Publicidad
Categorías
Categorías
Judicial - 24 agosto, 2019

Recluso de ‘La Tramacúa’ no aceptó que mató al compañero

Ernesto Villarreal sería el responsable de matar de una puñalada a Robert Deniro Jiménez, alias ‘El Samario’.

Ernesto Antonio Villareal Córdoba asistio a la vista pública. 

FOTO: SERGIO MCGREEN
Ernesto Antonio Villareal Córdoba asistio a la vista pública. FOTO: SERGIO MCGREEN

Ante el Juzgado Primero Penal Municipal con Funciones de Control de Garantías, el recluso Ernesto Antonio Villarreal Córdoba, señalado de asesinar a su compañero Robert Deniro Jiménez en medio de una riña en la Penitencia de Alta y Mediana Seguridad de Valledupar, se declaró inocente del crimen en la continuación de las audiencias preliminares.

Villarreal Córdoba no aceptó los cargos endilgados por la Fiscalía 14 seccional, por el de delito de homicidio agravado. La vista pública fue desarrollada ayer en la mañana, en el Palacio de Justicia.

Esto pese a que su captura fue considerada en flagrancia, de acuerdo a un informe realizado por las autoridades del centro penitenciario en el que indican que en el pabellón número dos se presentó una alteración al orden interno donde salió herido Robert Deniro, con una puñalada en el cuello, cometida al parecer por Villareal en actos de intolerancia.

Lee también: Mataron a recluso de la Tramacúa en aparente riña

En ese momento Jiménez, según la investigación, fue llevado por un uniformado y cuatro internos más al área de sanidad y posteriormente trasladado al Hospital Rosario Pumarejo de López junto con Villarreal, quien también fue agredido con palos, piedras y botellas por los otros reclusos, quienes lo señalaron de cometer el hecho.

“Inmediatamente también sacan del lugar para evitar que se suscite más alteración de orden interno en el penal, al ciudadano Ernesto Antonio Villarreal y este hace entrega al dragoneante del Inpec de un arma corto punzante, la cual llevaba en su mano derecha, de fabricación artesanal, con la que al parecer agredió al interno Jiménez”, manifestó la representante del ente acusador.

Por eso, una vez Villarreal es atendido en el centro asistencial por un golpe en la cabeza le dieron a conocer sus derechos como persona capturada en flagrancia, porque su compañero falleció.

EL PROCESADO

Ernesto Antonio Villarreal Córdoba se encuentra en la cárcel conocida como ‘La Tramacúa’ pagando una condena de 41 años de prisión por el delito de homicidio agravado, por un doble crimen que cometió en un restaurante de Cartagena, en hechos registrados en septiembre de 2011.

Su sentencia fue proferida por el Juzgado Sexto Penal del Circuito de esa misma ciudad, por acabar con la vida de Yenis Mercedes Cabarcas, de 56 años, y la de su hijo, Jorge Hernando Sierra Cabarcas, de 24, luego de haberse ganado su confianza para que les diera trabajo en el establecimiento.

Lee también: Judicializan a presunto asesino del ‘Samario’

LA VÍCTIMA

Robert Deniro Jiménez Jiménez era conocido con el alias de ‘El Samario’ y cumplía en este penal una condena de 45 años por un ataque con bomba molotov registrado el 28 de abril del 2013 en el barrio Villa Esperanza, ubicado en el municipio de Malambo, Atlántico.

Las víctimas fueron dos hermanas identificadas como Yorleidis y Suney Prada Benítez, quienes fallecieron días después por la gravedad de las quemaduras que sufrieron ambas.

Por Marllelys Salinas M./ EL PILÓN
[email protected]

Judicial
24 agosto, 2019

Recluso de ‘La Tramacúa’ no aceptó que mató al compañero

Ernesto Villarreal sería el responsable de matar de una puñalada a Robert Deniro Jiménez, alias ‘El Samario’.


Ernesto Antonio Villareal Córdoba asistio a la vista pública. 

FOTO: SERGIO MCGREEN
Ernesto Antonio Villareal Córdoba asistio a la vista pública. FOTO: SERGIO MCGREEN

Ante el Juzgado Primero Penal Municipal con Funciones de Control de Garantías, el recluso Ernesto Antonio Villarreal Córdoba, señalado de asesinar a su compañero Robert Deniro Jiménez en medio de una riña en la Penitencia de Alta y Mediana Seguridad de Valledupar, se declaró inocente del crimen en la continuación de las audiencias preliminares.

Villarreal Córdoba no aceptó los cargos endilgados por la Fiscalía 14 seccional, por el de delito de homicidio agravado. La vista pública fue desarrollada ayer en la mañana, en el Palacio de Justicia.

Esto pese a que su captura fue considerada en flagrancia, de acuerdo a un informe realizado por las autoridades del centro penitenciario en el que indican que en el pabellón número dos se presentó una alteración al orden interno donde salió herido Robert Deniro, con una puñalada en el cuello, cometida al parecer por Villareal en actos de intolerancia.

Lee también: Mataron a recluso de la Tramacúa en aparente riña

En ese momento Jiménez, según la investigación, fue llevado por un uniformado y cuatro internos más al área de sanidad y posteriormente trasladado al Hospital Rosario Pumarejo de López junto con Villarreal, quien también fue agredido con palos, piedras y botellas por los otros reclusos, quienes lo señalaron de cometer el hecho.

“Inmediatamente también sacan del lugar para evitar que se suscite más alteración de orden interno en el penal, al ciudadano Ernesto Antonio Villarreal y este hace entrega al dragoneante del Inpec de un arma corto punzante, la cual llevaba en su mano derecha, de fabricación artesanal, con la que al parecer agredió al interno Jiménez”, manifestó la representante del ente acusador.

Por eso, una vez Villarreal es atendido en el centro asistencial por un golpe en la cabeza le dieron a conocer sus derechos como persona capturada en flagrancia, porque su compañero falleció.

EL PROCESADO

Ernesto Antonio Villarreal Córdoba se encuentra en la cárcel conocida como ‘La Tramacúa’ pagando una condena de 41 años de prisión por el delito de homicidio agravado, por un doble crimen que cometió en un restaurante de Cartagena, en hechos registrados en septiembre de 2011.

Su sentencia fue proferida por el Juzgado Sexto Penal del Circuito de esa misma ciudad, por acabar con la vida de Yenis Mercedes Cabarcas, de 56 años, y la de su hijo, Jorge Hernando Sierra Cabarcas, de 24, luego de haberse ganado su confianza para que les diera trabajo en el establecimiento.

Lee también: Judicializan a presunto asesino del ‘Samario’

LA VÍCTIMA

Robert Deniro Jiménez Jiménez era conocido con el alias de ‘El Samario’ y cumplía en este penal una condena de 45 años por un ataque con bomba molotov registrado el 28 de abril del 2013 en el barrio Villa Esperanza, ubicado en el municipio de Malambo, Atlántico.

Las víctimas fueron dos hermanas identificadas como Yorleidis y Suney Prada Benítez, quienes fallecieron días después por la gravedad de las quemaduras que sufrieron ambas.

Por Marllelys Salinas M./ EL PILÓN
[email protected]