1 octubre, 2019

Pueblo Bello se quedó sin gas y fue redireccionado para Valledupar

El proyecto financiado con 3.200 millones de pesos para 1.941 viviendas se trasladó a los corregimientos y veredas del norte de Valledupar: Atánquez, La Mina, Los Háticos I y II, El Mojao, Ramalito y El Pontón.

Ante la negativa de la población indígena arhuaca, el municipio de Pueblo Bello se quedó sin gas natural, proyecto que fue dirigido a los corregimientos del norte de Valledupar. Así lo dio a conocer a los medios de comunicación el gobernador del Cesar, Francisco Ovalle Angarita.

“Teníamos el recurso aprobado en el Órgano Colegiado de Administración y Decisión, Ocad, y la prestabilidad por parte de la empresa Gases del Caribe, pero desafortunadamente no se pudo avanzar en la consulta previa con los indígenas arhuacos a través del Ministerio del Interior, requisito previo para esta obra, por lo que no se pudo avanzar en la gasificación en esta población”, manifestó el mandatario, precisando que los recursos los iba a aportar en su totalidad la Gobernación del Cesar, aforados en 3.200 millones de pesos para 1.941 viviendas.

Al preguntarle si se podía hacer algo por cambiar este panorama, Ovalle Angarita expresó: “Ya los tiempos no nos dieron. Hemos tratado de dejar ‘la puerta abierta’ para mirar posibilidades en un futuro, pero ante cualquier situación tenemos que tener aprobadas las consultas previas para asegurar el recurso y poder ejecutar la obra con la empresa de gas mencionada, que ha tenido toda la disponibilidad”.

Lee también: Pueblo Bello podría quedar sin gas natural por indecisión de indígenas

¿A DÓNDE SE FUERON ESTOS RUBROS?

Estos dineros, de acuerdo al primer gobernante del Cesar, fueron trasladados para avanzar en la gasificación de comunidades indígenas kankuamas en seis corregimientos del norte de Valledupar, como lo son: Atánquez, La Mina, Háticos I y II, El Mojao, Ramalito y El Pontón.

“En estas poblaciones en 15 días se avanzó en la consulta previa y hoy estamos haciendo una inversión para 2.100 beneficiarios de estas comunidades que están enclavadas en la sierra Nevada de Santa Marta. El proyecto se inició, fue aprobado en el Ocad y la empresa Gases del Caribe está ejecutando para brindar en diciembre la solución y prender por fin las llamas de las estufas”, argumentó.

Subrayó: “No encontramos argumentos valederos de la comunidad indígena de Pueblo Bello, teniendo en cuenta que esto iba a impactar en el medio ambiente porque la mayoría de personas están cocinando en la actualidad con pipetas de gas o con leña; e incidiría en un impacto económico para que las personas no siguieran consumiendo las pipetas, que tienen un costo mensual entre 70 a 80 mil pesos, y hoy un servicio de factura de gas está entre 12 a 15 mil pesos”.

Lee también: “El gas de Pueblo Bello: atrapado en un año electoral”

“DESCONOCEN NUESTRA REALIDAD CULTURAL”

Al respecto, el líder indígena de Pueblo Bello, Saúl Mindiola, expresó: “(…)Los procedimientos no se dieron de la manera indicada ni oportuna, encaminada en el crecimiento poblacional y a la vanguardia donde va nuestra gente. Un gobierno departamental que no reconozca los gobiernos locales, desconociendo su realidad cultural es muy complicado poder hacer proyectos de desarrollo. La falta de planeación y articulación conllevo a esta situación; el proyecto como tal no se conoce en su totalidad y no responde a las necesidades básicas. Para mí concepto no hubo rechazo del proyecto; no fue viable porque no reúne los elementos jurídicos”.

DETALLES DEL PROYECTO

El subgerente de Gases del Caribe, seccional Cesar, Jorge Baute Fernández de Castro, precisó que el proyecto en su totalidad cubre:

-17 localidades de 6 municipios del Cesar.

-Son 3.699 familias beneficiadas de estrato 1.

-Las obras se planearon para dar inicio a ejecutar entre los meses de septiembre de 2019 a abril de 2020 y están planeadas para finalizar entre los meses de noviembre de 2019 y julio de 2020.

-Para este proyecto, la Gobernación del Cesar a través del Sistema General de Regalías aportó recursos por el orden de $4524.533.839 millones de pesos, que facilitan el acceso al servicio.

-La inversión de Gases del Caribe asciende a $5200.000.000 aproximadamente en redes de distribución.

-Para el usuario significa un ahorro de aproximadamente el 50 % en el valor que hoy pagan por el uso de otros combustibles. Aproximadamente de $34.000

-Los usuarios de municipios con estratos 1, 2 y 3 quedarán cancelando una cuota mensual por valor de $12.000 aproximadamente más el consumo, de $13.000 en promedio). Sin subsidio, para los estratos 4, la cuota sería de $42.000 aproximadamente más el consumo ($13.000 en promedio).

POR: ANNELISE BARRIGA RAMÍREZ / EL PILÓN
annelise.barriga@elpilon.com.co