Publicidad
Categorías
Categorías
Editorial - 7 abril, 2010

Reflexiones sobre el Foro Económico Mundial

Se realiza por estos días en Cartagena, el Foro Económico Mundial para América Latina, evento del cual se espera que salgan importantes reflexiones y conclusiones sobre el futuro de la economía mundial y de la región. De entrada su realización tiene una relativa significación para nuestro país, comenzando por la importancia de haber escogido a […]

Se realiza por estos días en Cartagena, el Foro Económico Mundial para América Latina, evento del cual se espera que salgan importantes reflexiones y conclusiones sobre el futuro de la economía mundial y de la región. De entrada su realización tiene una relativa significación para nuestro país, comenzando por la importancia de haber escogido a Colombia y a Cartagena, como sedes del mismo.
El Foro Económico Mundial es una organización internacional independiente, con sede en la ciudad de Davos, Suiza, que busca, fundamentalmente, aportar reflexiones, luces y análisis sobre la situación económica mundial, vinculando a los líderes de los países, en alianzas orientadas al desarrollo de agendas globales, regionales y sectoriales. Antes la reunión se había realizado en Río de Janeiro, Cancún, Santiago de Chile y San Pablo.
Para América Latina es oportuna esta reunión, con el fin de analizar detenidamente y con cabeza fría, la forma en que la región afrontó la crisis económica global reciente, cuyos efectos aún no han cesado y que en el caso de Europa, puede sobrevenir con nuevas versiones y coletazos, esta vez por la situación fiscal de Grecia, que al igual que otros países de la Comunidad Europea vive una coyuntura de alto endeudamiento.
La realidad es que América Latina recibió esta crisis en una mejor posición, en comparación con otras ocasiones. La gran mayoría de los países tenían situaciones fiscales deficitarias, pero no de los niveles de otras crisis y en materia de lucha contra la pobreza se había avanzando, por medio de las construcciones de instrumentos de protección social que mal o bien, ahora funcionaron. Por supuesto, no es igual la situación de México, a la de Brasil, Chile o Colombia; en este tema la ubicación y las características geográficas de cada nación juegan un papel fundamental.
Los retos para América Latina siguen siendo múltiples y tienen que ver con la búsqueda de políticas económicas que les garanticen adecuadas tasas de crecimiento económico, pero con equidad social. Más crecimiento, pero también avances en la generación de empleo y en la lucha contra la pobreza, es decir en bienestar a millones de latinoamericanos para quienes los beneficios del desarrollo, por décadas, les han sido esquivos.
Tienen mucha validez los argumentos del Presidente Álvaro Uribe Vélez, quien en  la presentación del Foro Económico Mundial sobre América Latina (FEM), advirtió que, en su opinión, la región debe cuidarse de tres riesgos: la escasez de energía, el excesivo endeudamiento y un eventual regreso de la era de inflación en la región. “Hay que saber prevenir esos tres riesgos”, insistió el presidente anfitrión.
Uribe Vélez considera que todas las democracias de América Latina deben ser de avanzada y estar en una modernización constante, que contemple la lucha por la seguridad, la garantía de las libertades, el avance de la cohesión social, el respeto a los Estados formados por instituciones independientes y un alto grado de participación ciudadana como factor de transparencia y de creación de confianza.
América Latina tiene que garantizar una alta tasa de inversión en el largo plazo, lo que obliga a que todos los países den señales inequívocas de confianza, con política de equidad social. Sin ello será imposible superar los rezagos y las inequidades que aún golpean a la región, argumentó el Presidente de Colombia.
Reúne este importante a varios jefes de Estado, a empresarios, autoridades gubernamentales y economistas de distintos campos, en una amplia gama de jornadas para analizar la múltiple temática de la economía mundial y regional y discutir sobre soluciones posibles para las mismas, en el corto, mediano y largo plazo.
La escogencia de Colombia es un reconocimiento a su estabilidad jurídica, al manejo de su macroeconomía y a los avances del gobierno de Uribe Vélez en materia de la lucha contra la subversión y en la consolidación de un ambiente favorable para la inversión nacional y extranjera.
El diario EL PILON divulgará de manera especial a sus lectores un resumen de las principales noticias, análisis y reflexiones de este importante evento, del cual saldrán conclusiones importantes para América Latina, Colombia y la misma Región Caribe.

