos  por pura  envidia.
¿Será  que hemos perdido  el temor  a  Dios?.  Estamos  entre  sectas satánicas  de perversos y corrompidos  que vienen amenazando  a nuestro sano  pueblo.  ¿Por qué no realizamos un esfuerzo para  que el paso por la vida sea mejor y más digno, sin agravios ni ofensas?.
La Semana  Santa  es una semana de tranquilidad y oración. Que nos  sirvan estas cortas vacaciones para analizar nuestras vidas, acercarnos a los textos bíblicos, a la iglesia en forma sana, con fe, que no hagamos de la  Semana Santa  “una parranda  santa”.
Hagamos testimonio de nuestra vidas y visitemos los monumentos no  como si fuera una guía  turística,  sino  con piedad y recogimiento.
No debemos olvidar la caridad  cristiana, buscando alejarnos de ambiciones  y de excesivos poderes naturales. Aquellos que pertenecen a las clases de mayor poder  económico, son quienes deben contribuir a  eliminar las  desigualdades.  Como  de todo  hay en la viña del Señor, seguramente  que para  algunos  riquitos,  que  son muy pocos, ya  que hay muchos  aparentadores vallenatos  sin cinco y se la tiran de rico, estas palabras  caerán en el vacío.  Pero esperamos  que  dejen una semilla  en gran parte  del pueblo vallenato, que  lo sabemos  bueno.
Así, que pido que asistamos  a todos estos actos religiosos.   No pasemos  solo pensando en que éstos  son días como dice  el adagio:  Semana Santa con vestido nuevo, sino “semana  santa  con espíritu nuevo”.

Señor alcalde mi último consejo sobre la tarima

No se precipite, vaya  con calma y asesórese  bien.   Hay algunos  “amigos”   suyos  que  para congraciarse con Usted, le cambian el sentido a los decretos y los acomodan a su gusto para engañarlo.  Usted  esta rodeado de buenos abogados, en Planeación hay dos funcionarios muy competentes que le pueden asesor Otto Córdoba  y Yaruro.
Sigo  sin conocer el diseño.  Primero que todo debe establecer  el tipo de proyecto y características  y de acuerdo y  depende de esto es que se determina  si  es la  Oficina de Planeación o la Curaduría  quien expida  la licencia.  Sin duda  alguna  y discusión, para  que le  quede claro, todo diseño que se encuentre  dentro de nuestro Patrimonio Histórico debe  ir a consulta  al Ministerio  de  La  Cultura, no se le  olvide.   En lo  posible le insinuó invitar  de tres a cuatro firmas para que le presenten  algunos diseños y con esto se cura en salud. Quiero informarle que no estoy interesado en participar  en la invitación a estos  diseños, para  que le quede claro.  Por  separado  le estoy enviando  el decreto  564  del 24  de febrero de  2006 para  su conocimiento y orientación (Léase  art 11 y 12).
Los diseños, para mi concepto, deben ser los más sencillos sin tantos parapetos, para que Usted no sea motivo de burla más tarde. Tome este  consejo para su bien.  Cuídese, cumpla  con todos los requisitos pues  es  al Municipio a  quien le toca  dar  el ejemplo.

Y a propósito…

Grave las declaraciones de uno de los  Curadores  donde manifiesta que “en Valledupar  el 85%  de las obras  se  construyen sin licencia”.  No  se   deje meter  en esta lista con lo de la Tarima, que sea  Usted  el primero que cumpla con  el con  las normas urbanísticas.  No  de papaya.  Y  por último  el comentario general de la gente es  que en su administración se esta cumpliendo el sueño  de los vallenatos, Usted   está creando una nueva ciudad. Ha iniciado una revolución silenciosa.  Siga  así, que  se lo vamos agradecer.

Posdata:

Señor  Alcalde ojalá  se lea las  columnas  del  Arquitecto  Jaime  Palmera,  Alonso  Sánchez  Baute, Luís  Augusto González, Germán Piedrahita  y   el editorial  de El Pilón  del martes  23  sobre   el tema  de  la Tarima.  Le  servirá de mucha orientación.  Como es  Acción Popular  hay  que darle  cumplimiento  y lo otro que se debe  escoger  un buen  diseño, pues   si resulta malo les  van a poner el sobrenombre  “de tarimita”.

Columnista
30 marzo, 2010

Semana santa: un motivo de reflexión

Feel the sand on your feet, not your wardrobe weight.
Alberto Herazo P.

Y ADEMAS…….. por: Alberto Herazo P. Como siempre ya comenzamos a escuchar y sentir con bombos y platillos  el Festival de  la Leyenda  Vallenata. Pero igual entramos a  otro importante acontecimiento para nosotros los católicos: la Semana  Santa, es decir estamos viviendo nuestra fiesta  católica. Es una semana de mucha meditación, oración y reflexión para […]


Y ADEMAS……..

por: Alberto Herazo P.

