Publicidad
Categorías
Categorías
Editorial - 12 junio, 2024

Se venció el plazo y Minminas no le cumplió a Petro

En medio de la realización de la Feria del Libro de Valledupar, FELVA 2024, el pasado 7 de junio se cumplió el mes de plazo que el presidente Petro le dio al ministro de Minas y Energías, Andrés Camacho, para que buscara la forma de bajar las tarifas del servicio de energía eléctrica en la región Caribe.

En medio de la realización de la Feria del Libro de Valledupar, FELVA 2024, el pasado 7 de junio se cumplió el mes de plazo que el presidente Petro le dio al ministro de Minas y Energías, Andrés Camacho, para que buscara la forma de bajar las tarifas del servicio de energía eléctrica en la región Caribe.

Tal vez por estar inmersos en ese ambiente de libros, artes, conversatorios y demás actividades derivadas de la FELVA 2024, en Valledupar muy pocos se percataron de que se cumplió el plazo dado por el presidente Petro y que las tarifas del servicio de energía eléctrica no bajaron, siguen igual de costosas y la gente desesperada por no tener capacidad de pago.

Llama mucho la atención que, en Valledupar, el Cesar y la región Caribe, nadie diga nada, pese a que el tema lo lidera el mismo Presidente de la República. No hay pronunciamiento de ningún sector, ni de las juntas administradoras locales, los concejales, los alcaldes, los diputados, los gobernadores, las organizaciones sociales, el sector empresarial, entre muchos otros. A ninguno de ellos se les conoce la voz frente a un problema tan sensible para el bolsillo de los hogares caribeños.

Pero terminada la FELVA 2024, llega nuevamente la hora de alzar la voz y recordarle al presidente Petro que su ministro lo está desobedeciendo y que la urgencia de soluciones ahora está más vigente que nunca. Es el momento de pasar a las decisiones y acciones.

¿Cuál será la solución precisa? Es la pregunta que nos hacemos todos, tal parece que todavía no hay una respuesta concreta a ese interrogante, el tiempo ha avanzado y no podemos permitir que siga avanzando sin que se resuelva el asunto.

Nuestro llamado es a todos los actores activos de nuestra sociedad para que aprovechen esa petición hecha por el presidente Petro a su ministro de Minas, el 7 de mayo de 2024, en la ciudad de Barranquilla, y en ese sentido se continúe dando la lucha en pro de unas tarifas justas y viables.

En ese momento, el presidente Petro planteó la necesidad de que el Estado cancele parte de las tarifas de energía en la región Caribe, que asuma esa responsabilidad para brindarle un alivio a los usuarios mediante un proceso de transformación de las fórmulas y que esa deuda antigua cargada a los hogares se convierta en una titularización para que el Gobierno se haga cargo y la gente no tenga que seguir respondiendo por eso.

Estamos a 12 de junio y tanto el Minminas como el propio presidente Petro no se han vuelto a referir el tema de la disminución de las altas tarifas del servicio de energía eléctrica en el Caribe colombiano, lo cual hace necesario que sigamos presionando no solo para que se reactive el debate sino para que de una buena vez podamos gozar de un servicio eficiente y al alcance de los presupuestos de todos.

Un simple atisbo de prensa conocimos ayer en el sentido de que el ministro tendría un acuerdo con las comercializadoras para propiciar un alivio, pero sabemos que dentro del componente de la tarifa los mayores valores son la Generación, G, de la energía y la Transmisión, T, desde las generadoras a los puntos de Distribución (D) . Aunque Afinia no es más que una distribuidora aunque en casi todo el sector comercio y residencias también opera como comercializadora, sabemos que el porcentaje sino afecta los componentes que pesan las llamadas bajas de tarifas no moverán la aguja del reloj de la desesperación regional.

Editorial
12 junio, 2024

Se venció el plazo y Minminas no le cumplió a Petro

En medio de la realización de la Feria del Libro de Valledupar, FELVA 2024, el pasado 7 de junio se cumplió el mes de plazo que el presidente Petro le dio al ministro de Minas y Energías, Andrés Camacho, para que buscara la forma de bajar las tarifas del servicio de energía eléctrica en la región Caribe.


En medio de la realización de la Feria del Libro de Valledupar, FELVA 2024, el pasado 7 de junio se cumplió el mes de plazo que el presidente Petro le dio al ministro de Minas y Energías, Andrés Camacho, para que buscara la forma de bajar las tarifas del servicio de energía eléctrica en la región Caribe.

Tal vez por estar inmersos en ese ambiente de libros, artes, conversatorios y demás actividades derivadas de la FELVA 2024, en Valledupar muy pocos se percataron de que se cumplió el plazo dado por el presidente Petro y que las tarifas del servicio de energía eléctrica no bajaron, siguen igual de costosas y la gente desesperada por no tener capacidad de pago.

Llama mucho la atención que, en Valledupar, el Cesar y la región Caribe, nadie diga nada, pese a que el tema lo lidera el mismo Presidente de la República. No hay pronunciamiento de ningún sector, ni de las juntas administradoras locales, los concejales, los alcaldes, los diputados, los gobernadores, las organizaciones sociales, el sector empresarial, entre muchos otros. A ninguno de ellos se les conoce la voz frente a un problema tan sensible para el bolsillo de los hogares caribeños.

Pero terminada la FELVA 2024, llega nuevamente la hora de alzar la voz y recordarle al presidente Petro que su ministro lo está desobedeciendo y que la urgencia de soluciones ahora está más vigente que nunca. Es el momento de pasar a las decisiones y acciones.

¿Cuál será la solución precisa? Es la pregunta que nos hacemos todos, tal parece que todavía no hay una respuesta concreta a ese interrogante, el tiempo ha avanzado y no podemos permitir que siga avanzando sin que se resuelva el asunto.

Nuestro llamado es a todos los actores activos de nuestra sociedad para que aprovechen esa petición hecha por el presidente Petro a su ministro de Minas, el 7 de mayo de 2024, en la ciudad de Barranquilla, y en ese sentido se continúe dando la lucha en pro de unas tarifas justas y viables.

En ese momento, el presidente Petro planteó la necesidad de que el Estado cancele parte de las tarifas de energía en la región Caribe, que asuma esa responsabilidad para brindarle un alivio a los usuarios mediante un proceso de transformación de las fórmulas y que esa deuda antigua cargada a los hogares se convierta en una titularización para que el Gobierno se haga cargo y la gente no tenga que seguir respondiendo por eso.

Estamos a 12 de junio y tanto el Minminas como el propio presidente Petro no se han vuelto a referir el tema de la disminución de las altas tarifas del servicio de energía eléctrica en el Caribe colombiano, lo cual hace necesario que sigamos presionando no solo para que se reactive el debate sino para que de una buena vez podamos gozar de un servicio eficiente y al alcance de los presupuestos de todos.

Un simple atisbo de prensa conocimos ayer en el sentido de que el ministro tendría un acuerdo con las comercializadoras para propiciar un alivio, pero sabemos que dentro del componente de la tarifa los mayores valores son la Generación, G, de la energía y la Transmisión, T, desde las generadoras a los puntos de Distribución (D) . Aunque Afinia no es más que una distribuidora aunque en casi todo el sector comercio y residencias también opera como comercializadora, sabemos que el porcentaje sino afecta los componentes que pesan las llamadas bajas de tarifas no moverán la aguja del reloj de la desesperación regional.