Editorial
7 abril, 2010

Reflexiones sobre el Foro Económico Mundial

Se realiza por estos días en Cartagena, el Foro Económico Mundial para América Latina, evento del cual se espera que salgan importantes reflexiones y conclusiones sobre el futuro de la economía mundial y de la región. De entrada su realización tiene una relativa significación para nuestro país, comenzando por la importancia de haber escogido a […]


Se realiza por estos días en Cartagena, el Foro Económico Mundial para América Latina, evento del cual se espera que salgan importantes reflexiones y conclusiones sobre el futuro de la economía mundial y de la región. De entrada su realización tiene una relativa significación para nuestro país, comenzando por la importancia de haber escogido a Colombia y a Cartagena, como sedes del mismo.
El Foro Económico Mundial es una organización internacional independiente, con sede en la ciudad de Davos, Suiza, que busca, fundamentalmente, aportar reflexiones, luces y análisis sobre la situación económica mundial, vinculando a los líderes de los países, en alianzas orientadas al desarrollo de agendas globales, regionales y sectoriales. Antes la reunión se había realizado en Río de Janeiro, Cancún, Santiago de Chile y San Pablo.
Para América Latina es oportuna esta reunión, con el fin de analizar detenidamente y con cabeza fría, la forma en que la región afrontó la crisis económica global reciente, cuyos efectos aún no han cesado y que en el caso de Europa, puede sobrevenir con nuevas versiones y coletazos, esta vez por la situación fiscal de Grecia, que al igual que otros países de la Comunidad Europea vive una coyuntura de alto endeudamiento.
La realidad es que América Latina recibió esta crisis en una mejor posición, en comparación con otras ocasiones. La gran mayoría de los países tenían situaciones fiscales deficitarias, pero no de los niveles de otras crisis y en materia de lucha contra la pobreza se había avanzando, por medio de las construcciones de instrumentos de protección social que mal o bien, ahora funcionaron. Por supuesto, no es igual la situación de México, a la de Brasil, Chile o Colombia; en este tema la ubicación y las características geográficas de cada nación juegan un papel fundamental.
Los retos para América Latina siguen siendo múltiples y tienen que ver con la búsqueda de políticas económicas que les garanticen adecuadas tasas de crecimiento económico, pero con equidad social. Más crecimiento, pero también avances en la generación de empleo y en la lucha contra la pobreza, es decir en bienestar a millones de latinoamericanos para quienes los beneficios del desarrollo, por décadas, les han sido esquivos.
Tienen mucha validez los argumentos del Presidente Álvaro Uribe Vélez, quien en  la presentación del Foro Económico Mundial sobre América Latina (FEM), advirtió que, en su opinión, la región debe cuidarse de tres riesgos: la escasez de energía, el excesivo endeudamiento y un eventual regreso de la era de inflación en la región. “Hay que saber prevenir esos tres riesgos”, insistió el presidente anfitrión.
Uribe Vélez considera que todas las democracias de América Latina deben ser de avanzada y estar en una modernización constante, que contemple la lucha por la seguridad, la garantía de las libertades, el avance de la cohesión social, el respeto a los Estados formados por instituciones independientes y un alto grado de participación ciudadana como factor de transparencia y de creación de confianza.
América Latina tiene que garantizar una alta tasa de inversión en el largo plazo, lo que obliga a que todos los países den señales inequívocas de confianza, con política de equidad social. Sin ello será imposible superar los rezagos y las inequidades que aún golpean a la región, argumentó el Presidente de Colombia.
Reúne este importante a varios jefes de Estado, a empresarios, autoridades gubernamentales y economistas de distintos campos, en una amplia gama de jornadas para analizar la múltiple temática de la economía mundial y regional y discutir sobre soluciones posibles para las mismas, en el corto, mediano y largo plazo.
La escogencia de Colombia es un reconocimiento a su estabilidad jurídica, al manejo de su macroeconomía y a los avances del gobierno de Uribe Vélez en materia de la lucha contra la subversión y en la consolidación de un ambiente favorable para la inversión nacional y extranjera.
El diario EL PILON divulgará de manera especial a sus lectores un resumen de las principales noticias, análisis y reflexiones de este importante evento, del cual saldrán conclusiones importantes para América Latina, Colombia y la misma Región Caribe.