Publicidad
General - 23 enero, 2023

Radian no cumplió el contrato: dejó de recaudar más de $45 mil millones

Según la Superservicios, Radian no cumplió las proyecciones de recaudo establecidas en el contrato firmado en el 2017 con Emdupar, así lo demuestran las cifras.

Emdupar atraviesa una larga crisis incentivada por las malas administraciones y el no pago del recibo.
Emdupar atraviesa una larga crisis incentivada por las malas administraciones y el no pago del recibo.

En el 2017, la Empresa de Servicios Públicos de Valledupar, Emdupar, celebró un contrato de colaboración empresarial con Radian para que ayudara a mejorar su ‘pobre’ recaudo.
Cinco años después, a través de un informe, la Superintendencia de Servicios Públicos concluyó que Radian incumplió las cifras de recaudo.
De 2018 a 2021, la empresa prometió recaudar alrededor de $216 mil millones, sin embargo, el recaudo real fue $161 mil millones, una diferencia de $45.950 millones de pesos, lo que ha conllevado a que la empresa no tenga suficiente liquidez para pagar los compromisos adquiridos, según la Superservicios.
Además, de cada 100 pesos recaudados, el 35% es para Radian. Es decir, de lo recaudado en los últimos 3 años, alrededor de $56.637 millones fueron para Radian.
La Superservicios agrega que, revisando los informes de supervisión realizados al contratista Radian, “se observa Incumplimiento en la mayoría de los ejes que fueron establecidos”.


NO SE RECUPERA LA CARTERA

A corte de abril de 2022, la cartera de Emdupar alcanzaba los $85.903 millones, con un claro incremento durante la vigencia 2020 cuando el Gobierno nacional prohibió los cobros coactivos, es decir, la empresa no podía suspender el servicio a las personas que no pagaban.
El incremento fue sustancial: en diciembre de 2019 la cartera era de $70.418 millones y a diciembre de 2021 alcanzó los $84.027 millones. Lo anterior, concluye la Superservicios, debido a los efectos causados por la pandemia, por falta de cortes, suspensiones y reconexiones a suscriptores que se encontraban suspendidos. La mayoría de esas funciones son responsabilidad de Radian.

Si en 3 o 5 años no se revierte la situación, Valledupar sufriría un pésimo servicio.   
 

¿AGUA POR HORAS?

Según los informes financieros, el menor recaudo se realiza en el estrato 1, donde del 100% facturado, solo ingresa el 59% (a cifras del 2021). En el estrato 2 el recaudo alcanza el 80% y en el 3 el 87%.
Esa falta de recursos ha llevado a que Emdupar no invierta en la mejora del servicio, y la falta de inversión ha resultado en un déficit de agua mayor a 200 l/s (litros por segundo).
“Sin una gestión de oferta y demanda enfocada en atacar las pérdidas de agua en el sistema, este déficit podría ir en aumento, poniendo en riesgo la prestación del servicio de acueducto y el impacto sobre los 100.985 suscriptores que se tienen y las proyecciones de aumento de la población y la población flotante que llega a la ciudad”, concluyó la Superservicios.
EL PILÓN habló con exgerentes, quienes señalaron que la planta de captación de agua y su sistema se crearon para una ciudad que no superaba los 200 mil habitantes.
Por las malas administraciones nunca se modernizó ni amplió como debía ser; al contrario, la ciudad siguió creciendo y la población ya supera el medio millón de habitantes.
“Si analizamos bien, el chorro ya no tiene la misma fuerza; en algunos barrios las personas ya tienen que usar motobomba. Si no se revierte la situación en 3 o 5 años el agua llegará por horas”, señaló un exgerente de la empresa.


¿Y LA CALIDAD DEL AGUA?

La Superservicios también se mostró preocupada porque Emdupar no cuenta con equipos para los análisis fisicoquímicos y microbiológicos del laboratorio con certificados de calibración actualizados, lo cual, “no permite tener resultados confiables en las características del agua que se analiza y se suministra por red de distribución a los suscriptores”.
Para completar, Emdupar no ha adelantado gestiones ante el Ministerio de Salud y Protección Social para obtener la autorización de su laboratorio para la realización de los análisis físicos, químicos y microbiológicos del agua para consumo humano.
Según la ‘Super’, la última autorización fue en la vigencia 2015. “Para las vigencias 2019 y 2022, no fue incluido en las respectivas resoluciones de autorización pese a contar con los equipos para realizarlo”.
Por eso, el suministro de agua por red de distribución para 4 meses del año 2021 de acuerdo con los resultados de vigilancia (Autoridad Sanitaria), “fue no apta para el consumo humano, obteniendo niveles de riesgo IRCA mayores a 5%”.

Por Redacción EL PILÓN