Publicidad
Categorías
Categorías
Editorial - 5 marzo, 2010

Réquiem por Expofestival 2010

Una de las actividades paralelas más importantes al Festival de la Leyenda Vallenata la constituyó por muchos años la Feria Expofestival, en la cual cientos de artesanos, pequeños empresarios y comerciantes vendían sus productos a propios y visitantes, con ocasión de la fiesta de acordeones. Este año esta Feria no va, no habrá Expofestival 2010. […]

Una de las actividades paralelas más importantes al Festival de la Leyenda Vallenata la constituyó por muchos años la Feria Expofestival, en la cual cientos de artesanos, pequeños empresarios y comerciantes vendían sus productos a propios y visitantes, con ocasión de la fiesta de acordeones.
Este año esta Feria no va, no habrá Expofestival 2010. Se trata de una mala noticia para todo Valledupar; si algo necesita la ciudad son espacios y escenarios para estimular los negocios en diversos sectores, debido al alto índice de desempleo que tenemos y a la falta de ingresos para miles de familias en la ciudad y sus corregimientos. Expofestival era uno de esos espacios.
Una feria que venía realizándose desde hace 14 años, que ya tenía un reconocimiento entre los habitantes de Valledupar y que facilitaba al turista que nos visita durante el Festival un sitio donde adquirir artículos para regalar o recuerdos de su viaje, entre artesanías, artículos comerciales, etc; y que facilitaba los negocios de unos 200 comerciantes que realizaban negocios por una suma cercana a los mil millones de pesos, sin contar los negocios de comidas y también las presentaciones artísticas que se realizaban a precios populares. De veras, lamentable.
Además, se caen de su peso las razones por las cuales no se realizará: que el recinto, el legendario Colegio Loperena quedó pequeño y que, adicionalmente, lo dejaban deteriorado y por este motivo recibían muchas críticas los organizadores y expositores. Este es otro caso de falta de gestión y de coordinación tanto de los gremios privados involucrados en este evento, como de la Alcaldía Municipal y la Gobernación.
Valledupar no se puede dar el lujo de dejar acabar, así porque sí, eventos como Expofestival que se había convertido, insistimos, en un referente importante del Festival y una oportunidad de negocios para cientos de comerciantes. Ojalá todavía se pueda hacer algo y organizar un evento similar en otro sitio aunque de menor envergadura, por lo menos este año.
Y hacia el futuro, se requiere planear y programar con la debida anticipación eventos como Expofestival, la misma Feria Ganadera y la Feria Equina, que son los pocos espacios de negocios que tiene la capital del Cesar.
Una lección que queda de esta situación, como lo ha puesto de presente el Director de la Cámara de Comercio de Valledupar, José Horlandy Castro, nuestra ciudad requiere un recinto de primer orden en el cual realizar eventos feriales de carácter comercial e industrial.
Además, requiere también Valledupar de un centro de Convenciones para la realización de eventos empresariales de carácter nacional.
Desde estas páginas hemos abogado por seguir construyendo un espíritu empresarial en el departamento, principalmente en el sector de las famiempresas y pymes, que son las que más tenemos en los sectores industrial, comercial y de servicios, cuyo espacio final es el mercadeo y en esta etapa del negocio son fundamentales escenarios como las ferias.
La construcción de un Coliseo de Ferias comerciales e industriales, como también un Centro de convenciones para eventos de carácter nacional debería convertirse en un propósito común de Vallenatos y cesarenses, que tanto requerimos del fomento de la formación de pequeñas, medianas y grandes empresas para generar empleo para miles de familias que hoy padecen de ese cáncer social que es el desempleo. Lamentable este Réquiem por Expofestival 2010.

Editorial
5 marzo, 2010

Réquiem por Expofestival 2010

Una de las actividades paralelas más importantes al Festival de la Leyenda Vallenata la constituyó por muchos años la Feria Expofestival, en la cual cientos de artesanos, pequeños empresarios y comerciantes vendían sus productos a propios y visitantes, con ocasión de la fiesta de acordeones. Este año esta Feria no va, no habrá Expofestival 2010. […]


Una de las actividades paralelas más importantes al Festival de la Leyenda Vallenata la constituyó por muchos años la Feria Expofestival, en la cual cientos de artesanos, pequeños empresarios y comerciantes vendían sus productos a propios y visitantes, con ocasión de la fiesta de acordeones.
Este año esta Feria no va, no habrá Expofestival 2010. Se trata de una mala noticia para todo Valledupar; si algo necesita la ciudad son espacios y escenarios para estimular los negocios en diversos sectores, debido al alto índice de desempleo que tenemos y a la falta de ingresos para miles de familias en la ciudad y sus corregimientos. Expofestival era uno de esos espacios.
Una feria que venía realizándose desde hace 14 años, que ya tenía un reconocimiento entre los habitantes de Valledupar y que facilitaba al turista que nos visita durante el Festival un sitio donde adquirir artículos para regalar o recuerdos de su viaje, entre artesanías, artículos comerciales, etc; y que facilitaba los negocios de unos 200 comerciantes que realizaban negocios por una suma cercana a los mil millones de pesos, sin contar los negocios de comidas y también las presentaciones artísticas que se realizaban a precios populares. De veras, lamentable.
Además, se caen de su peso las razones por las cuales no se realizará: que el recinto, el legendario Colegio Loperena quedó pequeño y que, adicionalmente, lo dejaban deteriorado y por este motivo recibían muchas críticas los organizadores y expositores. Este es otro caso de falta de gestión y de coordinación tanto de los gremios privados involucrados en este evento, como de la Alcaldía Municipal y la Gobernación.
Valledupar no se puede dar el lujo de dejar acabar, así porque sí, eventos como Expofestival que se había convertido, insistimos, en un referente importante del Festival y una oportunidad de negocios para cientos de comerciantes. Ojalá todavía se pueda hacer algo y organizar un evento similar en otro sitio aunque de menor envergadura, por lo menos este año.
Y hacia el futuro, se requiere planear y programar con la debida anticipación eventos como Expofestival, la misma Feria Ganadera y la Feria Equina, que son los pocos espacios de negocios que tiene la capital del Cesar.
Una lección que queda de esta situación, como lo ha puesto de presente el Director de la Cámara de Comercio de Valledupar, José Horlandy Castro, nuestra ciudad requiere un recinto de primer orden en el cual realizar eventos feriales de carácter comercial e industrial.
Además, requiere también Valledupar de un centro de Convenciones para la realización de eventos empresariales de carácter nacional.
Desde estas páginas hemos abogado por seguir construyendo un espíritu empresarial en el departamento, principalmente en el sector de las famiempresas y pymes, que son las que más tenemos en los sectores industrial, comercial y de servicios, cuyo espacio final es el mercadeo y en esta etapa del negocio son fundamentales escenarios como las ferias.
La construcción de un Coliseo de Ferias comerciales e industriales, como también un Centro de convenciones para eventos de carácter nacional debería convertirse en un propósito común de Vallenatos y cesarenses, que tanto requerimos del fomento de la formación de pequeñas, medianas y grandes empresas para generar empleo para miles de familias que hoy padecen de ese cáncer social que es el desempleo. Lamentable este Réquiem por Expofestival 2010.