Como siempre ya comenzamos a escuchar y sentir con bombos y platillos  el Festival de  la Leyenda  Vallenata. Pero igual entramos a  otro importante acontecimiento para nosotros los católicos: la Semana  Santa, es decir estamos viviendo nuestra fiesta  católica.
Es una semana de mucha meditación, oración y reflexión para todos nosotros los vallenatos que vivimos  alejados  de  Dios  y por eso  tanta maldad en que vivimos, acabándonos  entre  nosotros mismos  por pura  envidia.
¿Será  que hemos perdido  el temor  a  Dios?.  Estamos  entre  sectas satánicas  de perversos y corrompidos  que vienen amenazando  a nuestro sano  pueblo.  ¿Por qué no realizamos un esfuerzo para  que el paso por la vida sea mejor y más digno, sin agravios ni ofensas?.
La Semana  Santa  es una semana de tranquilidad y oración. Que nos  sirvan estas cortas vacaciones para analizar nuestras vidas, acercarnos a los textos bíblicos, a la iglesia en forma sana, con fe, que no hagamos de la  Semana Santa  “una parranda  santa”.
Hagamos testimonio de nuestra vidas y visitemos los monumentos no  como si fuera una guía  turística,  sino  con piedad y recogimiento.
No debemos olvidar la caridad  cristiana, buscando alejarnos de ambiciones  y de excesivos poderes naturales. Aquellos que pertenecen a las clases de mayor poder  económico, son quienes deben contribuir a  eliminar las  desigualdades.  Como  de todo  hay en la viña del Señor, seguramente  que para  algunos  riquitos,  que  son muy pocos, ya  que hay muchos  aparentadores vallenatos  sin cinco y se la tiran de rico, estas palabras  caerán en el vacío.  Pero esperamos  que  dejen una semilla  en gran parte  del pueblo vallenato, que  lo sabemos  bueno.
Así, que pido que asistamos  a todos estos actos religiosos.   No pasemos  solo pensando en que éstos  son días como dice  el adagio:  Semana Santa con vestido nuevo, sino “semana  santa  con espíritu nuevo”.

Señor alcalde mi último consejo sobre la tarima

No se precipite, vaya  con calma y asesórese  bien.   Hay algunos  “amigos”   suyos  que  para congraciarse con Usted, le cambian el sentido a los decretos y los acomodan a su gusto para engañarlo.  Usted  esta rodeado de buenos abogados, en Planeación hay dos funcionarios muy competentes que le pueden asesor Otto Córdoba  y Yaruro.
Sigo  sin conocer el diseño.  Primero que todo debe establecer  el tipo de proyecto y características  y de acuerdo y  depende de esto es que se determina  si  es la  Oficina de Planeación o la Curaduría  quien expida  la licencia.  Sin duda  alguna  y discusión, para  que le  quede claro, todo diseño que se encuentre  dentro de nuestro Patrimonio Histórico debe  ir a consulta  al Ministerio  de  La  Cultura, no se le  olvide.   En lo  posible le insinuó invitar  de tres a cuatro firmas para que le presenten  algunos diseños y con esto se cura en salud. Quiero informarle que no estoy interesado en participar  en la invitación a estos  diseños, para  que le quede claro.  Por  separado  le estoy enviando  el decreto  564  del 24  de febrero de  2006 para  su conocimiento y orientación (Léase  art 11 y 12).
Los diseños, para mi concepto, deben ser los más sencillos sin tantos parapetos, para que Usted no sea motivo de burla más tarde. Tome este  consejo para su bien.  Cuídese, cumpla  con todos los requisitos pues  es  al Municipio a  quien le toca  dar  el ejemplo.

Y a propósito…

Grave las declaraciones de uno de los  Curadores  donde manifiesta que “en Valledupar  el 85%  de las obras  se  construyen sin licencia”.  No  se   deje meter  en esta lista con lo de la Tarima, que sea  Usted  el primero que cumpla con  el con  las normas urbanísticas.  No  de papaya.  Y  por último  el comentario general de la gente es  que en su administración se esta cumpliendo el sueño  de los vallenatos, Usted   está creando una nueva ciudad. Ha iniciado una revolución silenciosa.  Siga  así, que  se lo vamos agradecer.

Posdata:

Señor  Alcalde ojalá  se lea las  columnas  del  Arquitecto  Jaime  Palmera,  Alonso  Sánchez  Baute, Luís  Augusto González, Germán Piedrahita  y   el editorial  de El Pilón  del martes  23  sobre   el tema  de  la Tarima.  Le  servirá de mucha orientación.  Como es  Acción Popular  hay  que darle  cumplimiento  y lo otro que se debe  escoger  un buen  diseño, pues   si resulta malo les  van a poner el sobrenombre  “de tarimita”.